jueves, 8 de enero de 2009

Watchmen en Peligro de no estrenarse

En los últimos meses hemos tenido bastante abandonado este blog, pero va siendo hora de dedicarle un poco de atención en este nuevo año. Tal vez la noticia más sonada durante el reciente periodo vacacional, al menos en lo que se refiere al entretenimiento y los comics, haya sido la resolución preeliminar dictada por un juez de distrito en el estado de California concerniente a la demanda interpuesta por 20th Century Fox en contra de Warner Brothers Pictures por infringimiento de copyright, interferencia de contrato y ruptura de contrato, todo ello en relación a los derechos para adaptar y distribuir Watchmen. He aquí un recuento:


Todo comenzó en febrero pasado, cuando Fox presentó una demanda por infringimiento de copyright, ruptura de contrato e interferencia de contrato en contra de Warner y asociados. Según parece, Larry Gordon, el productor de la película, había firmado un contrato bastante inusual con Fox cuando estaba desarrollando para ellos el proyecto de llevar Watchmen al cine con un guión de David Hayter. Ese proyecto se vino abajo, pero cuando Gordon compró la parte de los derechos perteneciente a Fox, el contrato especificaba que el estudio tenía derecho de primera vista sobre cualquier variante del proyecto que Gordon pudiese volver a armar con cualquier otro guionista y/o director. Hasta ahí todo parece ir bien, pero los problemas empiezan cuando surge a la luz que el actual proyecto de la película, la cual está terminada y en proceso de edición para obtener una versión más corta para su estreno comercial, nunca fue ofrecida adecuadamente a Fox.

Los fans han dedicado desde entonces todo su odio y desprecio hacia Fox, acusando al estudio de pretender colgarse de un proyecto legítimo con intenciones de estropearlo del mismo modo que hizo con X-Men 3, Elektra o Spider-Man 3. La principal queja era sobre porque habían esperado para hacer público su problema hasta que Zack Snyder iba muy avanzado con la filmación y Warner había invertido ya la mayoría de los 100 millones del presupuesto de la película. La realidad es que desde que se anunció la producción de la película Fox había intentado llegar a un acuerdo con Warner para resolver el problema fuera de la corte y antes de que hubiese cualquier material filmado. Aparentemente Warner hizo caso omiso de los acercamientos de Fox asumiendo que la razón estaría de su lado, y obviamente se equivocaron.

El caso cayó en manos del juez Gary A. Feess, de la Corte de Distrito del Distrito Central de California, quien desde un principio manifestó su opinión expresando que lo mejor para todos los involucrados sería alcanzar un acuerdo privado fuera del juzgado, pero ambas partes insistían en que sus diferencias eran demasiado profundas como para siquiera contemplar esa posibilidad. Después de revisar a fondo los papeles relacionados con el caso, el juez Feess puso como fecha para el inicio del juicio el 20 de enero de 2009, pero ambas partes lo urgieron a tomar alguna clase de determinación antes de finalizar el presente año. La mañana del viernes el juez Feess hizo pública su conclusión, afirmando que 20th Century Fox "debiera prevalecer en los puntos cruciales" de su demanda contra Warner Bros. por los derechos de la adaptación de la novela gráfica. De acuerdo con el New York Times, Feess dijo que “Fox posee un interés en el copyright consistente, al menos, de los derechos para distribuir la película", y agregó que "Los involucrados podrían desear enfocar sus esfuerzos en negociar una resolución de la disputa en lugar de prepararse para el juicio, o preparando el caso para su revisión".

Lo que esta determinación del juez representa, en pocas palabras, es que Warner Brothers no tiene ningún derecho a distribuir una película basada en la novela gráfica de Watchmen. Para Warner eso son pésimas noticias, y para los fans que esperábamos ansiosamente la llegada de marzo y el estreno de la película también podría haber consecuencias. Empecemos con Warner. Originalmente la película fue financiada en conjunto con Legendary Pictures, y en medio de la negociación con Paramount Pictures Warner quedó como poseedor de una parte de la película y no la integridad de la misma. En caso de buscar un trato de distribución conjunta con Fox su participación en las ganancias de la película sería aún menor, lo que puede significar que busquen ceder a Fox la integridad de los derechos a cambio de una compensación económica. Si eso no fueran suficientes malas noticias, está la cuestión del DVD y todo el dinero que puede perder ahí Warner.

Zack Snyder anunció hace unos meses que había filmado por separado una adaptación de The Black Freighter, el comic dentro del comic que aparece en Watchmen, y que la idea era venderlo directamente en DVD al momento de estrenar Watchmen en cines. En cuanto a la película en si, se sabe que el primer corte tenía una duración cercana a tres horas y que Snyder estaba trabajando en el cuarto de edición para obtener una versión de entre dos horas veinte y dos horas y media, que es lo que el estudio le ha solicitado para el estreno comercial. Especulando podemos asumir que una vez la película viera la luz en formato DVD habría una versión de cine y un director's cut, existiendo siempre la posibilidad de una edición "definitiva" que integrase The Black Freighter dentro de la historia principal. Es decir, muchísimo dinero en el mercado de DVD.

Es difícil pensar que Fox busque bloquear completamente el estreno de la película enlatándola indeterminadamente, pero es una posibilidad real que habría de tenerse en consideración, sobre todo tomando en cuenta la reputación que Tom Rothman, cabeza de Fox, se ha ganado de ser una persona rencorosa y vengativa que más de una vez ha tomado decisiones poco racionales respecto al material distribuido por su compañía. Cabe recordar que Rothman fue responsable de cambios en proyectos anteriores relacionados con adaptaciones de comic, designando o vetando guionistas y directores, alterando guiones, demandando cambios en tono para hacer las películas más accesibles al público en general, y exigiendo recortes adicionales para hacer las películas más cortas sin importar los efectos sobre la historia. Daredevil, Elektra, Fantastic Four 1 y 2, Spider-Man 3 y X-Men: The Last Stand son algunas de las producciones que se han visto afectadas por sus decisiones. ¿Podría acaso demandar una versión de Watchmen de menos de dos horas como condición para estrenarla? No hay que descartar la idea.

Finalmente, la fecha de estreno tiene muchas posibilidades de ser alterada. Warner y Fox tendrían que alcanzar un acuerdo antes de la fecha de inicio del juicio, pues de no ser así el juez ordenará que la película no se estrene hasta que el proceso sea completado, y es muy poco probable que dos semanas sean suficientes para cerrar un trato que deje satisfechas a ambas partes. Por otro lado, Warner podría apelar la decisión del juez, lo que también resultaría en una orden para cancelar el estreno. Si ambos estudios logran arreglarse fuera de la corte es muy probable que el estreno de la película fuese reprogramado para el verano, y si se llega a dar la apelación podría incluso verse postergado hasta por dos años debido a lo lento de los procesos judiciales. Esto último me lleva a pensar que la decisión de Warner de retrasar el estreno de la más reciente entrega de Harry Potter, que debía haberse estrenado este año, obedeció a le necesidad de tener un plan de emergencia en caso de que las cosas salieran mal, tal como parece haber sucedido.

Sea como sea, se trata de un proceso delicado y complicado y debiera haber múltiples noticias y actualizaciones en las próximas semanas. Estaremos al pendiente para tratar de mantener la información al día disponible en español a la brevedad posible.

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a cverso@comicverso.com