jueves, 19 de junio de 2008

Reseña: The Flash #241

The Flash #241Título: Fast Money, Part Four: Mob Flash.

Guión:
Tom Peyer.
Artista: Freddie E. Williams II.
Colorista: Tania & Richard Horie
Rotulista: Travis Lanham.
Editores: Eddie Berganza & Rachel Gluckstern (asistente).

Portada: Freddie E. Williams II con Tania & Richard Horie.

Publicado el Miércoles 18 de Junio por DC Comics.

Cuarta parte del primer, último y único arco argumental de Tom Peyer y tras bambalinas se puede apreciar un cambio de director con la salida de Joan Hilty y la llegada del experimentado Eddie Berganza.

Fast Money (Dinero Rápido) ha resultado ser un viaje en una Montaña Rusa con Tom Peyer cambiando de dirección constantemente y sorprendiendo por el dominio que tiene a la hora de contar la historia, el conocimiento de los personajes y el hecho de probar que Flash puede ser una revista entretenida e interesante a pesar de los numerosos tropiezos que experimentaron guionistas anteriores

La Trama: Flash a merced del Gorila Grodd. Luego de que el voraz primate fuese atraido en medio de la acción por el poder de Spin, la nueva adición a la Galería de Villanos de Flash, la confrontación entre Flash y uno de sus más cláicos enemigos lo deja inmovilizado y al borde de la muerte.

En Tanto el secuestro de los hijos de Wally por parte de los lacayos de Dark Side sale mal para los villanos luego de que sorpresivamente se activara un nuevo poder en Iris, la hija de Wally.

El Guión: La historia es sumamente entretenida, pero aquí pareciera activarse el freno de emergencia.

Hasta éste punto Peyer había sorprendido por el número de elementos que había logrado incorporar en la historia, pero aquí parece haber recibido alguna instrucción en particular respecto a lo que debe acontecer con determinados personajes y... digamos que no estoy muy contento. Pero "pastelero a tus pasteles", si bien uno puede o no estar de acuerdo con lo que ocurre, no se puede negar que Peyer, robándose un capítulo del manual de Marc Guggenheim, lo hace bien.

Dibujo: Aprecio un cambio en el dibujo de Williams. Si bien el estilo en general es el mismo, me parece que hay un fuerte cambio en la utilización de tintas que aquí aumentan. No es particularmente de mi agrado y creo que desfavorece el resultado final, pero dentro de todo Williams sigue tan competente como siempre a la hora de narrar la historia y diseñar imágenes impactantes... creo que tiene una gran habilidad para utilizar la totalidad de la página, sin hacer que uno se distraiga por ello.

En cuanto al diseño de la revista, el cuadro de presentación de lso personajes ocupa toda una página y eso es algo que hay que mejorar porque distrae, ocupa mucho espacio y además es demasiado colorido. Tal vez podrían ocupar la contratapa para hacer el cuadro en cuestión y evitar desperdiciar una página completa.

En suma: Esta historia es bastante entretenida, pero parece diluirse en medio de las exigencias editoriales por calzar con sucesos ajenos a la revista en cuestión. Como seguidor de la serie, esto es lo más entretenido que he leído desde... ufff, desde Blitz (Flash #197 - #200, 2003), pero no exageremos, dejémoslo en la última historia de Geoff Johns que es Rogue War (Flash #220 - #225, 2005). Así que siento algo de molestia por el hecho de que no se le permita a Peyer intentar afirmarse en la serie... tenía madera.

7.5 de 10 CVs

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a cverso@comicverso.com