viernes, 30 de julio de 2010

Reseña: The Flash #4

Título: The Dastardly Death of the Rogues.


Guión: Geoff Johns.
Dibujos: Francis Manapul.
Color: Brian Buccellato.
Rótulos: Sal Cipriano.
Editores: Eddie Berganza y Adam Schlagman.
Portadas: Francis Manapul y B. Buccellato; Scott Kolins y M. Atiyeh.


Fecha de Publicación: 28 de Julio de 2010.

Continúa la reintroducción de Barry Allen al DCU, con una historia que probablemente debió ser Flash Rebirth, en vez de lo que fue Flash Rebirth.

The Renegades, la versión refleja de la Galería de Villanos de Flash (fuerzas especiales contra el super-crimen del sigo XXV), continúan su implacable persecución de Barry Allen, a quien acusan del asesinato de Mirror Monarch, uno de los integrantes de su grupo.

El ataque de los Renegades ha sido interrumpido por recientemente resucitado Captain Boomerang, quien ha descubierto que volver a la vida le trajo algunos poderes de regalo y ahora es capaz de crear boomerangs explosivos con sólo desearlo. La trama se complica cuando las sucesivas muestras de Heroísmo de Flash inspiran al Top del futuro (El Trompo), a romper las reglas de la policía intertemporal y explicarle a costa de su propia vida a Flash, pues la infracción es castigada con pena de muerte, los acontecimientos que lo llevarán a matar a accidentalmente a Mirror Monarch, con la esperanza de que pueda evitarlos.

Al igual que en números anteriores, hay una acción en particular de Flash que atenta contra mi entendimiento de los "Flash Facts". Es como cuando Ultraboy cambia a Ultra-Fuerza y golpea una montaña... si no tiene Ultra-Invulnerabilidad al mismo tiempo debiera romperse el brazo. Flash no es invulnerable ni súper fuerte, no puede romper el ventanal ni la puerta de un helicóptero sin provocarse serio daño físico. En fin, dado que esas son minucias, discutamos minucias más relevantes.

Geoff Johns ha puesto bastante énfasis en que los Renegades no pueden contarle el futuro a Flash, ya que el conocimiento del futuro pone en riesgo su ocurrencia y la fábrica del espacio-tiempo. Bueno, jurídica y lógicamente hablando, Flash no puede ser arrestado sino hasta el segundo exacto después de cometido el crimen... jurídicamente, sólo puede ir a la cárcel quien ha cometido un delito o quien ha comenzado a cometerlo, no quien lo planea, menos aún quien ignora que eventualmente lo cometerá, lo esencial en la comisión de un delito es la intención, por eso es que a los dementes se los envía al manicomio y no a la cárcel, porque no son jurídicamente capaces de cometer delitos, no tienen una voluntad racional y sus actos no pueden compararse al de las personas sanas. Flash está siendo perseguido por un delito que aún no comete desde su punto de vista relativo (espacio-temporal), a la vez que el eventual éxito de los Renegades tácitamente implica una modificación del futuro... si Flash es detenido antes del asesinato de Mirror Monarch, se está modificando el futuro, lo que parece peor aún que revelar lo que va a suceder.

En el apartado de los Rogues, la dinámica pandillera que les ha dado Johns es tal vez el aporte más interesante que ha hecho a los mitos de Flash, pero a la vez le ha restado peso a los personajes al estar todos ellos obedientemente alineados tras las órdenes del Captain Cold, sería interesante verlos sin su líder natural. Los nuevos poderes del Captain Boomerang no terminan de convencerme... Flash, por influencia de Julius Schwartz era un personaje eminentemente de ciencia ficción, con un origen relacionado al género y una galería de villanos que eran científicos locos creadores de algún arma demencialmente inspirada en la proyección futurista de algún descubrimiento reciente, tal vez la generación de boomerangs explosivos haga a Digger más peligroso y moderno como villano, pero lo aleja de las ideas locas que lo originaron.

Como subargumento sigue desarrollándose lo de la investigación del caso de Jason Hicks, así que habrá que ver qué vínculo tiene con la historia principal... vínculo que parece haber sido descubierto por Iris y que espero que no esté relacionado con Zoom.

El dibujo de Francis Manapul ha tenido gran aceptación, no queda más que agachar la cabeza... las razones por las que no termina de convencerme es que veo cierta tendencia a descuidar los fondos y algunas viñetas donde hace dibujos que parecen poco más que bocetos, dándoles un mejor acabado cuando pasa la brocha con tinta diluída (los famosos Ink washes). No obstante lo anterior, considero que ha progresado mucho desde que vi sus primeros dibujos, su estilo ha evolucionado bastante (era mucho más cercano al manga cuando hacía la Legión de Super-héroes) y tiene una muy buena capacidad para hilar secuencias bastante complejas, tal vez las soluciones que encuentra no sean las más bonitas o espectaculares, pero uno no pierde el orden lógico de los acontecimientos... no se ve por ejemplo que sea necesario incluir un narrador omnisciente que diga "Y con la fuerza obtenida del veloz movimiento de péndulo, Flash rompe la puerta de la cabina del siniestrado helicóptero", se entiende clarito lo que Manapul dibuja y eso es más de lo que puede decirse de varios otros dibujantes de mayor perfil.

"The Dastardly Death of The Rogues", sigue teniendo un desarrollo lento, pero cada número está dotado de una buena cantidad de acción superflua que hace que uno no lo sufra tanto. Lo que es más importante, tenemos a un Flash alegre, motivado y que lucha contra el crimen en vez de andar por ahí caminando bajo la lluvia y mirando las estrellas, es decir, Johns se ha esforzado por hacer una revista de acción y aventuras y es lo que uno busca en un comic de Flash, no? Ojalá se hubiese dado cuenta antes de escribir Rebirth. Moderadamente Entretenida.

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com