lunes, 16 de agosto de 2010

Reseña: Inception (Paula Gómez)

por Paula Gomez

He escuchado decir, por ahí, que “Inception” (acá denominada “El Origen”, supongo que porque no supo traducir la palabra) es una película original.

No estoy de acuerdo.

Hemos visto infinidad de películas ambientadas en universos oníricos, en los que existe la posibilidad de manipular el subconsciente, y que presentan un “mundo real” dónde se lucra con esa posibilidad de interferir en los sueños. Entre las películas no muy vejas que me vienen a la memoria, puedo nombrar “Matrix”, “Dark City”, “Eternal sunshine of the spotless mind”, “Vanilla sky”…Todas juegan con lo mismo: ¿Qué es real, qué no lo es? ¿Cómo se puede diferenciar ambos estados? ¿Cómo saber si no es todo un sueño, desde el comienzo al final de la película? ¿Cómo saber si nuestro mundo es real? ¿Importa eso? ¿No vale la pena ser feliz, aunque sea en un mundo virtual?

Así que no coincido con la idea de que se trata de una película original.

Realmente, tampoco me importa. “Inception” me parece una muy buena película. Y eso principalmente porque la narrativa me pareció excelente. Creo que la película tiene una buena historia y la cuenta bien. Te atrapa, te da ganas de saber lo que pasa y cómo va a terminar. La película es muy interesante. Simplemente eso, nada menos que eso.


Claro que esa narrativa se ve resaltada por dos características fundamentales: Por un lado, un envase excelente. Muy buenos efectos especiales que permiten escenas maravillosas, creíbles, que hacen que el espectador se sumerja totalmente en un mundo dónde las leyes de la física no son exactamente las que conocemos, y dónde lo que muestran nuestros ojos puede cambiarse. Y sin embargo, no estamos en el País de las Maravillas. No hay árboles de caramelo ni animales que hablan. Es un mundo que se parece al nuestro, pero que no lo es.

La segunda característica es la actuación. El elenco incluye varios actores importantes, muchos de los cuales recibieron en algún momento nominaciones para el Oscar. Ellos logran que el espectador se crea lo que ve y que le interese. Que comparta el dolor del personaje de DiCaprio, la sorpresa y la fascinación de la arquitecta. En lo personal, me pareció que Nolan logró que todos actores funcionaran realmente bien (y eso que muchos de ellos no me caen bien como personas reales).

En resumen, es una película que recomiendo sin dudar. Porque te atrapa y te hace pasar un rato muy agradable, con sorpresas visuales y un ritmo excelente. Y porque te deja cavilando después.

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com