lunes, 16 de agosto de 2010

Reseña: Inception (Esteban Pedreros)

Fui al cine a ver Inception.

La frase parece obvia, pero la tiro al comienzo de la reseña para remarcar que tenía una alta expectativa de la película y que a diferencia de otros colaboradores del Blog, no voy al cine tan frecuentemente como para que éste sea un hecho menor: pagar un entrada con el propósito específico de disfrutar una obra maestra.

Fui al cine a ver Inception y siento que tal vez hubiese sido mejor ir al cine y ver Inception. Remarcando el hecho de que menores expectativas me hubiesen permitido disfrutar de mejor manera la película...

Cobb (Leonardo DiCaprio), es un delincuente de profesión, dedicado al novedoso arte de infiltrarse en los sueños de las personas con el objeto de robar información, una nueva variante del tradicional arte del espionaje industrial (o de cualquier otro tipo). Su último trabajo resultó un completo fracaso y estando entre la espada y la pared acepta la propuesta de su última víctima, Saito (Ken Watanabe), de sembrar una idea en el subconsciente del heredero de su mayor rival comercial, idea que eventualmente llevará a que el heredero, Robert Fischer (Cillian Murphy) acabe con el imperio creado por su padre.

Motivado por la promesa que le ha hecho su empleador de lograr reunirlo con sus hijos, a quienes ha debido abandonar tras convertirse en un fugitivo por ser acusado de matar a su esposa (Marion Cotillard), Cobb debe reclutar a los "secuaces" que le permitan alcanzar su objetivo: Ariadne (Ellen Page), una brillante estudiante de Arquitectura; Eames (Tom Hardy), un maestro falsificador; Yusuf (Dileep Rao), un eximio Químico y a su habitual colaborador Arthur (Joseph Gordon-Levitt), su mano derecha.

Inception es un película inteligente, ambiciosa, grandilocuente y hay que admitirlo también, bastante pretenciosa. Muy en el fondo, Inception no es más que una película de robos glorificada y perfectamente diseñada para parecer más de lo que realmente es... una película de robos (heist movie). El resto de su contenido no impresionará tanto a alguien que haya visto una buena cantidad de material de inspiración similar (la primera Matrix, sin ir muy lejos).

Éste último párrafo no debe entenderse como una protesta por la calidad de la película, es más bien una protesta por la reacción que ha generado. Claramente se trata de un gran estreno y un Blockbuster muy por encima de la media, pero escuchar declaraciones demencialmente entusiastas como que "se trata de una de las mejores películas de la historia", es simplemente ridículo. Declaraciones como esas me hacen pensar que su autor no ha visto suficientes películas, o que sólo ha visto películas cabriteras toda su vida.

Inception es una película que se la juega por construir una historia en torno a conceptos abstractos y que utiliza el preciosismo de su producción como un método de jugar con los límites lógicos e impresionar con detalles superfluos... ¿Ejemplos?: Toda la secuencia que tiene a Arthur peleando en un ambiente donde la ley de gravedad varía constantemente y que luego lo obliga a idear una forma de crear gravedad en la ingravidez para despertar a sus compañeros es impresionante, preciosa, ingeniosa, pero absolutamente antojadiza. Es un caramelo visual que no sirve otro propósito que satisfacer el ego del director de crear una escena de esas características. La escena me encantó y aplaudo que exista un tipo como Nolan que tenga ese tipo de ambición visual, ese deseo de explorar la capacidad narrativa de cine, pero si uno lo analiza fríamente, la verdad es que a la historia no le aporta absolutamente nada.

Inception es más complicada que compleja, las capas de su profundidad son más aparentes que reales y con una edición más lenta, menos cuidada, una edición que diera pausas y dejara procesar la información antes de recibir el siguiente bombardeo de imágenes, el efecto sería menos impactante. ¿Qué quiero decir?: que hay un virtuosismo técnico que oculta una superficialidad temática, o más bien una "falta de profundidad temática". La película es inteligente, pero no es sesuda.

También hay un virtuosismo actoral. No hay un solo actor malo en esta película, Tom Hardy me hizo olvidar que alguna vez fue Shinzon, un patético clon del Capitán Picard (Star Trek: Nemesis); Ellen Page parece estar sobre el bien y el mal; basta con que aparezca Michael Caine  para que uno lo asocie con "figura paterna", "sabiduría" y "digno de respeto"; Joseph Gordon-Levitt parece ir camino a convertirse en un actor de moda nuevamente; y por más que Titanic haya arruinado para siempre mi capacidad de apreciar el trabajo de Leonardo DiCaprio, nunca negaré que es un buen actor.

Christopher Nolan me parece un Director absolutamente consolidado, talentoso y con una filmografía muy respetable, pero siento que tal vez le hace falta pegarse un porrazo como el que sufrió Darren Aronofsky con The Fountain, para dar un pasito más y convertirse en una bestia del cine moderno, está cerca, pero todavía no llega... al menos es capaz de producir el cine masivo más inteligente de hoy en día.

Inception plantea varias ideas:
  • De qué manera las ideas dan forma a la identidad.
  • La dicotomía entre la identidad que proyectamos y quienes realmente somos.
  • Los mundos que creamos para nosotros mismos a fin de poder enfrentar la realidad.
  • La percepción como factor creador de la realidad... etc, etc, etc.
El resto de la película es el juego de descubrir que partes de ella son sueño y qué partes son realidad y respecto de quién, pero ese juego, aunque entretenido y digno de motivarlo a uno a ver la película una segunda vez, no altera el hecho de que en muchas partes de la película es la forma la que supera al fondo y lo deja a uno con cierto grado de decepción.... ¡malditas expectativas!
Muy recomendada.

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com