jueves, 4 de junio de 2009

18 - PdVP - Un día más y otro después de ese



Por John J. Mejía
En el 2008 vio la luz la serie Bravo nuevo día (Brand new day) que marcó para muchos un "reboot" o vuelta a empezar para el cómic del aracnido favorito de todos: Spider-Man! Sin embargo, este reinicio tuvo una gestación bastante polémica ya que implicó terminar con uno de los matrimonios que, si bien estaba lejos de ser perfecto, si había permanecido estable a lo largo de varios años. Pero demos un repaso a lo que ocurrió entonces y dónde estamos hoy.
Importante! Este artículo contiene SPOILERS sobre los acontecimientos más recientes en los cómics de Spider-Man. Procede y lee con precaución!

En el 2007 Marvel Cómics publicó su mega-evento anual, uno al que llamó Guerra Civil. En esta saga se las vieron héroes contra héroes, unos a favor de trabajar bajo la supervisión del Gobierno y revelar su identidad secreta y otros en contra. Para aquel entonces, Peter Parker (Spider-Man) se encontraba deslumbrado por su nuevo tutor, Tony Stark (Iron Man) y siguiendo sus pasos, le reveló al mundo su identidad secreta en una conferencia de prensa. Las consecuencias no se hicieron esperar. Demandas por montón (incluyendo una de su antiguo jefe y editor del Daily Bugle, Jonah Jameson!) y por supuesto, amenazas. La diferencia era que ahora las amenazas no iban contra un desconocido tras una máscara sino directamente contra Peter Parker y su familia: su esposa Mary Jane y su tía May Parker.

Peter perdió la protección de Tony Stark cuando decidió pasarse al bando de los héroes no registrados y se convirtió en prófugo de la justicia. Para rematar, un matón del Kingpin lo encontró y en un intento por asesinarlo, hirió de muerte a su tía May. En ese momento pensé que finalmente Joe Quesada (editor en Jefe de Marvel) había decidido que la buena tía ya había cumplido su ciclo y que iba a ponerla a buen recaudo, lo que ya hicieron antes (en una conmovedora escena en Amazing Spider-Man #400) y que deshicieron con un flojo argumento meses después, cuando también revivieron al Duende Verde original, Norman Osborn. Haciendo negación me rehusé a aceptar que ciertos rumores publicados en Internet meses antes pudieran ser ciertos, pero el diablo (literalmente) metió sus manos en la vida de Arañito.

El día que lo cambio todo

2007 fue el año en que Michael Straczynski y Joe Quesada unieron fuerzas para crear una de las más polémicas publicaciones en la historia reciente de Spider-Man: Un día más (One more day). En dichas páginas, Peter acude desesperado a sus amigos buscando alguien que lo ayude a salvar a su tía. Todos debemos morir algún día, es algo que acepta Peter, pero se niega a que ella muera por culpa suya. En tal estado de desespero, acude en su auxilio ningún otro que Mefisto, la encarnación del diablo en Marvel Comics (que no, que no es el mismo Quesada, no insistan). A cambio de salvar a su tía, Mefisto pide algo mejor que las atormentadas almas de Peter Parker y de Mary Jane. Lo que desea a cambio es su matrimonio: ninguno recordará que estuvieron casados aunque sentirán en el fondo de sus corazones que perdieron algo muy valioso y ese tormento es el dulce placer que Mefisto desea. Finalmente, es Mary Jane quien acepta.

Y todo se tornó blanco... o negro... o simplemente, diferente. Al final, tenemos a un Peter Parker soltero, viviendo de nuevo en casa de su tía y celebrando con sus amigos, entre los que figura Harry Orborn (fallecido memorablemente en Spectacular Spider-Man #200 víctima del suero que lo convirtió en Duende Verde siguiendo los pasos de su padre) y entre quienes brilla por su ausencia la espectacular Mary Jane Watson. ¿Qué celebran? El inicio de un bravo nuevo día (Brand new day) y con él, una nueva etapa en la historia de Arañito, la que retomaremos en breve.

Mucho se especuló y mucho se escribió en Internet sobre este acontecimiento. Straczynski particularmente quiso lavarse las manos argumentando que la historia fue básicamente un dictado editorial, igual que muchas otras que escribió y por las que fue odiado, como su infame Pecados del pasado donde mancilla la imagen de Gwen Stacy o la mutación a que sometió a Spider-Man para dotarlo, entre otros, de lanzatelas orgánicos (si, como en las películas). Pero así lo niegue, firmó esos cómics como co-autor junto a Quesada y debe aceptar la responsabilidad. Como dijo Ben Parker en los cómics: "Con un gran poder, viene una gran responsabilidad".

