jueves, 6 de diciembre de 2007

13 - PdVP - Estos días oscuros


Por John J. Mejía

Si el editor de ComicVerso tuviera mi número telefónico, ya me habría timbrado para (en medio de improperios), reclamar por la demora en los artículos prometidos. El compromiso pactado hace varios meses (el último fruto de una "ardua" negociación) era tener un artículo disponible para el primer viernes de cada mes. Por un giro del destino, la fecha se desplazó al último viernes de mes, pero ni así pude cumplir con mi cuota. La pregunta obligada en este caso sería "¿Por qué?". Puedo citar en mi defensa muchas y muy validas excusas: Recarga laboral, enfermedad (no teman, ¡viviré!) u otras ocupaciones. De todas ellas, la única realmente valida para mi, como lo es para cualquier fanático de cualquier cosa, es sólo una. Piénsenlo bien. Por qué un fanático de los cómics deja de escribir sobre cómics? "Porque madura" dirán algunos. Puede ser, pero no se hagan muchas ilusiones.

La razón es que se pierde el interés.

Y es aquí donde el animado y fiel lector de esta columna pierde la compostura, se desgarra sus vestiduras y exclama a todo pulmón: "¡Cómo es posible! ¡Esto es el Armagedón!" y no lo es tanto, pero casi.

Como muchos otros apasionados por el arte de los cómics, mis principales fuentes de vicio provienen de los personajes clásicos de la infancia como son Superman, Batman, Mujer Maravilla y el Hombre Araña. Estos íconos de DC y Marvel Comics han sido mis favoritos por mucho tiempo y cuando busco noticias sobre cómics, presto mucho interés a cualquier cosa relacionada con ellos. Perdón, permítanme corregir: "prestaba" interés. La culpa de que ya no me sienta tan atraído por estos personajes recae directamente en las directivas editoriales de los mismos. A ver si puedo exponer mis desavenencias con claridad:
Aviso: potenciales revelaciones sobre hechos ocurridos y por ocurrir (tal vez) siguen a continuación, así que lean bajo su propio riesgo.
  • Hace más de un año, DC comenzó su infame campaña para llevar a sus principales personajes (Superman, Batman y la Mujer Maravilla entre ellos) por un camino tortuoso de dudas, desconfianza, inseguridad y caos. Todo el Universo DC se tornó oscuro: Batman desconfiaba hasta de su sombra; Superman dudaba incluso que 2 + 2 diera 4; y la Mujer Maravilla se convirtió en una asesina a sangre fría. En ese momento, DC anunció su evento de celebración de los 20 años de la Crisis en Tierras Infinitas y fue así como nació Crisis Infinita) (Más sobre estas "Crisis" en 03 - Reflexiones sobre 20 años de Crisis en DC).

  • Los representantes de DC (con su editor Dan Didio a la cabeza) anunciaron que luego de esta Crisis, el Universo DC retornaría al brillante Universo superheroico que una vez fue. Todos pensamos que se referían a que nuestros amados héroes brillarían de nuevo como los reconocidos representantes del bien que por derecho de nacimiento eran. Error. Se referían a que traerían de vuelta cuanto concepto del pasado quisieran, entre ellos muchos eventos y personajes de la llamada Era de Plata (y muchos de ellos borrados de la continuidad por las Crisis anteriores, como la original Legión de Superhéroes del siglo XXXI) e incluso, revivir el sobrevalorado "Multiverso", que desapareciera luego de la Crisis en Tierras Infinitas. ¿Qué resultó de esto? Un caos editorial, donde ni escritores ni los fans, saben realmente cuál es el pasado de sus personajes o el alcance de sus poderes o qué es "oficial" y qué no. Puede ahora Superman mover planetas como en la Era de Plata? Tuvo Batman un hijo con Thalia?

  • Si todos recuerdan lo que ocurrió antes y durante la Crisis en Tierras Infinitas y son sus mismos protagonistas, como puede ahora existir Kara Zor-El (Superchica) si ella murió en la mencionada Crisis? En lugar de dar respuestas, DC se limita a dar evasivas e improvisar, buscando distraer con historias donde masacran cuanto personaje les place y donde ni siquiera los clásicos y amados Nuevos Dioses de Jack Kirby se salvan. Uno pensaría que con la experiencia pasada sabrían mejor como hacer estos radicales cambios, pero que va. Los que participaron ya no están o no quieren estar. Y los nuevos (como ocurre en todo trabajo) sólo quieren imponer su criterio e ignorar las enseñanzas de sus predecesores porque “todo lo hacen mal”. Para finalizar, anuncian que todo quedará resuelto el próximo año (tal como dijeron hace un par de años) con la última y definitiva Crisis Final. ¿Realmente esperan que alguien les crea?

  • Batman ha sido quizás el personaje más ultrajado en la historia reciente de DC. Pasó de ser un amigable superhéroe, a un oscuro vigilante en los 90s, a un paranoico hijo de la chingada en la pre-Crisis Infinita y hoy no se sabe si lo sigue siendo o no. En algunos números se muestra amigable y en otros como en All Star Batman y Robin de Frank Miller y Jim Lee, se lo muestra como un grandisímo (...). Y para rematar, hay rumores de que piensan darlo de baja y convertirlo en el mártir de la próxima Crisis. Ya hay versiones encontradas al respecto, pero nada parece seguro para el encapotado vigilante de Ciudad Gótica.

