martes, 31 de agosto de 2010

¿Muchas series de Batman?... ¿y si fueran 2 Bat-MEN?

Si le echaron una miradita a las Solicitaciones de DC Comics para Noviembre de 2010, habrán notado que la cantidad de títulos de Batman que tiene programada la compañía raya un poco en lo ridículo... sólo por ser metódico, haré el listado:

  • Batman #704
  • Detective Comics #871
  • Batman & Robin #17
  • Batman: The Dark Knight #1
  • Batman Inc. #1

A eso habría que agregarle los títulos del Bativerso y una serie regular que no está en la continuidad:

  • Batman: Confidential
  • Batwoman
  • Knight & Squire
  • Batman: Odissey
  • Batman: Streets of Gotham
  • Gotham City Sirens
  • Batgirl
  • Azrael
  • Red Hood: Lost Days
  • Red Robin

Sólo porque su relación es algo más distante, dejo fuera del listado Birds of Prey, The Outsiders y Batman Beyond (que hace poco se supo que pronto será serie Regular).

La noticia es que DC decidió dejar de jugar al misterio y reveló que el protagonismo de las series Batmanianas estará repartido entre Bruce Wayne y Dick Grayson. Mientras el Robin original toma las riendas de las series clásicas y aquella que empezara Morrison (es decir: Batman, Detective Comics y Batman & Robin), Bruce Wayne será el protagonista de las revistas de David Finch (Batman: The Dark Knight) y la de Morrison y Yanick Paquette (Batman Inc.).

Es decir: Todos felices... habrá Batman para todos los gustos.

No recuerdo una época tan prolífica como esta en títulos Batmanianos... lo más cercano debe ser la época post-Tim Burton donde en algún momento se publicaron: Batman, Detective Comics, Shadow of the Bat, Legends of the Dark Knight, The Batman Chronicles (que era una antología trimestral) y el cómic basado en la serie de TV de Batman TAS, además de los títulos relacionados al Bativerso.

Aunque Batman & Robin ha sido un exitazo en ventas, no estoy tan seguro de que Batman R.I.P. lo fuera (aunque puedo dar fe que leí R.I.P. impulsado por lo mucho que me ha gustado B&R)...

¿Qué quiero decir con eso?

Pues que más que ver una explotación comercial de una buena época del personaje, pareciera que hay un entusiasmo creativo impulsado por la deconstrucción y rearmado que ha hecho Morrison de Batman (lo que no obsta a que sí haya una explotación comercial). Tengo particular interés por leer Batman Inc. y el Detective Comics de Snyder, no tanto así por el resto de las series, pero imagino que hay unos cuantos por ahí que ya estarán encargando toda la franquicia.
¡Enhorabuena!


Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com

lunes, 30 de agosto de 2010

Reseña: Batman - Under the Red Hood

El pasado 27 de Julio salió a la venta un nuevo volumen, el Octavo de la serie de películas animadas que viene produciendo Warner desde hace algunos años con los personajes de DC Comics, Batman: Under the Red Hood.

Al igual que con Superman/Batman: Public Enemies, mi entusiasmo estuvo por debajo de los índices normales (que alcanzaron su tope con el anuncio de la adaptación de JL: The New Frontier, hace algunos años), debido a que guardo pésimos recuerdos de la revista en la que se inspira... bueno "pésimo" es una exageración, pero Judd Winick es un escritor que me distrae debido a que suele incurrir en la utilización de golpes de efecto que me hacen querer arrancarme los pelos de la cabeza, revolcarme por el suelo y desear que los comentarios de internet tuviesen algún tipo de efecto de conjuro Vudú para que se le sequen los dedos.

Lo sorprendente es que no tengo muchas cosas malas que decir de Batman: Under the Red Hood. Superado el trauma de que alguien pensara que era una buena idea traer de vuelta a Jason Todd (era muy joven para opinar algo cuando lo mataron), la película es netamente una película de acción y tiene coherencia interna. Algo que a veces es difícil de conseguir en los cómics si uno tiene en cuenta que pasaron 20 años entre la muerte del Jason Todd y su regreso y unos 20 guionistas o más que plasmaron una visión propia de los personajes, incluyendo la aparición y consagración de su reemplazo: Tim Drake (que hace un par de años ya que dejó de ser Robin).

