miércoles, 11 de junio de 2008

La verdadera Crisis de DC Comics



El pasado Lunes 3 de Junio Esteban publicó su artículo sobre Final Crisis (aprovechamos de pasar el dato nuevamente), y poco más de una semana después la nueva Macrosaga de DC Comics comienza a hacer ruido por razones ajenas a su intención original.

Newsarama publicó una entrevista en la que Grant Morrison da a conocer algunas fallas de coordinación que existieron y existen entre Countdown y Final Crisis y nuestro columnista aprovecha de echar sal en la herida, como es su costumbre.

¿Cuál es exactamente el problema?, ¿Por qué Dan Didio tiene la culpa?, ¿En qué se basa Esteban para elaborar sus teorías de conspiración?, pues no sabemos bien si realmente les importa, pero para eso está la Libertad de Expresión... pa' expresarse. Lee una nueva entrega de "En el Confesionario", siguiendo el link que te dejamos a continuación.




Estamos moviendo el contenido de los minisitios al Blog principal. Si quieres ver los comentarios ya realizados al artículo puedes seguir el enlace del párrafo superior o puedes hacer tus comentarios directamente en esta entrada.



por Esteban Pedreros

Tenía varios temas pensados para esta entrega, pero ninguno logró hacer que me sentara a escribir hasta que me avisaron de una entrevista que concedió Grant Morrison para Newsarama, revelando algunos pormenores de la elaboración de Final Crisis.

Si leen la entrevista verán que asoman dos tópicos de discusión: uno relativo al cómic propiamente tal que los invito a discutir en la revisión comentada del #1 de Final Crisis que publiqué el Lunes pasado; y un segundo tópico dedicado a las políticas Editoriales de DC Comics, que es el que abordaremos en esta columna.
Si no saben inglés no se preocupen que los párrafos que comente los iré traduciendo para facilitar la discusión.

El entrevista comieza discutiendo algunos puntos argumentales de Final Crisis, pero se pone sabrosa al llegar al siguiente párrafo (del que sólo publico la traducción):
NRAMA: En una cuantas páginas del número #1, nos mostraste que estás construyendo la historia sobre los cimientos dejados por todo lo que ocurrió anteriormente, desde Identity Crisis (Crisis de Identidad) hasta Countdown. En relación al material más reciente, como Countdown, ¿estuviste involucrado en su planificación, le dijiste a los editores dónde necesitabas que estuviesen las cosas para el inicio de tu historia, o modificaste Final Crisis para retomar la historia donde quedó la trama?

GM: Bueno, el modo en que ocurrió fue que empecé a escribir Final Crisis #1 a principios de 2006, alrededor de la misma época en que empezó a aparecer la serie 52, así que Final Crisis fue más una continuación de algunos hilos argumentales dejados por Seven Soldiers y 52 que cualquier otra cosa. Final Crisis fue parcialmente escrita y planeada en rudimentarios guiones que iban de número a número antes de que Countdown fuese siquiera concebido, mucho menos escrito. Y J.G. Jones ya estaba trabajando en diseños y bosquejos iniciales para la época en que Countdown comenzó. No hubo realmente mucha oportunidad, o deseo, de modificar nuestro trabajo en esa etapa.

Aunque al equipo de escritores de 52 se le pidió que contribuyera en Countdown, todos estábamos agotados por las exigencias del calendario semanal y creo que todos queríamos concentrarnos en nuestras series mensuales por un tiempo, así que cuando originalmente se discutió Countdown, lo que pasó fue que dije "Aquí está el número 1 de Final Crisis y un bosquejo argumental de los seis números que siguen. Mientras dejen las cosas tal y como empiezan en Final Crisis, no tendremos problemas". Obviamente, habría preferido que no se tocara siquiera a los Nuevos Dioses, mucho menos que se los usara tan intensamente antes de que tuviera la oportunidad de traerlos de vuelta, pero no estoy a cargo de DC y no tomo decisiones sobre como y donde son utilizados los personajes.
No sé si comparten mi horror, pero habiendo leído varias de las entrevistas que se publicaron previo al lanzamiento de Countdown, no puedo sino maravillarme ante la completa falta de coordinación editorial.

