miércoles, 19 de julio de 2006

Reseña: Conan and the Songs of the Dead #1

Escritor: Joe R. Lansdale.
Arte: Timothy Truman.
Colorista: Dave Stewart.

Letrista: Richard Starkings & Comicraft's y Jimmy Betancourt.
Editores: Scott Allie, Matt Dryer y Dave Marshall.

Editorial: Dark Horse Comics.

Fecha de Publicación: 12 de Julio de 2006

Debuta una nueva miniserie dedicada al personaje de Robert E. Howard. Aunque no soy fan del personaje estoy en mi propia fase de investigación comiquera así que decidí al igual que la mayoría de los comics que he estado comentando ultimamente, darle una oportunidad.

Esta historia comienza accidentalmente, como suelen suceder las historias. Conan, en el medio del desierto, procurándose alimento cazando Perros Salvajes, tropieza con un lugar de ejecución donde enterrado hasta el cuello está Alvazar, un viejo conocido de Conan.

Tras luchar contra los captores de su amigo, se apodera de su botín en recompensa, y luego de que Alvazar le cuenta la histroia de cómo cayu en semejante predicamente al ser contratado para obtener el "Demon's Root", tropiezan con un sitio mágico decorado con cadáveres momificados (muy acogedor, por cierto), donde una mujer-fantasma semidesnuda se le ofrece a Conan.

Es bastante gratificante leer historias donde un castillo decorado por cadáveres momificados colgantes que cobran vida luego de que un guerrero tenga sexo con una fantasma-guardían semidesnuda, porque admitámoslo, cuántas veces nos topamos con historias como ésta... es un gran descanso para la multitud de vigilantes, superhéroes, y series policiaco-forenses que pueden leerse/verse hoy por hoy... es más... podría uno sentarse y leer tres comics de superhéroes, uno de Conan, ver la Ley y el Orden, Crossing Jordan y CSI, y luego descansar con Battlestar Galactica, sólo por romper un poco la monotonía.

Conan and the Songs of the Dead es un comic de lectura rápida, mucha acción, brutalidad y Sexo para mayores de 14 años, así que tampoco es tan impactante, salvo por las cabezas voladoras, exactamente lo que debería ser. El dibujo de Tim Truman ya lo conocerán de la serie Hawkworld, o al menos de Grimjack... ¿cómo que no lo han oido ni en pelea de Perros?, bueno, es un caballero que lleva casi 3 décadas en el negocio de los comics y mantiene un estilo interesante y muy efectivo a la hora de narrar la historia, aunque a veces su sentido de la proporción deje algo que desear.

Si no son fans de la Fantasía Heroica, pero les agrada medianamente el género (si veían con interés películas como las de Gobernator, o quieren una versión no edulcorada de Hércules o Xena), ésta miniserie puede ser justo lo que andaban buscando, acción, brutalidad, buenos dibujos y los diálogos justos y necesarios... bien vale la pena darle una hojeada.

Evaluación:

7 de 10 CVs

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com