La película se puede ver conociendo o desconociendo los eventos narrados en las historias en que se basa y el hecho de que resultara forzado quitar de su desarrollo los eventos de Infinite Crisis y los golpes de Superboy, no hacen sino favorecer la trama al obligar al guionista a buscar una explicación que tenga sentido dentro del universo de personajes que componen el rincón Batmaniano de UDC. La inverosimilitud es parte de los cómics, especialmente de los cómics de superhéroes, pero cuando exceden el contexto del personaje, lo dejan a uno marcando ocupado. Eso me ocurrió con el regreso de Jason Todd en los cómics y afortunadamente aquí se recurre a un personaje que goza de toda mi simpatía: Ra's Al Ghul.

El diseño de personajes vuelve a variar, es más parecido al de Justice League: Crisis on Two Earths, pero a estas alturas, con ya ocho estrenos bajo el brazo, me gustaría que hubiese una continuidad en el diseño de personajes y en el elenco de voces que le permitan a uno identificar estas películas como parte de un mismo universo de productos.

El trabajo actoral de doblaje es muy bueno... como siempre. Bruce Greenwood no es Kevin Conroy, pero hace un muy buen trabajo como Batman... en realidad todos cumplen con su labor (sí, incluso Jensen Ackles). Visualmente me gustó lo bien que marcan la diferencia entre los estilos de combate de los personajes. Batman es claramente un artista marcial, Nightwing un acróbata y Jason Todd es un poco de ambos combinado con un estilo de pelea callejero bastante brutal.

La memoria es frágil, pero la secuencia final con Batman, el Joker y Jason en el edificio abandonado me parece que está copiada casi textual del cómic de Winick (lo que no es raro, si tenemos en cuenta que él escribió esta adaptación) y tal vez sea el único momento en que sentí que alguien arañaba la pizarra porque el diálogo es tan cursi y homoerótico que da vergüenza ajena, pero en fin... no todo puede salir a pedir de Boca.

En resumen Batman: Under the Red Hood es una película livianita y entretenida, los 75 minutos que dura se pasan volando y se les va a olvidar poco tiempo después de verla, pero para matar el tiempo es una excelente opción. Recomendada.

Calificación:

-----------------

La edición en DVD de la película incluye un corto "DC Showcase: Jonah Hex", que es realmente excelente. Mucho mejor que la película de hecho y mejor que el de The Spectre que acompañaba al estreno anterior (algunos disfrutaron la película, pero para mi fue cliché sobre cliché). El corto se asemeja mucho a algunos de los mejores números de la serie actual de Jonah Hex, lo que probablemente se debe a que tiene al mismo escritor: Justin Gray. Muy Recomendado.

Finalmente me despido dejándoles el trailer oficial de la película publicado en el sitio oficial



Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com

domingo, 29 de agosto de 2010

Se retrasa "GAMES"

Como decimos por acá: "qué le hace el agua al pescado"...

La esperada Novela Gráfica de los Teen Titans: "Games", a cargo de la dupla creativa más reverenciada de la historia de la franquicia, Marv Wolfman y George Pérez, sufrirá nuevos retrasos según lo informado por el Blog Robot 6.


La información la entregó George Pérez a través de su página de Facebook, con la siguiente declaración (la traducción es mía):
Como muchos de ustedes se habrán enterado, la Novela Gráfica "TEEN TITANS: GAMES" ha sido removida de la agenda de Noviembre y será re-solicitada. La culpa es competamente mía. Lamentablemente una confluencia de eventos, incluyendo el empeoramiento de mi vista lo que provocó una serie de procedimientos quirúrgicos que ya he cubierto aquí, y el mal timming de comprometerme a hacer LEGACIES [n.tr. La serie que publica actualmente DC Comics, escrita por Len Wein], antes de saber que se habían determinado las fechas de entrega de GAMES.

Siendo LEGACIES una serie regular, en oposición a GAMES que es un especial unitario, se determinó que la serie mensual debía priorizarse ya que mi participación en ella ya había sido publicitada.

Debido a algunos problemas de sensibilidad a la luz de lámparas de escritorio, mi habilidad de mirar una hoja blanca iluminada por lámparas de estudio se fue haciendo cada vez más difícil, lo cual es una de la razones por las que cambié de rol a entintador de Jerry Ordway para el número 6. Extrañamente, mirar páginas que ya están oscurecidas con lápices es más fácil para mis ojos que empezar con una página blanca en limpio.

Con toda probabilidad tendré que pasar por varias cirugías y, de acuerdo a mi Doctor, el pronóstico es bueno. Retomaré GAMES luego de terminar LEGACIES y avanzaré lo mejor que pueda entre procedimientos quirúrgicos. Luego de terminar esta revista larga, larga, largamente pospuesta, solicitaré ser utilizado principalmente como entintador el próximo año (con excepción de algunas portadas y pin-ups aquí y allá), hasta que mi vista se recupere (o al menos se estabilice). Luego de eso, pretendo patear traseros con la calidad de mi trabajo.

