sábado, 5 de julio de 2008

El Increible Hulk

por Humberto J. Sterling

Marvel nuevamente nos entrega una excelente película, en la que no sólo hay derroche visual (eye candy) sino que hay trama y aceptable actuación.
Es inevitable no ir al cine con reservas, después del desastre que (para mi) significó "Hulk". Pero no creía posible que Marvel se tropezara dos veces con la misma piedra...

Tuve razón.

La primera nota agradable: el cambio de actores. Por la razón que fuera, agradezco que el (primerísimo actor) Edward Norton (Fight Club, The Italian Job, The 25th Hour) haya hecho el papel del noble Bruce Banner, y William Hurt (The Accidental Tourist, The Kiss of the Spider Woman, Dark City, Lost in Space, A.I., The Village) el del implacable General Ross (debo decir que no fue hasta avanzada la película que me di cuenta que era él; simplemente, a pesar de su parecido, no podía ser Paul Newman). Liv Tyler es un alivio, no sólo por su belleza, sino porque para su papel (Dra. Betty Ross, hija del general y el objeto del afecto de Banner) no se requiere dramatismo sino empatía, y la verdad no se requiere desperdiciar un talento como el de Jennifer Connelly (tal como ocurrió en la primera película).

Tim Roth es perfecto como el villano de la película, un soldado obsesionado con su deber al punto de arriesgar su vida por detener a su némesis, el "Señor Verde".

Las escenas en las favelas de Brasil y otras en las que Banner aparece como un miserable andrajoso nos adentra al dolor del personaje. Banner no es una bestia, es un ser humano con una enfermedad de la que quiere liberarse, mientras que Ross lo busca por todo el planeta para encontrar la fórmula del soldado perfecto.

Y es que "Increíble" no es una película acerca de HULK, sino de Bruce Banner. Para mí eso es precisamente lo que le da todo el sentido a la película. Pero no crean que por eso nos quedaremos sin ver al gigante verde: Hulk (o mejor dicho, la CGI de Hulk) es sumamente expresiva, y su tiempo de aparición deja satisfecho.

También hay pelea y de la buena... (al estilo de Superman - Doomsday, por decir algo.) Además de, por supuesto, los refrescantes cameos de Stan Lee (como siempre) y (¡sorpresa!) Lou Ferrigno (el Hulk de la serie de TV de los 1980s), que por cierto todavía goza de excelente condición física.

Y por si esto fuera poco, la película nos entrega dos epílogos: uno que nos deja enteramente satisfechos, y otro que no sólo deja boquiabierto, sino que nos hace decir: "¡¡¡¡síííííííííííííííííííííííí!!!!" (Yo en lo personal no pude evitar reír de la satisfacción.)

A mi modo de ver, "Increíble" es todo lo que debió ser "Hulk" y no fue, y mucho más. Es más, con 15 minutos más de película que resumiera el origen de Hulk podríamos olvidarnos que alguna vez existió la primera película. Aunque el inicio de "Increíble" hace un muy buen intento de ponernos al día al respecto.

¿Habrá otra película de Hulk?

Más les vale...

10 de 10 CVs

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a cverso@comicverso.com