lunes, 14 de junio de 2010

Reseña: BATMAN #700

Título: Time and The Batman.


Guión: Grant Morrison.
Lápices: Tony Daniel, Frank Quitely, Scott Kolins, Andy Kubert y David Finch.
Tintas: Richard Friend (sólo respecto de Finch).
Color: Ian Hannin, Alex Sinclair, Tom Avina, Brad Anderson y Peter Steigerwald.
Rótulos: Jared K. Fletcher.
Editores: Mike Marts y Janelle Siegel.


Fecha de Publicación: 09 de Junio de 2010

Pareciera que pasaron 20 años desde que leí el Batman 400... bueno casi. Aún así todavía no leo un número de aniversario que lo supere.

Hace rato que no leía esta serie... más específicamente, desde que apareció el Batman 658 donde concluye el primer arco argumental del Batman de Morrison, donde comenzaba a cimentarse todo lo que fue Batman R.I.P.

Si bien he disfrutado bastante "Batman and Robin" y lo que va de "The Return of Bruce Wayne", ese arco argumental probó no ser de mi agrado de modo que no seguí leyendo la serie por una mezcla de decepción y estrechez monetaria. Más adelante tomó la serie Tony Daniel, lo que sólo reforzó mi convicción (no sé si será bueno o malo, pero definitivamente no era de mi interés).

Morrison es un autor que muchas veces me lleva a reflexionar y pensar en una historia una y otra vez, sea porque no logro comprenderla del todo, o porque alguna idea que utilizó como hilo conductor me resultó atractiva. En otras tantas siento que se esfuerza demasiado y que su afán de reinterpretar, redefinir, reciclar, reconstruir y re-estructurar a los personajes, utilizando alguna alegoría que él interpreta como una expresión condensada de la esencia orgánica del personaje, termina interponiéndose en el desarrollo de una narrativa que me resulte disfrutable. Las ideas-base siempre están ahí y siempre me generan algún grado de interés/fascinación, pero a veces el desarrollo me aburre.

Si uno tratara de resumir lo que ha sido el trabajo de Morrison con Batman en los últimos 4-5 años, tendría que concluir que ha intentado darle una interpretación orgánica al legado del personaje, tratando de buscar ideas-fuerza en las historias que con él se han contado desde su creación. En ese sentido Batman 700 parece una reafirmación de la rica historia de Batman y de su probablemente inagotable futuro.

Batman 700 es un número autoconclusivo que narra en forma no-lineal una historia que se entrecruza con la vida de Batman (como "ícono" eso sí, he ahí por qué el título habla de "The Batman"), en distintas encarnaciones del personaje hacia el pasado y futuro. Mezclando un poco de ciencia ficción con aventuras, logramos una bonita apología a la figura de Batman más allá del hombre que porte el manto en algún momento en particular.

El arte corre por cuenta de un grupo de artistas estelar. Todos ellos, salvo Scott Kolins, gozan de bastante popularidad, pero en cuanto a talento artístico, hay puntos muy altos como Quitely (y al lado de Quitely casi todos los demás quedan mal) y otros bastante bajos como lo que hacen Finch o Tony Daniel, lo que entrega un resultado disparejo. Me llamó la atención el trabajo de Kolins, me recordó un poco el trazo de Breyfogle a ratos, pero el parecido es lejano... lo que llama la atención aquí es que se decide por utilizar tonos de tinta para darle volumen al dibujo... eso es nuevo para mí (aunque sé que lo usó en Magog y en algún otro proyecto suyo), y además produce un fuerte contraste con los estilos más tradicionales del resto de los artistas.

La historia de Morrison me confundió un poco. En general me cuesta tomarle la mano a Morrison quien difiere del resto de los escritores en su afán de incluir más historia en sus cómics, de intentar aprovechar mejor las características sui generis del medio, contando parte de ella en referencias no evidentes, asociaciones de ideas y el uso del lenguaje visual, donde es sumamente relevante que el dibujante sea muy capaz a nivel narrativo. No es que la historia sea incomprensible, pero requiere poner más atención que la que habitualmente exige un comic promedio y a veces uno no tiene ganas de echar el resto.

Bueno, tampoco hay que quejarse tanto... hay una portada horrible de Finch, pero a cambio están las versiones alternativas con portadas de Mike Mignola. En los interiores dibujan Daniel y Finch, pero también están Kubert, Kolins y Quitely. En tanto que la galería de ilustraciones final tiene una ofensa visual como Philip Tan y un par de pin-ups notables como el de Bill Sienkiewicz, los dos de Dustin Nguyen (que lo prefiero como ilustrador que como dibujante de cómics), el de Tim Sale y uno de Juan Doe.

A mi juicio el Batman 700 se queda corto a la hora de postular a convertirse en uno de esos cómics que tras 20 años uno todavía recuerda. Aún así es una revista bastante interesante y vale lo que cuesta.

Calificación:


Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com