Me disculpo sinceramente con todos ustedes que ahora están nuevamente decepcionados con los contínuos retrasos de este proyecto con décadas de antigüedad. Quiero disculparme especialmente con mi amigo y colaborador en los TITANS Marv Wolfman, quien ha mostrado la paciencia de un santo durante estos eventos, incluso durante momentos en los que estuve demasiado sobrepasado como para regresarle las llamadas.

Me quedan alrededor de 25 páginas por dibujar y espero que cuando la revista sea finalmente re-solicitada (¡y lo será!), valdrá al menos un poco la larga espera.

Gracias por su paciencia y comprensión.
Amazon ha reprogramado la publicación de la Novela Gráfica para Enero de 2011, lo que sería un buen indicativo de su fecha de salida.

He estado esperando esta revista desde principios de los 90s, época en la que leía cómics de Editorial Zinco y recuerdo haber leído alguna vez que existía este proyecto. Forzando un poco la memoria, me parece que se anunció a fines de los 80s, época en la que Pérez había dejado de trabajar en la serie de los Titans (oficiaba como escritor de Wonder Woman y luego trabajó brevemente en Action Comics), y era muy común que se comentase que parte de ese trabajo inconcluso había sido reciclado en la historia "Who's Donna Troy", con la cual Wolfman y Pérez se reunieron también brevemente en la serie de los Titanes (no es así, ese trabajo se hizo aparte. Aunque Pérez produjo varias páginas de la Novela Gráfica en aquella época).

Las enfermedades son circunstancias imponderables y me parece absolutamente justificado que George Pérez tenga que retrasar la producción de una Novela Gráfica si su salud está de por medio. Obviamente éste es un caso particularmente sensible, al tratarse de una Novela Gráfica que ha sido pospuesta por tantos años, que probablemente nunca logre llenar las expectativas de quienes queremos leerla, pero los que queremos leer GAMES también sentimos especial afecto por su equipo creativo y nos gustaría tenerlos sanos por varios años más.

¡¡Total!!... ¡¿qué le hace el agua al pescado, ah?!

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com

lunes, 23 de agosto de 2010

SDCC: Kurt Busiek

Comic Book Resources ha estado publicando entrevistas que realizó durante el desarrollo de la Convención de Cómics de San Diego con varios escritores y dibujantes. Uno de los entrevistados fue Kurt Busiek (pronunciado "Biusek"), por el creador y Productor Ejecutivo de CBR, Jonah Weiland.


No tiene mucho sentido ver la entrevista completa si no entienden inglés, he ahí que esta sea una buena oportunidad de aprovecharme del trabajo de alguien más :D

La entrevista se divide en varios temas. El primero de ellos es el anuncio de que se hará una adaptación de Astro City al cine, donde Busiek expresa que el proceso de tomar la decisión de adaptar su serie a cine fue un proceso largo en el que tuvo que ser convencido por los productores y luego hubo que conseguir financiamiento. Según expresa Busiek, Astro City es un comic sobre relaciones interpersonales, sobre el carácter de sus personajes y no sobre batallas épica, por lo que lo compara con películas como "De aquí a la Eternidad", que tienen una temática dramática dentro de un contexto épico (el bombardeo de Pearl Harbor en ese caso).

La sección de la entrevista que más me atrajo es aquella en la que se refiere a su próximo trabajo junto a Alex Ross en el desarrollo de algunos personajes de Jack Kirby de quien señala "Kirby es la Fuente, es la persona más creativa e influyente en la historia de la historieta estadounidense. Kirby lo definió todo". El proyecto es "Kirby: Genesis" y será publicado por Dynamite Entertainment.

Busiek explica que lo que lo atrajo de esta posibilidad de trabajar con material de Kirby, algo que ha podido hacer antes en Marvel y DC, es que en dichas ocasiones tuvo que hacerlo luego de que los trabajos de Kirby fueron tomados y reinterpretados por otros autores, en tanto que en esta oportunidad puede trabajar a partir de conceptos y bocetos que emanan directamente del mismo Kirby.

A diferencia del trabajo que ha hecho con Alex Ross en Astro City, donde éste se encarga del diseño de personajes. En este nuevo material trabajará como lo hizo en la miniserie "Marvels", es decir, Alex Ross tendrá un rol de co-guionista, donde tendrán la oportunidad de abordar todo el trabajo de Kirby respecto del cual la familia de Kirby conserve los derechos.

