domingo, 20 de julio de 2008

EeC: Watchmen es el primer paso...

...rumbo a los comics en linea.



Esta es una discusión de largísima data, que nace a raíz de la piratería de comics de la que disfruta... ehhh, padecemos hoy en día.

Como les reportamos el día Jueves, junto al estreno de The Dark Knight hizo su debut en línea (no sé si en cines), el primer trailer oficial de Watchmen, la adaptación de la novela gráfica de Alan Moore y Dave Gibbons (a futuro daré esa información por conocida). Junto al estreno del trailer vino un anuncio bastante importante, DC Comics y Warner lanzaron una versión del comic descargable a través de iTunes un "motion comic".

Ahora... no me es posible hacerles una descripción de en qué consiste el producto exactamente más que de oídas. Descargué e instalé el programa iTunes y luego ingresé a la tienda para ver el capítulo, sin embargo no está disponible para descargarlo fuera de E.U.A. (no en Chile al menos), imagino que debe haber alguna forma de burlar esas restricciones de I.P. pero la desconozco y desconfío de los sitios que ofrecen ese tipo de servicios (cracks, keygens, mirror I.P., etc). Aparentemente se trata de ver el comic en forma de video con algunas pequeñas animaciones (humo de cigarrillos, movimiento de ojos, etc), acompañados de música y una narración en off para que no se canse uno leyendo.

Cuando apareció la noticia sobre la aparición paralela a Watchmen de The Black Freighter como un lanzamiento directo a DVD, se anunció esto del motion comic, pero como "Webisodes". ¿Cuál es la diferencia...? bueno, "webisode" es simplemente un nombre que se le ocurrió a la gente de marketing de alguna compañía productora para darle a aquellos contenidos que se estrenan directamente en internet. Típicamente se trata de pequeños spin-off (productos derivados), de series de TV que sirven para tener contentos a los fans y promocionar una serie, un ejemplo de esto es lo que ocurrió tras el final de la segunda temporada de Battlestar Galactica, donde se narraba la Resistencia a la ocupación Cylon de New Caprica. De modo que cuando se habló de estrenar "Webisodes" de Watchmen, lo que entendimos fue otra cosa, que se haría material adicional al de la película que explicaría parte de la trama.

Lo que realmente pretende Warner es la comercialización de un nuevo tipo de producto, un "motion comic", para ello publicarán Watchmen completo en ese formato, en cuyo desarrollo intervino Dave Gibbons. El primer capítulo está disponible para su descarga gratuita en iTunes hasta fines de mes, a partir del 1 de Agosto costará $1.99 dólares al igual que los capítulos que se estrenen a futuro. Otro comic que hará su debut en este formato es "Mad Love".

"Mad Love" o "Amor Loco" es una especial publicado en 1994 escrito por Paul Dini e ilustrado por Bruce Timm, en la época en que "The Batman Adventures" estaba en la cima de su popularidad. Ese comic se ganó todos los premios y años más tarde fue adaptado para la serie de TV. La idea es transformarlo en 7 mini episodios de 3 minutos a un costo de US $1.25 c/u o US $1.75 en alta definición. Es decir 8.75 dólares por ver un híbrido de un comic perfectamente disfrutable que a mi me costó creo que 2.500 pesos (alrededor de 5 dólares), hace unos 12 años.

No sé ustedes, pero esto se me antoja bastante parecido a las series animadas que hacía Grantray-Lawrence Animation en los 60s convirtiendo las viñetas de Jack Kirby y otros artistas de Marvel en fotogramas semi-animados. Lógicamente habrá un progreso técnico, pero no sé realmente cuál puede ser el atractivo de este formato. Un comic es una revista, tiene dibujos, uno lee. Una animación son dibujos en secuencia con sonido. Un motion comic no es tan bueno como un comic, no es tan bueno como una animación y es bastante caro. Casi parece una forma de reducir costos de producción vendiéndole el mismo producto dos veces al mismo grupo de personas.

Dudo que los lectores de comics adopten el formato, los que seguimos aquí lo hacemos por un obtuso amor al medio y es difícil que algo que no es una página, que no puede leerse en secuencias, que no tiene un diseño equivalente al del comic, vaya a reemplazar un hábito de años. El que no lee cómics no va a entender por qué le venden una película que no tiene movimiento, al mismo precio que una serie de TV, sin efectos especiales, sin actores, etc. Probablemente me estoy adelantando demasiado en la crítica porque claramente lo que se busca a aquí es buscar nuevas formas de comercializar el producto "cómic", pero no puedo evitar sentir perplejidad ante este invento.

