miércoles, 17 de marzo de 2010

RC: Asterios Polyp


Por Alberto Calvo

Comic Verso continua con esta nueva etapa y pretendemos mantener la continuidad de nuestras columnas y secciones regulares. Para esta nueva entrega de Recomendaciones de la Comicteca decidimos dejar un poco de lado nuestra labor de arquelogía comiquera y dedicar este espacio a una obra más reciente. Se trata de la primera novela gráfica realizada en solitario por uno de los artistas más respetados del medio, David Mazzucchelli, misma que salió a la venta el otoño pasado y en poco tiempo agotó el tiraje inicial. Recomendaciones de la Comicteca les ofrece:

Asterios Polyp

Historia y Arte: David Mazzucchelli
Editorial: Pantheon Books
Fecha de publicación: Julio de 2009
Formato: Novela Gráfica original, 344 páginas, a color.

La biografía profesional de David Mazzucchelli parece poder resumirse a la perfección con las dos líneas utilizadas en el material promocional de Asterios Polyp: "David Mazzucchelli tiene más de veinticinco años haciendo comics. Ésta es su primera novela gráfica." Seguramente la mayoría de los aficionados al medio ubican a Mazzucchelli por sus colaboraciones con Frank Miller en importantes arcos argumentales realizados para las dos grandes editoriales, primero en Daredevil (Born Again) para Marvel, y después en Batman (Year One) para DC, en ambos casos en historias aún consideradas entre lo mejor de esos personajes.

Curiosamente, esos pocos comics aparecidos en la segunda mitad de los 1980s representan también la mayor parte de su trabajo en el mainstream, habiendo hecho poco trabajo en títulos comerciales desde entonces, limitándose mayormente a realizar portadas. Durante la década de los 1990s colaboró con historias cortas a varias antologías publicadas por editoriales independientes y mantuvo un perfil bajo, recobrando notoriedad en el medio y fuera de él hasta el 2004, cuando colaboró con Paul Karasik en una adaptación de la novela City of Glass, de Paul Auster. Y así llegamos hasta Asterios Polyp, considerada como una de las novelas gráficas más importantes no solo del año pasado, si no también considerada por muchos sitios y revistas especializados como una de las mejores de la década pasada.

El protagonista de la historia es Asterios Polyp, un "arquitecto de papel" -llamado así porque ninguno de sus diseños ha sido construido, nunca trascendiendo su existencia en papel- de origen griego que da clases en una escuela de Ithaca, Nueva York. La historia abre con un incendio provocado por un rayo, el cual destruye el edificio donde vivía Asterios, eliminando todo vestigio de lo que fuera su vida. Desencantado de todo, Asterios abandona la ciudad y llega a un pueblo, aparentemente elegido al azar, donde consigue trabajo en un taller mecánico y hospedaje en casa de su nuevo patrón, decidido a empezar de nuevo.

Al tiempo que Mazzucchelli desarrolla la narrativa hacia adelante, empieza también a intercalar flashbacks al pasado de su protagonista, recorriendo los momentos más importantes de la vida de Asterios, incluyendo su tormentoso matrimonio con Hana. La historia pareciera no tener nada de original o peculiar, pues historias de gente educada y petulante que deja su vida en la ciudad para empezar de nuevo en un entorno más simple y aparentemente aburrido donde aprenden una importante lección de vida hay muchas, tanto en comics como en la literatura no ilustrada, el cine o la televisión.

Sin embargo, lo que eleva a Asterios Polyp sobre todas esas historias es la brillante e impecable ejecución de Mazzucchelli. Para aquellos familiarizados con su trabajo no es ninguna sorpresa lo que puede hacer con unos cuantos engañosamente simples trazos. Pero lo que hace en esta novela gráfica simple y sencillamente lo convierte en uno de los grandes maestros del medio, explotando al máximo las posibilidades narrativas que ofrece la mezcla de texto e imágenes.

Es difícil explicar con palabras lo que Mazzucchelli hace en las páginas de Asterios Polyp, utilizando diferentes representaciones gráficas para reforzar la caracterización de los mismos, haciendo que su imagen refleje su personalidad, utilizando para ello diferentes técnicas de trazo y reforzando el efecto con un inteligente e imaginativo uso del color. El resultado es una obra emocional y humana que lidia con temas trascendentales de la condición humana sin por ello sacrificar su valor narrativo, logrando un perfecto balance entre la literatura y la narrativa gráfica, empleando toda clase simbolismos y revelando una maestría poco común para planear y desarrollar una historia.

Me parece que Asterios Polyp es la clase de obra que todo aquel con algún interés en el medio debiera leer, independientemente del tipo de historias de su preferencia, pues independientemente de que sea una historia inteligente poblada de personajes creíbles y bien desarrollados, y de que está muy bien contada, creo que es una muestra clara del enorme potencial narrativo que ofrece el medio. Altamente recomendada.

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com