Casi puedo imaginarme a Dan Didio leyendo el guión de Final Crisis #1 y sin comprender la idea de la historia, reflexionar: "Ummm, aquí aparecen los Nuevos Dioses, pero no hemos hecho nada con ellos.... deberíamos publicar algo con estos personajes para aprovechar lo que va a hacer Grant -en mi imaginación Didio habla de todo el mundo como si fueran amigos- NANCY!!! -en mi imaginación Didio se parece a J. Jonas Jameson- comunícame con Mike y Eddie, por favor ".

Así que Mike y Eddie (Mike Carlin y Eddie Berganza) le dicen que Jim Starlin es un tipo que puede encargarse de hacer una buena miniserie de los New Gods, porque es bueno escribiendo personajes cósmicos: "Mira, aquí tienes Cosmic Odyssey. La escribió para nosotros cuando queríamos traer un poco de la magia de Warlock al DCU". Y es así como dos tuertos guiaron al ciego por el camino de espinas.

A ver, tratando de dejar de lado el sarcasmo, resulta preocupante ver que por un lado se le da a Morrison carta blanca para preparar una Macrosaga, pero por la otra los preparativos de la misma no se coordinan con él. El hecho de publicar una miniserie de 8 partes que narre "la Muerte de los Nuevos Dioses", cuando la intención de uno de tus escritores estrella es que ellos mueran en el transcurso de una Macrosaga que está preparando para dentro de dos años más, es un problema GRAVE, gravísimo de planificación.

Conjeturando... cuando se lanzó 52 fue un salto de Fe de parte de DC, respaldado con el compromiso de tener al frente de la serie a los mejores escritores de la compañía. El excelente resultado económico de 52, dio como resultado lógico el anhelo de DC de repetir el proyecto con otra serie semanal más, que esta vez recayó en las manos de Paul Dini quien sirvió en un puesto similar al de un Productor Ejecutivo o Showrunner Televisivo, el tipo que se encarga de coordinar el trabajo del resto de los escritores de un determinado proyecto, proveyendo además directrices generales del rumbo que tomará la historia. Countdown fue un desastre, tanto así que no la pude leer porque me pareció un desperdicio de tiempo que nadie me iba a devolver, como hacer una cola de un Banco. Ahora, el que nadie en DC se haya preocupado de saber a ciencia cierta para dónde iba la micro en el proyecto de Morrison, es una explicación muy apropiada para entender por qué Countdown resultó una serie irregular y mediocre.

Si Dini entiende que está escribiendo una serie semanal que es la cuenta regresiva para un determinado evento, pero no sabe bien en qué consiste el evento, pues es realmente difícil que logre dirigir las piezas hacia algún lado. Puesto en semejante posición no puedo sino sentir simpatía por Dini, pues creo que la lógica dictaría darse vueltas por las ramas y permanecer lo más alejado posible de la trama central, a riesgo de contradecir la historia que estoy intentando presentar.

Un ejemplo claro de ello lo da éste párrafo relativo a la conflicto que aflora entre la muerte de Orion en Death of the New Gods #8 y la que vimos en las primeras páginas de Final Crisis:
(...) La aparición de Orion en el puerto y las respuesta de los Guardianes en Final Crisis #1 fueron escritas y dibujadas primero. Luego Jim Starlin creó la escena de la muerte de Orion en Death of the New Gods que llevan a la aparición del Dios de la Guerra en Final Crisis #1, así que hacemos referencia a la escena de Jim en el #3 de Final Crisis. Cuando escribí esa escena , las heridas fatales de Orion eran el resultado del misterioso rayo de energía con el que Jim lo hirió en Death of the New Gods #6. Para el momento en que apareció Countdown #1 [n.tr: el último número de la serie] , estaba trabajando en Final Crisis #4 y #5 y J.G Jones dibujaba el #3, así que ya nos habíamos adentrado en nuestra historia y no nos era posible cambiarla para hacerla coincidir con Countdown.