Algo que Rich Johnston (el autor de la columna "Lying in the Gutters"), viene diciendo hace bastante tiempo es que el consumo de cómics ha aumentado exponencialmente, lo que no ha crecido es el público dispuesto a gastar dinero en comprar una copia y leerlos. Lo que ha ocurrido entonces es que la piratería ha puesto a disposición de gente de todas partes del mundo las historias publicadas semanalmente en el mercado norteamericano, pero estos miles de nuevos lectores no saben cómo conseguir una copia en papel, no les alcanza el dinero o simplemente no les interesa hacerlo... para qué gastar dinero si lo puedes leer gratis con un mínimo de molestias, ¿no?. Pues ese es el problema que hay que solucionar, accesibilidad y costos, crear una forma de distribuir cómics que reduzca costos y maximice la distribución.

Si un cómic costara 50 centavos de dólar y pudieras leerlo en tu PC, trabajar imágenes y accesarlo cuando quieras desde cualquier lugar del mundo por al menos... no sé, 10 años. ¿Valdría entonces la pena comprar comics digitales?

No lo sé, tal vez no.... lo que creo que es que las compañías debieran pensar en compensar precios menores con volúmenes de ventas, no en doblar ventas cobrando lo mismo por un comic digital. Para mi un archivo digital no tiene el mismo valor que un ejemplar físico de un comic, no se puede tocar, no da sensación de propiedad sobre una cosa y se puede esfumar en un segundo producto de las siempre comunes fallas de los PCs, los sistemas operativos o el ingreso de virus a los sistemas. El costo de producción es sensiblemente menor, no hay que imprimir toneladas de papel ni distribuirlas a lo largo y ancho del mundo, por lo tanto un costo alto por un comic digital simplemente no se justifica.

Algo que me disgusta de este modelo lanzado por Warner es su accesibilidad.... es limitada, muy limitada. Tengo un PC con internet, tengo iTunes y aún así no puedo descargar el archivo... ¿por qué?, no lo sé, no creo que sea un problema técnico debe haber algún problema legal de por medio (derechos de distribución), pero ahí está el obstáculo y no puedo salvarlo.
¿Pondrá Warner a disposición de otros países estos productos?
¿De qué manera se decide qué productos le interesan a qué países y cuáles no?
Si estoy pagando por el producto... ¿Por qué es tan limitada la cantidad de cosas que puedo hacer con él?

Estas son el tipo de cosas que legitiman en la mente de quienes producen y utilizan la piratería el uso gratuito de la información. La compañías producen y distribuyen a costos altos y en la mentalidad del consumidor el producto que se le ofrece tiene un costo que no está dispuesto a pagar. Restringen el acceso y limitan el uso en un intento desesperado por obtener ganancias por sus inversiones y con eso sólo legitiman en el fuero interno de los usuarios, el robo de sus productos.

Creo que eventualmente le dedicaré otra columna más al tema, seguramente seguirán apareciendo otros productos con el mismo objetivo, intentar subir a los cómics al mundo de la tecnología digital antes que la industria en que trabajan desaparezca por completo. Pero este invento no me convence...

Además de las objeciones que ya les plantee, creo que un comic tiene un lugar ganado como "9º Arte", por una sencilla razón, es un medio de comunicación con características propias. Un comic animado no es un comic, es una animación, un comic con sonido y música no es un comic, se parece más a un diaporama, etc. El comic tiene códigos, tiene un lenguaje visual, el artista debe ser capaz de desarrollar una idea en un espacio acotado, distribuyendo su arte de la manera que mejor explique lo que quiere narrar. Bajo esos parámetros un cómic es perfectamente trasladable a varios formatos digitales, pero una vez que desaparecen las viñetas, los globos de texto y se agregan voces, sonidos y movimientos en oposición a la simple "idea de movimiento", ya no estamos hablando de un comic.

Si la industria de comic estadounidense logra trasladar su trabajo a la era digital a través de éste sistema híbrido de imágenes y sonido habrá logrado simplemente salvar su trabajo, pero en la práctica habrá muerto el cómic.

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a cverso@comicverso.com