viernes, 24 de septiembre de 2010

Reseña de cine: Predators

Sin duda una de las franquicias más exitosas a finales de los 1980s fue Predator (Depredador). Aún a pesar de haber sido solamente dos películas, el éxito conseguido por ambas convirtió a los cazadores extraterrestres en uno de los iconos más reconocibles dentro de la cultura popular norteamericana. Arnold Schwarzenegger protagonizó la primera película, dirigida en 1987 por John McTiernan, con Carl Weathers, Jesse Ventura y Shane Black completando el reparto. La secuela apareció tres años después, con Stephen Hopkins detrás de la cámara y Danny Glover como el encargado de intentar detener al peligroso Depredador. Gary Busey y María Conchita Alonso lo acompañaban en el elenco.

Durante la década de los '90s hubo varios intentos por mantener la franquicia viva en la pantalla grande pero por diferentes motivos nunca pudo producirse una tercera película. Hacía mediados de la década y tras recibir inspiración de una miniserie de cómics publicada por Dark Horse, se buscó realizar una cinta que enfrentara a los mortíferos cazadores con otra especie de letales extraterrestres, incluso aún más exitosos en cine que los depredadores: los Aliens. A pesar de que ambas franquicias pertenecen al mismo estudio nunca se pudo llegar a un acuerdo para realizar el crossover entre ambas, debido a diferencias entre los responsables de manejar cada una de ellas. Alien tuvo un par de producciones más que no pudieron replicar el éxito de las primeras dos entregas, en tanto que Predator se tuvo que conformar con sobrevivir simplemente como material para licencias, gozando de buena popularidad en cómics, juguetes, novelas, y merchandise en general.

No comentaré las dos versiones recientes de Aliens vs. Predator por dos razones: primera, no las he visto; y segunda, por lo que he leído y escuchado acerca de ellas es muy probable que no lo haga nunca. De hecho, la única razón por la que mencioné el crossover fue porque la premisa de Predators (Depredadorestoma un elemento presentado originalmente en el cómic que mencioné anteriormente y que presumiblemente habría estado presente también en la abortada versión fílmica. En el cómic descubrimos que los Depredadores tienen algunas prácticas propias de la caza deportiva y que lo que ellos consideran el pináculo de la misma, es la posibilidad de cazar Aliens. Para hacerlo capturan reinas vivas y las dejan caer en planetas habitados, esperando que la reina ponga huevos y los aliens se reproduzcan. Una vez que esto sucede, los Depredadores descienden en el planeta y empiezan a cazar tanto a Aliens como a lo que quede de la fauna y población nativas.

Robert Rodríguez fue uno de los creativos que a lo largo de los años manifestaron interés en revivir la franquicia, habiéndose aproximado al estudio hace varios años con una propuesta que, a pesar de haber sido rechazada, debe haber generado cierto interés en algunos de los responsables de la franquicia, pues luego de las reacciones negativas que generó tanto entre público como entre la crítica la segunda AVP, se contactaron con el director de origen mexicano para saber si aún estaba interesado en revivir la franquicia. Afortunadamente para ellos ése era el caso, y aunque la apretada agenda de Rodriguez le impidió asumir los papeles de guionista y director, fue él quien se hizo cargo de producir la película, haciéndose con los servicios de Nimrod Antal para dirigirla.

Predators comienza con un mercenario llamado Royce (Adrien Brody) despertando a la mitad de una caída libre y equipado con un paracaídas que se acciona automáticamente al acercarse al suelo. Mientras empieza a explorar el lugar en que cayó, el mercenario descubre que no es el único que tuvo una experiencia similar. Pronto se encuentra en medio de un grupo conformado por una inusual mezcolanza de soldados, mercenarios, sicarios, asesinos, yakuza y ¿un médico? Royce no tiene intención de convertirse en líder del grupo, pero rápidamente todos lo están siguiendo con la esperanza de que pueda guiarlos fuera de la extraña jungla en que se encuentran. Pronto descubren que se encuentran en algún planeta lejano, que están dentro de una reserva de caza y que a pesar de que en la Tierra son depredadores, aquí son la presa.

La película resulta bastante entretenida, y a pesar de que no ofrece nada nuevo para quienes hayan visto las dos películas originales, resulta una experiencia satisfactoria. Adrien Brody hace un gran trabajo como Royce, personaje que resulta interesante por lo poco que se dice de su pasado, creando un efectivo aire de misterio a su alrededor. El resto del elenco combina actores experimentados con algunos inexpertos y prácticamente desconocidos, pero en general el elenco tiene un trabajo sólido y bastante parejo. Los otros humanos atrapados en el planeta son interpretados por Alice Braga, Topher Grace, Oleg Taktarov, Danny Trejo, Lawrence Fishburne, Walton Goggins, Louis Ozawa Changchien, Mahershalalhashbaz Ali.

Si son fans de las primeras películas, creo que bien pueden considerar ésta como una cumplidora tercera parte. Por otro lado, si buscan una película de acción que no ofenda su inteligencia, Predators puede resultar una opción cumplidora, contando además con el aderezo de los elementos de horror y ciencia ficción que caracterizan a la serie y que pueden resultar en una agradable sorpresa para quienes no están familiarizados con esta franquicia.

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com