martes, 15 de julio de 2008

Reseña: Guardians of the Galaxy #3

Guardians of the Galaxy #3Título: Beyond Belief

Guión: Dan Abnett & Andy Lanning
Arte: Paul Pelletier
Tintas: Rick Magyar
Color: Nathan Fairbairn
Rotulista: Joe Caramagna
Editor: Bill Rosemann & Laurel Sankovitch (asistente)
Portada: Clint Langley

Publicado el Jueves 10 de Julio por Marvel Comics.

Marvel Comics tiene una gran tradición de personajes "cósmicos", muchos de ellos derivados del trabajo de Jack Kirby y muchos otros creados bajo esa misma base por diversos autores a lo largo de los años, y aún cuando se trata de una serie de personajes que han tenido toda clase de altibajos permanecen como una parte importante del Universo Marvel. En los últimos dos o tres años la compañía decidió sacar de la oscuridad a muchos de estos personajes y orquestó un par de eventos diseñados para dar prominencia a algunas de sus propiedades otrora populares. Me refiero, claro, a Annihilation y Annihilation Conquest. La primera de esas dos sagas sirvió para restablecer como parte de la continuidad actual a muchos personajes y sirvió como punto de partida para la nueva serie de Nova (más sobre eso en otra reseña), en tanto que la segunda, además de las repercusiones para algunos de esos personajes, fue el pretexto ideal para reutilizar un título que hace un par de décadas gozara de gran popularidad: Guardians of the Galaxy.

Los Guardians of the Galaxy originales eran algo así como una versión cósmica de los Avengers y vivían en el siglo XXX (quizás XXIX ó XXXI, no recuerdo en estos momentos), pero los nuevos no tienen que ver con ellos. Aunque eso parece estar a punto de cambiar. A raíz de las dos crisis cósmicas antes mencionadas, Nova y Peter Quill (Star-Lord) consideran la importancia de formar un equipo de respuesta rápida que pueda atender a posibles crisis antes de que estas se desaten fuera de proporción. Dado que Nova tiene demasiados problemas por su cuenta se abstiene de unirse al equipo, pero ayuda a Quill a reclutar aliados. Finalmente el equipo queda conformado por Quill, Drax The Destroyer, Gamora, Adam Warlock, Rocket Raccoon, Quasar (Phylla Vell) y Mantis.

El equipo tiene su centro de operaciones en Knowhere, una misteriosa instalación en el borde del Universo donde confluyen diferentes energías y caminos intergalácticos, lo que permite que pueda ser utilizado para teletransportar a nuestros héroes a cualquier parte en cuestión de segundos. Knowhere opera bajo el vigilante olfato de Cosmo, un perro cruza de Golden Retriever y Labrador a quien se dio por muerto luego de una fallida misión espacial de la desaparecida Unión Soviética y quien adquirió la habilidad de hablar junto con algunos otros poderes telepáticos. ¿Mencione que Knowhere está albergado dentro de la cabeza cercenada de un Celestial?

Mientras el equipo enfrenta una peligrosa misión en una plataforma construída alrededor de un sol, en Knowhere Mantis está tratando de averiguar algo acerca del pasado de Vance Astro, quien bajo la identidad del Major Victory servía como líder de la antigua versión de los Guardianes y a quien descubrieron congelado en un asteroide en el número anterior, con todo y su arma, el escudo del Captain America. Mantis es atacada por Starhawk, otro de los Guardianes originales y quien la sorprende aún a pesar de sus habilidades precognitivas, sembrando dudas acerca de la certeza que ella siempre ha sentido en relación al futuro. Vance reconoce a Starhawk, pero no sabe por qué o de dónde, en tanto que Starhawk no hace ningún intento por comunicarse y ambos se enfrascan en combate.

Lo Bueno: Abnett y Lanning me siguen sorprendiendo por su habilidad para sacarle el mayor provecho posible a personajes considerados menores o de segunda categoría, y luego de ayudar a orquestar uno de los mejores crossovers/macrosagas de los últimos años (y hacerlo prácticamente en secreto mientras todo mundo concentraba su atención en otras guerras y crisis) parecen estar divirtiéndose con uno de los rincones menos explorados del Universo Marvel, entreteniendo al mismo tiempo a todos los lectores que decidieron darle una oportunidad a esta serie. El arte de Paul Pelletier es claro y limpio, y ayuda a dar un aspecto clásico a estos personajes, sin que ello signifique que no sea capaz de dibujar espectaculares escenas de combate o increíbles paisajes espaciales. Definitivamente Pelletier ha crecido mucho como artista desde que se ocupara de las historias cortas del Pantheon que aparecían como respaldo en The Incredible Hulk hace varios años.

Lo Malo: Que esta serie siga operando bajo el radar de la mayoría de lectores de comics. Ojalá sus ventas sean las suficientes para asegurarle a esta serie una vida lo suficientemente larga para que este equipo creativo complete las historias que tienen planeadas o que de algún modo vaya ganando el reconocimiento que se merece.

El Veredicto:
Guardians of the Galaxy #3 es un paso más rumbo a la consolidación de una de las series más entretenidas que hay actualmente en el mercado, y no solo de Marvel Comics, pues no es fácil hallar este nivel de calidad narrativa con tan alto valor de entretenimiento en prácticamente ninguna editorial. Si les preocupa el desconocimiento previo de los personajes cósmicos de Marvel, éste ayuda a disfrutar mejor la historia, pero no es indispensable. Fans de la ciencia ficción, especialmente del sub-género de space opera, o seguidores de las historias cósmicas de Jack Kirby, Jim Starlin y Ron Marz, este título puede ser justo para ustedes.

8 de 10 CVs


Deja tus comentarios o escríbenos directamente a cverso@comicverso.com