viernes, 18 de julio de 2008

The Dark Knight - Reseña


Finalmente llegó el estreno de The Dark Knight, tras una de las campañas publicitarias más extensas (y majaderas), de las que me haya tocado ser testigo y honestamente creo que cumplió todas mis expectativas y un poco más.

Algunos de los problemas que tuve con Batman Begins, a pesar de ser una película que disfruté mucho, es que el origen del personaje no coincidia mucho con la visión que yo tengo de Batman (lo que lógicamente no es problema de la película porque no está hecha para mi), extrañaba más rasgos de autodeterminación en Bruce Wayne en oposición al trabajo de mentor que hacía el personaje de Liam Neeson. Por otro lado estaba la frustración de tener escenas de pelea en las que simplemente me era imposible distinguir absolutamente nada, entre el trabajo de fotografía y el de cámara (y que me perdonen los expertos si acabo de meter la pata), se dificultaba mucho apreciar el desarrollo de las escenas de combate.

Gotham City está en el lugar opuesto de donde la dejó la película anterior. La Cruzada idealista emprendida por Bruce Wayne (Christian Bale) poco a poco ha ido dando resultados y el trabajo conjunto de Batman con Unidad de Crímenes Mayores dirigida por Jim Gordon (Gary Oldman) tiene virtualmente acorralados a los Capos de la Mafia de Gotham, aunque siguen sin lograr dar el tiro de gracia al Crimen Organizado de la ciudad...

Cuando la situación parece haber llegado a un punto muerto, el nuevo fiscal de distrito, Harvey Dent (Aaron Eckhart), emerge como la figura heróica que la ciudad necesita, el tipo con la integridad y la valentía para enjuiciar a todas las familias de la mafia de Gotham y poner fin a la larga guerra iniciada por Batman y Gordon. Dent se transforma en el integrante que faltaba para formar el triunvirato que logre finalmente limpiar la corrupta Gotham City, el mensaje es fuerte y claro cuando logra levantar cargos contra más de 500 integrantes de las familias mafiosas más poderosas de la ciudad.

El hampa se encuentra en una situación desesperada, con el agua hasta el cuello y en su desesperación recurren al Joker (Heath Ledger), quien les propone quedarse con la mitad del dinero de la Mafia a cambio de hacerse cargo de matar a Batman.

Punto de quiebre.

Aquí el Joker literalmente se toma la película y su presencia va adquiriendo proporciones dantescas a medida que avanza el desarrollo de la historia. El Joker es una fuerza de la naturaleza, un individuo sin reglas, miedos ni inhibiciones y derechamente creo que es el villano más potente que haya visto alguna vez y no solo en las películas de Batman. No se trata aquí de que Heath Ledger actúe mejor que Christian Bale y "le robe la película", sino que la concepción que existe del personaje en el guión es el de la anarquía pura, el caos por el placer del caos y en una mente sin método ni fines todo es concebible, es decir, se trata de un personaje fascinante.

El Joker surge como la antítesis de Batman, casi como si el Universo se resistiera al orden que la figura de Batman representa y escupiera un hijo bastardo desde sus entrañas con el fin único de destruir el trabajo de su contrapartida. Al Joker no le interesa el dinero, ni la fama, ni nada, quiere simplemente ver "el mundo arder" porque es probablemente lo más divertido que su mente puede concebir y si Batman se lo dificulta, pues mejor aún, qué caso tendría de no ser así.

El Joker da miedo y punto. Olvídense de César Romero y Jack Nicholson, éste personaje poco se parece al que ellos interpretaron. Tampoco se trata de comparar las actuaciones de cada actor entre sí, la diferencia radica en el concepto que existe aquí del personaje.
Si de cómics se trata, creo que la historia no se inspira fuertemente en algún comic en particular, pero si toma elementos de varias revistas como "The Killing Joke", en la relación del Joker y Batman, un poco del Annual #2 de Legends of The Dark Knight, "The Long Halloween", etc. Hay ciertos elementos de varias historias que forman un todo diferente, pero completamente coherente con una visión general (aunque oscura), del personaje y lógicamente con la que ya conocimos en la película anterior.

El nivel actoral de esta película es sobresaliente, no hay un sólo actor malo en toda la película y los que desentonan un poco casi no se notan. Si quieren ser exigentes diría que Néstor Carbonell (el Alcalde Anthony García) y especialmente Anthony Michael Hall (el periodista Mike Engel, que a propósito me recordó a Jack Ryder, The Creeper), tienen trabajos por debajo de la media de la película. En el caso de Hall, diría que es posible que parte de su participación se haya visto recortada por necesidades de edición y en el poco tiempo que tiene en pantalla es difícil que logre sacarle partido a su personaje más allá de una referencia a cierto tipo de periodismo "inquisitivo".