Busiek destaca una frase que le dijo Kirby en una de las conversaciones que pudo tener con él "Cuando cuentas una historia, no importa cuán cósmico, extraño y descabellado te pongas, siempre que los personajes reaccionen como lo haría una persona. Porque si los personajes de la historia reaccionan como lo haría el lector, el lector te va a acompañar donde quiera que vayas".

Finalmente Busiek se refiere a un proyecto que está haciendo junto a John Paul Leon: "Batman: Creature of the Night", una novela gráfica que es una especie de secuela del aclamado proyecto que realizó junto a Stuart Immonen: "Superman: Secret Identity". La nueva novela gráfica sigue la historia de Bruce Wayneright [n.tr. Me parece que ése es el apellido, lo estoy escribiendo fonéticamente], quien ha sido siempre un gran fanático de Batman por la similitud de sus nombres, se encuentra en una situación en la cual sus padres son asesinados en circunstancias similares a las del comic. Aclara que no habrá un Batman en el sentido de tener a un tipo disfrazado de murciélago, pero habrá una especie de Batman en la historia.

Si entienden inglés, les recomiendo la entrevista que se extiende por aproximadamente 13 minutos.

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com

viernes, 20 de agosto de 2010

Reseña Express: The Last Air Bender

por Paula Gómez.

Fui a ver esta película con pocas expectativas.

M. Night Shyamalan es un director que me ha desilusionado muchas veces así que una más no me sorprendería. Quizá por no tener altas expectativas, la película me pareció regular/aceptable, no es espantosa ni nada por el estilo y creo que tiene momentos excelentes, con brillantes efectos especiales.

El problema es que también tiene muchos errores y momentos…simplemente tontos, algo risibles sin proponérselo. En suma, es una película para pasar el rato, con el balde de pochochlo (¿palomitas? ¿pororó? Supongo que me entienden) y buena compañía. No esperen más.

Párrafo aparte merece el 3D que es flojo y a veces distrayente. Creo que ver la película es 2D es una sabia decisión.

Si les gustó, como a mí, el dibujo animado en que se basa esta obra, la película no los va a ofender. Es fiel al original en la mayoría de sus puntos (excepto en algunos cambios en la idiosincrasia de la Tribu Agua del Sur y el reemplazo del personaje del abuelo de Sokka y Katara por un maestro cualquiera, que no me pareció adecuado). El problema es que para meter en una película lo que llevó una temporada entera se aceleró la narración, con lo que el ritmo es forzado y se siente claramente antinatural.

Los efectos especiales están bien, pero las actuaciones dejan bastante que desear, quizá porque la mayoría de los jóvenes protagonistas no tienen la experiencia suficiente como para hacerlo mejor. Destaco al actor Shaun Toub que interpreta al tío Iroh, aunque físicamente no se parece a la versión animada, su personalidad es la misma y le brinda algo de elegancia a la película. El punto opuesto es Cliff Curtis, que interpreta al Señor del Fuego, el villano principal, sin transmitir en ningún momento la amenazante personalidad de su contraparte animada.


Tengan en cuenta que esta película está pensada como la primera de una trilogía, así que no se sorprendan por el final inconcluso. Y disfrútenla... si no esperan demasiado.

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com

jueves, 19 de agosto de 2010

CC: Vampiros Americanos


Soy una de esas personas insufribles que se da vueltas en una misma idea por varios días o semanas... y hasta meses. Sí... hasta meses.

Actualmente estoy evaluando qué revistas encargar para expresar cuánto me quiero y decidí leer American Vampire antes de dejarme llevar por los comentarios y encargar el primer Hardcover de la serie, lo que debo decir, fue bastante sensato ya que 25 dólares no es una suma de dinero despreciable.

American Vampire es la historia de una nueva casta de Vampiros, los Vampiros Estadounidenses, creados como un subproducto involuntario de la conquista del Lejano Oeste de Norteamérica por un muy particular grupo de empresarios europeos.

Lo que hay que saber de American Vampire lo cuenta su creador (Scott Snyder), en la Editorial que publicó DC Comics junto al primer número de la serie. Cada tanto la sangre de los vampiros se mezcla con la sangre de nuevos humanos de algún nuevo lugar y da forma a una nueva casta de Vampiros con nuevos poderes, que tienen al mundo y a sus propios creadores como enemigos.