El día siguiente

2008 no fue sólo al año en que (a la vista de todos) Spider-Man fue "rebooteado". Bravo nuevo día no marcó sólo el inicio de una nueva etapa en la vida del personaje sino también de la forma como su cómic era publicado. A partir de Amazing Spider-Man #546, el título comenzó a publicarse tres veces al mes, contando una única historia secuencial usualmente a tres partes. Todos los demás títulos mensuales fueron cancelados. ¿Y todo para qué? Pues para contar las historias de este Peter Parker soltero, que de vivir en casa de su tía se independizó y se fue a vivir a un apartamento en compañía de un policía (que formaba parte de un grupo que quiso incriminar a Spider-Man como asesino en serie, cosas que le pasan a cualquiera que se llame Peter Parker), para verlo enfrentarse con nuevos enemigos como el Anti-Venom (no, no estoy bromeando) o la más reciente evolución del linaje de los Duendes: Menace. ¿Qué le preocupa? Su trabajo, no perder la cabeza cuando sale en disfraz y que Norman Osborn (ahora uno de los hombres más poderosos de América) pueda de alguna forma recordar que él y Araña son uno solo... esteee... ¿Perdón?

En el nuevo status quo de Spider-Man, nadie, absolutamente nadie, conoce su identidad secreta. Fue sólo hasta hace poco que uno de sus más cercanos amigos, Johnny Storm, la Antorcha Humana de los Cuatro Fantásticos, lo encaró al respecto. Spider-Man le reveló a los Cuatro Fantásticos que él y "otros" hicieron algo que hizo que todos olvidaran quien era y que si lo intentaban, no pudieran juntar las pistas para descubrirlo. A menos claro, que vean su rosto sin la máscara, cosa que les permite ver y en ese momento, los Cuatro Fantásticos recuerdan todo sobre Peter Parker.

Y eso no es todo. Harry Osborn regresó de entre los muertos no por arte de magia, sino que lo hizo igual que su padre. El suero que lo convirtió en Duende y lo llevó a su "muerte" le permitió revivir. Norman mantuvo su resurrección en secreto y lo recluyó en varios hospitales en Europa hasta que su condición fue normal, libre de la sicosis inducida por el suero Verde ese. Así las cosas, el regreso de Harry y la restauración de la identidad secreta no fueron cosa de Mefisto, como se creyó en su día. Pronto quedo claro que entre los eventos de Un día más y Bravo nuevo día transcurrieron varios meses, durante los cuales sucedieron todas estas cosas que de a poco se han ido revelando.

Queda pendiente saber por qué perdió sus lanzatelas orgánicos (aunque honestamente, me importa muy poco en tanto mantenga los lanzatelas mecánicos y su limitado contenido de telaraña), quienes lo ayudaron para recuperar su identidad secreta y por sobre todo, el qué pasó con Mary Jane. El trato con el diablo era acabar con el matrimonio, no acabar con ella. Así que ¿dónde ha estado MJ todo este tiempo? ¿Lo sabe acaso el nuevo alcalde de New York, Jonah J. Jameson? (¡si, creelo, el bueno JJJ es el alcalde ahora!) ¿Lo sabe acaso el nuevo novio de la tía May que por cosas del destino es el padre de JJJ? ¿Lo sabe acaso la novia embarazada de Harry que es además la genocida conocida como Menace? Nah... ninguno de ellos lo sabe. Tampoco nosotros, pero ya está claro que la pelirroja regresa en Amazing Spider-Man #600 o uno de los números siguientes, junto con el viejo conocido de Otto Octavio a quien de cariño llamamos Octopus.

Algún día del mañana

Para quienes detestaron el concepto de la ruptura del matrimonio de Peter y Mary Jane, en las publicaciones diarias en periódicos (que también dieron por terminado el matrimonio) en dias pasados publicaron una página dominical en la que Peter despierta y se da cuenta que su vida de soltero fue tan solo un sueño y que Mary Jane es su esposa todavía, que está mejor que nunca y que lo saluda coqueta recién salida del baño. ¿Será que los comics siguen esa misma línea? Habrá que ver.

Como sea, las aventuras reciente de Spider-Man le han dado un fresco a la historia que ya venía demasiado saturada de pesadumbre y de viejos enemigos. En últimas, este "reboot" que no lo fue del todo, quizás si ha servido para algo y con el correr de los días y conforme se desvele el misterio de lo que realmente pasó al final de Un día más, quizás muchos fans decidan regresar luego de darle la espalda a este querido personaje (yo mismo lo hice por un tiempo, pero no más de lo que lo tenía abandonado antes de Guerra Civil). De hecho, este es un buen momento para hacerlo, de camino al mencionado #600. Porque sepan que en esta historia, no todo es lo que parece y que después de este, otro día seguirá. Otra historia se contará, pero el trepamuros que amamos (con suerte), permanecerá.

“Nuff said”, como diría el bueno de Stan Lee, que en paz descanse. No, no me malinterpreten. Stan está vivito y coleando, disfrutando de cada centavo ganado en abundancia cada que estos “escándalos” comiqueros se presentan, porque para bien o mal, hacen que las ventas se disparen por unos cuantos números.

Hasta la próxima!

Referencias:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com