miércoles, 3 de marzo de 2010

RC: Avigon


Por Alberto Calvo

Comic Verso está de vuelta y ello implica también el regreso de algunas de sus columnas acostumbradas. Han pasado casi dos años desde la última entrega de estas recomendaciones, así que para ir retomando el paso iniciamos esta nueva era con una breve pero interesante novela gráfica. Recomendaciones de la Comicteca presenta para su consideración:

Avigon

Historia: Ché Gilson
Arte: Jimmie Robinson
Editorial: Image Comics
Fecha de publicación: 2000
Formato original: Novela Gráfica original, formato estandar de 56 páginas, blanco y negro con portada a color.

En un mundo lleno de paisajes exóticamente oscuros y construcciones góticas habita Pulsifer, principal ingeniero en un mundo lleno de intrigas políticas y duelos de egos. La tarea principal de Pulsifer es construir robots llamados "clockworks", presumiblemente por su mecanismo que requiere darles cuerda, para satisfacer las necesidades y caprichos de la clase dominante. Su más reciente creación es Avigon, un clockwork con la apariencia de una hermosa muchacha delgada y alta. Pero Avigon no es un clockwork común.

Aún cuando la tecnología en este mundo es lo suficientemente avanzada como para que la gran mayoría de los clockworks tengan inteligencia artificial y una apariencia tan realista que es difícil distinguirlos de un ser vivo, Avigon es el primer clockwork en demostrar sentimientos y emociones, aún cuando nadie a su alrededor parece capaz de entenderlo o apreciarlo.

Pulsifer es una mujer egocéntrica y megalomaniaca que se considera igual a Dios y no ve porque debiera preocuparse por las necesidades o "sentimientos" de un ser que ella misma creó y puede desarmar o replicar cuando lo desee. Cansada de ser tratada como un objeto sin sentimientos, Avigon decide huir en busca de si misma, intentando hallar su lugar en el mundo.

Mientras intenta averiguar todo lo posible sobre el funcionamiento de los clockworks en una biblioteca pública, Avigon conoce a Lukan, un estudiante universitario, y desarrolla con él una amistad que poco a poco parece irse convirtiendo en algo más. Al menos hasta que una seria diferencia ideológica entre ambos termina con todo y Avigon huye nuevamente.

La historia contiene muchos elementos tratados en diferentes piezas de ficción varias veces a lo largo de los años, pero eso no hace menos valioso el trabajo de Gilson, quien entremezcla atinadamente elementos de ciencia ficción (particularmente de steampunk), fantasía y ficción góticas con un ligero toque de romance, creando un mundo original pero a la vez reminiscente de algunas creaciones de Tim Burton.

El arte de Jimmie Robinson resulta engañosamente simple, pues a pesar de su apariencia limpia y claramente influenciada por el manga y la animación, esconde los suficientes matices de complejidad para dar vida al mundo y los personajes de Avigon.

Hace unos años apareció una edición de Avigon subtitulada Gods and Demons, la cual incluía la historia original y luego expandía sobre la misma. Es relativamente fácil encontrarla en librerías y tiendas de comics, pero para fines de esta columna opté por recomendar la versión original, misma que aún puede hallarse a través de diferentes tiendas online e imagino que también algunas físicas.

Eso es todo por esta entrega pero esperamos tenerlos de regreso en dos semanas para otra recomendación, y ojalá mientras tanto le echen un vistazo al resto de los textos y columnas de Comic Verso en esta nueva era, misma que esperamos resulte de su agrado.

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com