viernes, 30 de abril de 2010

Reseña: Iron Man 2


Tenía bastantes expectativas con esta película y lamentablemente debo decir que salí del cine un tanto defraudado.

La trama: Han pasado 6 meses desde que Tony Stark revelara al mundo que es Iron Man, y si bien aparece ante los medios como el Mesías del capitalismo, muchas cosas en su vida estan tomando un giro negativo.

Ivan Vanko (Mickey Rourke), el hijo de un antiguo colaborador de Howard Stark, el padre de Tony, prepara una venganza contra el hijo del hombre que considera responsable del patético destino final de su padre. El Senado de E.U.A., encabezado por el Senador Stern (Gary Shandling), presionan políticamente a Stark para que entregue el diseño de Iron Man y le devuelva al gobierno la supremacía militar. Justin Hammer (un Sam Rockwell bastante sobreactuado), busca apoderarse del invento de Stark y de un lugar privilegiado como contratista militar del Gobierno. Y finalmente, las dos únicas personas con las que Tony puede contar, Pepper Potts (Gwyneth Paltrow) y Jim Rhodes (Don Cheadle), comienzan a distanciarse de él debido a la conducta cada vez más errática, extravangante y autodestructuva de Stark, que no hace más que ocultar su inminente muerte, producto del envenenamiento que le provoca el uso del invento que lo mantiene vivo, la versión portátil del "Arc Reactor".

Comentarios: Sin ahondar en el desarrollo de los acontecimientos, donde omití la presencia (bastante decorativa), de Scarlett Johansson como Natalia Rushman (o Natasha Romanoff, alias "The Black Widow"), paso a la exposición de las sensaciones que me provocó la película...

- La franquicias de superhéroes suelen dar su mejor producto en  su segunda entrega por una razón bastante sencilla... han dejado a trás el lastre que significa contar la historia del origen del personaje y pueden centrarse en desarrollar una sola trama principal. Lo que tenía de genial la primera entrega de Iron Man, es que hacía de todo el rito de transición de persona normal a super-héroe, un viaje bastante entretenido, sostenido por el carisma de Robert Downey Jr.

Esta segunda parte adolece de algunos defectos en su desarrollo, principalmente por la introducción de los elementos que sostendrán una futura franquicia de Marvel Comics: "The Avengers". Si bien en la primera parte esos elementos eran bastante anecdóticos y no distraían del desarrollo de la historia (no demasiado), acá toman un rol más protagónico y en mi caso, me aburrieron un poco. Samuel L. Jackson actuando de Samuel L. Jackson, aparece más de lo necesario (y lo recomendable) y queda bastante claro que S.H.I.E.L.D. será el eje en torno al cual se estructurará el Universo Marvel fílmico, majaderamente claro.

- Cuando se supo que Terrence Howard había sido desafectado de la franquicia y que su lugar lo tomaría Don Cheadle, no entendí la decisión. En teoría el cambio no era malo, sin embargo la impresión que me dejó Cheadle es que no logra la misma química de camaradería con Downey Jr. que la que consiguió Howard. Puede que sea algo completamente subjetivo, influenciado por el hecho de que en la mayor parte de la película los personajes no se llevan bien, pero creo que a Cheadle lo incomodó bastante el tema de los efectos especiales, algo con lo que Howard no tuvo que lidiar demasiado.

- Al igual que todos, la idea de tener a Scarlett Johansson en la película me parecía excelente, pero creo que era un papel que le habría quedado mejor a Famke Jansen hace 15 años. Johansson se ve bonita y sería todo, la verdad es que el rol no le permite mucho más, de hecho, es parte de esos elementos distractores de los que hablaba unos párrafos más arriba. La presencia de la Viuda Negra en la película se siente algo forzada, su relevancia en el desarrollo de la historia es cuestionable y se compensa principalmente por dos escenas que tiene con Happy Hogan (el personaje de Jon Favreau, el Director de la película), que me arrancaron un par de risotadas.

- Mickey Rourke hace limonada con su personaje. Ivan Vanko parece un ruso sacado de una película de Stallone o Schwarzenegger de los 80s, es un cliché ambulante y da miedo pensar lo que habría ocurrido en manos de alguien que se lo hubiese tomado demasiado en serio. La caracterización de Whiplash, partiendo por su apariencia física, es absolutamente ridícula y hay que dar gracias que Rourke logre convertirlo en una amenaza creíble estando tan cerca de haber sido un mal chiste.

- Tengo sentimientos encontrados con el personaje de John Slattery (Mad Men),  quien interpreta al padre de Tony Stark, Howard Stark. Por un lado me causó gracia verlo como una especie de Walt Disney del armamentismo, por el otro, sus videos me parecieron completamente anacrónicos... dado que Iron Man está ambientado en el presente el personaje tiene unos 35 años, el papá debió grabar sus videos en los 70s, no en los 50s como lo da a entender la antigüedad de las cintas... algo que tampoco calza con la época en la que habría trabajado con Anton Vanko (1963 a 1967).



- La versión liviana de la armadura de Iron Man es espectacular... si de aquí a la Navidad la ponen a la venta, la prefieron antes que cualquier iPad.

- La armadura de War Machine quedó excelente y la secuencia de pelea del final de la película es de antología.

- La pareja protagónica es lo mejor de la película... creo que Marvel se ganó la Lotería poniendo a Paltrow y Downey Jr. juntos, las escenas que tienen juntos son excelentes y para mi gusto, Gwyneth Paltrow nunca se vió tan bien (salvo en "Great Expectations"). Hay mucha química entre los actores y no sólo porque a uno le de la impresión de que se gustan, sino por el excelente timming que tienen en sus diálogos, donde contrasta la seriedad y paciencia de Pepper Potts, con la inmadurez, el narcisismo, la arrogancia y el carisma de Tony Stark.

- Parrafo aparte para la pésima actuación del habitualmente destacable Sam Rockwell, quien no sale airoso como sí lo hace Mickey Rourke y sucumbe a las limitaciones de su personaje, entregando una actuación plana y caricaturesca, que me recordó mucho a Zaphod Beeblebrox.

Iron Man 2 alterna momentos espectaculares con otros algo tediosos, bromas chistosas con otras en las que uno piensa que se anduvo rozando la barrera de la falta de credibilidad (interna, obviamente), actuaciones sólidas con otras planas y algunas bastante deficientes... se roza la genialidad con la caracterización de Tony Stark y luego se lo humaniza de la forma más pedestre posible

Recuerdo que tras el estreno y el sorpresivo megaéxito en que se convirtió Iron Man, Jon Favreau se mostraba algo intranquilo debido a que Marvel no se había pronunciado sobre si él dirigiría o no la segunda película y que habiendo anunciado fecha de estreno, aún no había un guión que filmar (ni Director asignado). Es sorprendente que en 1 año y medio haya conseguido sacar una película con la factura técnica que tiene Iron Man 2, pero no dejo de pensar que un par de revisiones del guión podrían haber corregido las deficiencias de la película y tal vez introducir en forma algo más armónica el resto del Universo Marvel. Me parece que los problemas de Iron Man 2 pasan por el hecho de ser, de facto, la precuela no oficial de "The Avengers" y soporta el lastre de ser parte de la historia del origen de otra franquicia.

Al término de los créditos hay una escena adicional  en la película... no es una gran escena, pero ya están avisados así que júzguenlo ustedes mismos.

Evaluación:


Aprovecho de dejarles un enlace a un video que publicó Newsarama, que incluye algunas escenas de Iron Man 2 que no habían aparecido en línea


Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com