Una mejora sustancial es la desaparición de Katie Holmes, reemplazada con la muchísimo más talentosa (y bella) Maggie Gyllenhaal. Dado el rol que cumple en esta entrega uno hubiese querido que la elegieran como parte del elenco desde el principio, ciertamente hubiera servido para empatizar con ella más fuertemente. El personaje de Maggie Gyllenhaal a pesar de ser una Fiscal de Distrito y una mujer de carácter, cae mucho en el rol de la "damisela en peligro", lo que finalmente juega en contra de la profundidad del personaje, pero como dije, el papel está en manos de una actriz muy competente que sabe sacarle provecho, especialmente a su interacción con el Joker (una escena realmente excelente).

Aaron Eckhart me convenció en su rol que es en definitiva la clave de la película. El tipo es simpático cuando tiene que serlo, arrogante, confiado y a la vez honesto, dedicado y noble... su personaje pasa por una mayor cantidad de cambios emocionales y sicológicos que cualquier otro personaje a lo largo de la película y es convincente en cada uno de ellos. Si no han visto la película aún, no tardarán en darse cuenta del rol central que juega en la trama, no solo como desencadenador de acontecimientos sino que también en la segunda lectura que tiene la lucha entre Batman y el Joker.

Los fans de Jim Gordon estarán complacidos de saber que el personaje interpretado por Gary Oldman gana muchísimo protagonismo en la historia y se ve claramente la figura recta y noble del personaje, que en alguna medida se vió reducida a "alivio cómico" en la primera entrega.

En cuanto a los chiches tecnológicos. Hay tres grandes innovaciones en esta película, dos que ya se conocían (el nuevo traje y el Batpod) y una tercera que puede que se preste a discusión... no la revelaré aún, pero conforme haya pasado algún tiempo del estreno de la película tal vez sea interesante que la discutamos... sólo diré que me recordó una historia bastante polémica de Batman, no publicada en su título central, que apareció hace dos o tres años.
Como película, tratando de dejar al fan de Batman de lado, creo que "The Dark Knight" se erige como uno de los mejores estrenos del año. No creo que sea una película que haya que medir con los Oscar que gane, porque los Oscar rara vez pasean por el terreno de este tipo de películas (fantasía, ciencia ficción, adaptaciones de cómics, etc), la única película que he visto éste año que me dejó más contento que "The Dark Knight" fue "No country for old men" y eso es bastante decir ("No Country..." creo que es la mejor película que vi en los últimos 4 o 5 años).

Para hacer algo de justicia y no creer que es todo lindo y está todo bien, la película sí merece algunas críticas:

  • La extensión no me molestó, pero soy un espectador paciente y sé que hay mucha gente que simplemente no tiene la misma paciencia. Eso puede jugar en contra de quienes, por ejemplo, tienen una educación más cabritera en su apreciación del cine y esperando una película de entretenimiento puro, se encuentren con una película que es bastante más ambiciosa que el estreno "blockbuster" promedio.
  • Para ser un sicótico esquizofrénico el Joker es brillante como estratega y el alcance de sus recursos raya en lo inverosímil (no hablo sólo de dinero). En muchas ocasiones les parecerá que lo que pasa es "demasiado", pero si suprimen al crítico interior y se dejan llevar por la película disfrutarán mucho las vueltas de tuerca de la película... y por difrutar quiero decir "sufrir" (no olviden que dije que "El Joker da miedo y punto").
  • Mientras la película se mantiene en el terreno de plantear interrogantes, filosóficas, sociológicas, sicológicas, emocionales, etc. resulta inquietante en todos los niveles posibles. Sin embargo los guionistas en algún momento tienen que aterrizar las metas y encauzar la marejada de interrogantes hacia resultados más éticamente aceptables, comportamientos y tomas de decisiones "correctas", etc. Cuando la película recuerda que el protagonista es Batman cae en lugares comunes que uno hubiese querido que fuese posible evitar... tal vez si hubiese habido alguna forma de lograrlo, sin destruir la figura de Batman como héroe abnegado, estaríamos hablando de una película EXTRAORDINARIA, pero al parecer no fue posible (por lo menos a mi no se me ocurre de qué otro modo pudo terminar la historia).

En suma, si les gustó Batman Begins les encantará The Dark Knight. El desarrollo de personajes es más profundo e interesante, los ripios técnicos de los que hablaba al principio parecen completamente superados (las secuencias de acción son espectaculares) y la figura del Joker es infinitamente más cautivante que la de Ra's al Ghul (en sus encarnaciones fílmicas).

Heath Ledger está simplemente notable, no me voy a sumar a la discusión de si merece o no un Oscar, creo que es irrelevante. Se trata de esas actuaciones de las que uno habla por años luego del estreno de la película y que se convierten en referentes del cine, los manerismos, la voz, la presencia en pantalla... es una actuación iluminada gracias, principalmente, a que es también un personaje casi único, icónico, que por lo menos se acerca a la altura de Travis Bickle y Alex DeLarge.

Seguramente veré esta película otra vez. Si viven en Chile les recomiendo que intenten comprar sus tickets con el sistema de venta anticipada de Cine Hoyts (no me pagan por si acaso). Me ahorré bastante dinero del precio de la entrada (inadvertidamente), por hacerme del ticket el día Martes para ayer Jueves en la mañana. Me costó sólo $1.500 pesos (alrededor de 3 dólares).


9 de 10 CVs

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a cverso@comicverso.com