(...)Si solo yo hubiese estado involucrado, Orion habría sido el primer Nuevo Dios muerto que vemos en un comic DC, iniciando la cadena de eventos que vemos en Final Crisis
Concluyendo lo siguiente:
(...)Para reiterar, ojalá por última vez, cuando comenzamos nuestro trabajo en Final Crisis, J.G y yo no teníamos idea de lo que ocurriría en Countdown o en Death of the New Gods porque ninguna de esas series existía en ese momento. A los escritores de Countdown se les pidió más tarde que "sembraran" material de Final Crisis y en algunos casos, probablemente debido a la presión llenar las páginas de una serie semanal, esa siembra se convirtió en tramas completas que se desviaron en direcciones que nunca imaginé, anticipé o planeé para Final Crisis.
Algo que me llama la atención de esta entrevista es que Morrison haya sido tan claro en sus críticas a DC (o Dan Didio). Tendría que ponerme a citar muchas fuentes para afirmar lo que sigue con certeza y tal vez no valga la pena hacerlo en una columna, pero tengo la siguiente idea:

Grant Morrison y J.G. JonesCuando Morrison dejó Marvel para regresar a DC parecía quejarse un poco del manejo Editorial en Marvel a la vez que extrañaba los personajes DC que parecen ser más de su agrado (cosa que no me consta), creo que en esa época la persona en Marvel que ocasionó varios conflictos era Bill Jemas. Desde que Morrison regresó a DC se portó como un buen jugador de equipo, un Andrea Pirlo digamos. No sólo se preocupó de sus proyectos personales, también trabajó en pos de las marcas de la compañía, desarrollando conceptos para nuevos personajes o reinvenciones de personajes antiguos (Great Ten, The All-New Atom), hasta colaboró en 52. Desde entonces ésta es la primera vez que leo una crítica abierta a la conducción de la Editorial, no está redactada como crítica, es más bien una explicación con tonos de queja, pero creo que no da lugar a muchas interpretaciones más benévolas que la mía.

Morrison preparó un evento para el aniversario del personaje más importante de DC Comics y la Editorial echó a perder el ambiente previo al lanzamiento saturando el mercado con una saga que fue un éxito de ventas moderado, un fracaso de crítica y que en definitiva no aporta nada al evento sobre el que están puestas todas las fichas que aspiran a desmoronar la hegemonía comercial de Marvel del último año... lean este último párrafo, por favor:
Como yo lo veo los lectores pueden elegir pasar el resto del año obsesionados con las peculiaridades de una serie que terminó, o pueden dar un suspiro de alivio, calmarse y disfrutar de un nuevo y brillante status quo del universo DC que estamos estableciendo en las páginas de Final Crisis y sus revistas satélite. Estoy seguro que ambos senderos de iluminación encontrarán adherentes con distintos temperamentos.
O sea, pensó en mi a la hora de decir esas palabras... no te preocupes Grant, ni me leí Countdown.

Si eso no es quitarle el piso al proyecto reciente más importante de la Editorial y que en la actualidad está empezando a vender sus recopilatorios, el equivalente comiquero a los Set de DVD de final de temporada de su serie favorita de TV, entonces no sé qué es. Dudo que las palabras de Morrison logren impactar las ventas de Countdown y sus miniseries derivadas, principalmente porque buena parte de esas compras las hacen compradores compulsivos y Tiendas de comics, pero seguramente si tu eres uno de los que pensaba conseguir los TPB de Countdown para entender bien Final Crisis, ahora lo pensarás dos veces viendo que en realidad son dos cosas distintas, sin mucha relación y que Countdown más que favorecer el desarrollo de la historia de Final Crisis, la entorpece.

En fin, hoy DC parece ser su propio peor enemigo. Bueno si eso no fue un buen planteamiento para crear polémica, qué tal este: ¿Por qué un autor con el prestigio de Paul Dini se presta a escribir Countdown?

Countdown hoy parece haber sido más un cacho (problema) que cualquier otra cosa y para mi es difícil ver exactamente cómo pudieron convencer a Paul Dini de hacer la revista, tal vez hubo promesas no cumplidas, tal vez pensó en el desafío de coordinar una serie semanal, no lo sé. Si sé que lo tiraron al río y mientras iba cayendo le amarraron la manos y le dijeron "¡nada!".

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a cverso@comicverso.com