  • Y qué del Hombre Araña? Nuestro amado trepamuros ha tenido una de las continuidades más respetadas y mejor cuidadas del medio. Tenía algunos baches, como era de esperarse para un personaje de estos, pero nada para perder el sueño. Y entonces, los autores de sus aventuras comenzaron a torcer el camino, todo en aras de llamar la atención de nuevos lectores (en la forma equivocada a mi modo de ver). En lugar de producir aventuras emocionantes, llamativas, decidieron que sólo el pasado podía corregir sus problemas del presente. Primero, revivieron a Norman Osborn, el Duende Verde original. Cierto es que este personaje es un gran villano, pero su muerte fue muy significativa para el Universo Marvel (junto con la de Gwen Stacy, suele ser referida como el momento en que Marvel perdió su inocencia) y su presencia hoy en el mundo del Hombre Araña no pasa de ser la de un villano más del montón. Fue sobreusado y ahora ha perdido parte de su encanto.

  • Por la misma época, deshicieron de forma deshonrosa una de las mejores muertes de un personaje de reparto, la muerte de Tía May. Y todo para qué? Para ponerla ahora de nuevo en su lecho de muerte y hacer que Peter Parker (el alter-ego del Hombre Araña) vaya por cada rincón del Universo Marvel vendiendo su alma al mejor postor con tal de salvarla. ¿Cuál es el fin de este giro argumental? No es un secreto para nadie que Joe Quesada, editor en Jefe de Marvel, hace mucho quiere devolver a Peter su status-quo de héroe solitario y por solitario se entiende "soltero". Así que el diablo finalmente salvará a la Tía May a cambio de disolver para siempre su matrimonio con Mary Jane Watson. Incluso la borrará de su pasado. Si estos "rumores" se confirman, no es de extrañar que comiencen a publicarse historias no nuevas, sino recuentos de cómo ocurrieron los hechos del pasado "oficialmente" ahora que Mary Jane no está en su vida.
Como mencioné en un artículo pasado (12 - PdVP - Dragonball y el misterio de la Continuidad) las editoriales están atascadas con la continuidad de sus personajes. Ya no quieren hacerlos "crecer" más. Yo soy uno de los que pensaba que lo mejor era apagar y empezar de nuevo de ceros. Pero… Hace poco, Marvel Comics puso en la Web 2500 títulos de historias clásicas (muchas con más de 30 años encima). Reconocí entonces que sin la continuidad de las historias de estos personajes extendidas hasta el presente, muchos nuevos lectores no sentirían la curiosidad de revisar esos clásicos. Si no hubiese continuidad, algunos podríamos ir a esa biblioteca virtual más que todo por nostalgía, pero no por la curiosidad de saber como fue que un personaje conoció a otro, cuándo se casó o cuándo murió (por primera vez en muchos casos). ¿Qué interés habría en revisitar las ediciones originales de las Secret Wars de Marvel para conocer el verdadero origen de Venom si aceptamos como "oficial" un origen alterno como el de la serie animada de los 90s o el de la película (Spider-Man 3)?. Al pensar en esto, acepté la importancia de mantener la continuidad. Pero una en la que se pueda confiar. De que me sirve leer la muerte de Superman y el Reino de los Supermanes si ahora DC me dice que esa historia no es "oficialmente" la versión de cómo ocurrieron los hechos y que espere por una nueva versión. Para qué quiero buscar el clásico donde Mary Jane conoce a Meter Parker y pronuncia su celebre “¡Acéptalo Tigre, te sacaste la lotería!” si ahora resultara que ella no existió en su pasado. ¿Para qué? No pensé que esto de la continuidad me diera tan duro como fan. No imagino como fue en el 86 cuando resetearon la historia de Superman para los fans de aquel entonces (yo era un fan pero para cuando supe que habían hecho eso, ya estábamos en los 90s y fue más fácil aceptarlo. Y antes de escuchar reclamos, recuerden que entonces no había Internet y las noticias de los cómics se movían más lentamente que ahora).

Señores editores, denle un pasado a sus personajes y por encima de todo, respétenlo. Si lo cambian en el transcurso de los años, respétenlo y no quieran luego encajonarse en cómo devolver el original. Avancen. Y señores fans, no seamos tan exigentes con estos personajes de ficción que existen más que nada para efectos capitalistas. Es un hecho que ni siquiera los mismos fans gustamos de las mismas historias. Estoy seguro (porque he leído testimonios en Internet) que muchos disfrutan de estas historias amalgamadas y de conceptos como el regreso del multiverso, así como del próximo "reset" de la historia del Hombre Araña, tanto como otros la detestan o los que (como en mi caso) preferirían que fueran parte de una "historia imaginaria", las olvidaran y continuaran adelante. Supongo que no puedes complacer a todos, verdad?

Por estas y algunas otras razones, no comparto la dirección que DC y Marvel Comics están tomando. Pero aún tengo esperanza. Esperaré a que pase la tormenta y se calmen las aguas. Tengo fe que en 5 años o menos podré estar riéndome de estos días de confusión y caos. Mientras, seguiré el desarrollo de los acontecimientos desde la barrera, confiando en que mis favoritos no sufrirán demasiado y que, al final, saldrán de nuevo victoriosos en alguna forma. Entonces volveré a seguir sus aventuras con renovado interés.

Ahí lo tienen. Ese es mi punto de vista personal al respecto.

¿Cuál es el tuyo?

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com