viernes, 9 de junio de 2006

Reseña: Battlestar Galactica #0

Escritor: Greg Pak.
Dibujos: Nygel Rayner.
Color: David Curial.

Letrista: Simon Bowland.
Portadas: Fotografía de Number Six (Tricia Helfer), y Steve McNiven.

Editorial: Dynamite Entertainment.
Fecha de Publicación: 31 de Mayo de 2005.



Dynamite Entertainment puso a la venta la semana pasada por sólo 25 centavos, el número introductorio de la nueva serie de Battlestar Galactica. El escritor es Greg Pak, a quien conociera con la sorprendentemente buena (porque no me lo esperaba para nada, y me la leí más que todo por los dibujos de Greg Land), Phoenix: Endsong.

Battlestar Galactica es hoy por hoy mi serie favorita y mucha gente parece no estar muy enterada de la existencia de ésta serie. Yo no vi la serie original de Galactica, sé que fue creada por Glenn A. Larson y que Dirk Benedict ("Face" de "the A-Team"/ o como lo conocimos en español "Faz" de "los Magníficos") interpretaba a Starbuck (como al cadena de Cafés).
¿A qué se debe la brillantez de la serie?

Es difícil explicarlo con palabras sin parecer un fan descerebrado que babea frente al televisor y como esa imagen me resulta perturbadora aplicada a mi mismo intentaré describirlo en un par de párrafos.

Battlestar Galactica es una serie de Ciencia Ficción que amalgama brillantemente diversos géneros y un trama compleja e inteligente... donde el común de las obras interpretarían a los Cylons (las máquinas dotadas de Inteligencia Artificial, que en la premisa de la serie han prácticamente exterminado a los humanos de las 12 colonias de Kobol), como máquinas destructoras, ésta serie se da el tiempo de reinterpretar el clásico conflicto del creador y su obra, donde las máquinas se rebelan al adquirir conciencia de sí mismas, en Galactica las máquinas no sólo se rebelan porque no quieren ser esclavas... la frase "tomar conciencia de sí mismas", adquiere un significado no solo práctico, sino que genera un conflicto existencialista... las máquinas quieren conocer a Dios, quieren ser hijos de Dios... tal como lo son los humanos.

La trama se desarrolla como una alegoría al éxodo judaico liderado por Moisés, donde distintos personajes adquieren concientemente y en medio de una era futurista, pacífica y racional, significación simbólica... ¿qué pasa cuando tú eres Moises?, qué pasa cuando ¿tú eres Bill Adama, o la presidenta Laura Roslin?

"Es hora de que empecemos a hacer bebés"

Probablemente una de la mejores frases de la serie dentro de su contexto, el exterminio casi total de las 12 colonias de Kobol (billones de seres humanos), a manos de los Cylons sus creaciones... ya no es hora de pelear, es hora de escapar y buscar un mejor futuro en la Tierra Prometida, la colonia #13, La Tierra.

Battlestar Galactica tiene muy buenas actuaciones, excelentes efectos especiales, guiones inteligentes y cargados de acción y drama, notable desarrollo de personajes y sorpresas con cada nueva entrega....

uff!!... espero haberles vendido al serie, jaja.


Éste número sirve como presentación a la nueva serie, para lo seguidores de las aventuras de Adama y Cía, la trama se ubica entre el término de la historia de Kobol, tras el regreso de Starbuck con la Flecha de Apolo y la visita a la Tumba de Atena, y la aparición de la Battlestar Pegasus.

Tuve algunos problemas con la interpretación que hace Pak de los personajes, mi opinión es que los cuadros de pensamiento que le da a Bill Adama le otorgan una humanidad y sensibilidad al personaje que no le son propias... Bill Adama es un personaje contenido, lógico, reflexivo, no es común que exprese sentimientos o que converse mucho las cosas, expresa lo que siente a través de acciones y eso se pierde un poco en éste cómic, sin embargo la trama se ve interesante... luego de un salto Galactica se encuentra en medio de un cementerio espacial, un viejo campo de batalla de una guerra entre las colonias, donde miles de muertos dan fe de la bestialidad de la raza humana... de entre las naves aparece una cuyos tripulantes están bajo ataque Cylon y que están en fuego... son los retornados, todos ellos con vínculos con los habitantes de Galactica, todos ellos fallecidos de acuerdo a los registros oficiales de la tripulación.

La página final entrega un sorpresa mayúscula que espero ver cómo se las arreglará Pak para coordinarla con los eventos actuales de la serie.

El dibujo de Nygel Rayner es competente en cuanto a la narrativa, pero es en mi opinión bastante evidente su escaso manejo con la imaginería visual Sci-fi, y su escaso registro histriónico para los personajes, los rostros se ven similares entre si y guardan poca semejanza con los actores de la serie, lo que a veces es bueno, pero en éste caos no lo es tanto.

En fin, ésta serie es un buen aperitivo para los fanáticos de Battlestar Galactica, un buen postre para disfrutar luego de cada episodio de ésta excelente serie.

Evaluación:
7 de 10 CVs

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com