La protagonista de American Vampire es Pearl Jones, una joven de provincia que llega a Los Angeles en busca de convertirse en una actriz de Hollywood y que acaba sus días agonizando en una zanja en medio del desierto junto a los cadáveres de otras jóvenes que al igual que ella han servido de alimento para una cofradía secreta de Vampiros, que son además productores de Cine. La otra mitad de la historia le corresponde a Skinner Sweet, un criminal sicópata del Viejo Oeste, que por una extraña serie de eventos se transforma en el primer miembro de la nueva casta.

American Vampire es una historia de Horror con una vuelta de tuerca xenófoba y algún grado de realismo/ambientación histórica, que tiene su mayor fortaleza en el atractivo de sus personajes centrales, que probablemente poco tengan en común más allá su espíritu emprendedor y su raza...el del forajido sicópata del lejano oeste, que parece más interesado en desafiar a a autoridad que en robar dinero; y el de la joven de provincia que quiere triunfar en la naciente industria del cine en la época en que el sonido se erigía como la gran novedad técnica de la industria. Lamentablemente esta fortaleza no se extiende al resto de los personajes... es un poco prematuro juzgar eso cuando van apenas 5 números (los que he leído) y no queda muy claro aún quienes formarán el "elenco" de la serie, pero Stephen King hace un mucho mejor trabajo en dotar de alma y vida a sus protagonistas y antagonistas (que lamentablemente se mueren), que el que realiza Snyder, quien tiene bastante éxito con su protagonista, pero no así con el resto de los personajes que resultan algo planos.

El dibujo de Rafael Albuquerque es simplemente espectacular... aunque no tiene mucho que ver con lo que hacen las superestrellas del cómic de superhéroes. Albuquerque ha trabajado en editoriales como BOOM! y fue el dibujante de Blue Beetle por un buen tiempo (asumiendo el relevo de Cully Hammer), y el estilo que desarrolla aquí es una progresión lógica (y fantástica), de lo que le habíamos visto. Albuquerque es brasilero y el diseño que hace de los elementos de época recuerda a incontables películas estadounidenses (supongo que tiene un "background" de cutura pop bastante similar al nuestro, o el mío al menos), pero lo que encuentro notable es que a pesar de dibujar un cómic mensual de más de treinta páginas, donde la revista está dividida salomónicamente entre el debutante Scott Snyder y el escritor superventas Stephen King, logra darle una cierta identidad artística a cada sección de la revista y que en ningún momento su trabajo parezca descuidado o apurado... algo que muchos otros quisieran poder decir.

El estilo de Albuquerque está medio camino entre el realismo y la caricatura, lo que beneficia mucho la narrativa de la historia. Se trata de un dibujante con mucho rango de expresividad para sus personajes y que logra matizar su trazo para provocar mayor contraste entre la normalidad de algunas escenas y el horror de los giros que toma la historia. Transición en la que también ayuda muchísimo el excelente trabajo de Dan McCaig (el colorista), quien utiliza dos estilos perfectamente distintivos para cada sección de la revista, los años 20 que escribe Snyder, y la historia del origen de Skinner Sweet, que es la que escribe Stephen King.

Conociéndome, supongo que se estarán preguntando qué le encontré de malo a la historia... la verdad es que nada, es sólo que a estas alturas ya he leído o visto historias de vampiros militares, detectives, detectives privados, llorones, con y sin alma, atormentados por su conciencia, sicópatas irredimibles y un larguísimo "etcétera" y si bien Snyder logra darle una vuelta de tuerca entre clasista y xenófoba a la historia, no me queda del todo claro si debo hacerle barra a los protagonistas o no... lo que bien puede ser exactamente lo que estaba intentando lograr Snyder.

Mi apreciación es que estos cinco primeros números están hasta cierto punto limitados por la presencia de King. Si bien es poco lo que se puede hacer por mejorar tener a Stephen King como co-escritor del primer arco argumental (salvo un team-up con Batman, Wolverine u Obama -o todos los anteriores-), resulta a la vez una espada de doble filo que a uno lo lean junto a él (aunque en realidad Snyder no destiñe) y quita espacio para el desarrollo de la historia, por lo que sentí que la resolución de algunos pasajes fue algo más rápida de lo que hubiese querido.

El próximo arco argumental de la serie será (aunque sea de perogrullo decirlo), determinante para el futuro de la serie. No sólo consolidará el nivel de ventas, tendrá a Snyder en solitario y a cargo de elaborar sobre la premisa que presenta con uno que otro tropiezo en esta primera historia... si lo consigue con éxito, probablemente Vertigo podrá anotar a American Vampire como uno de los pilares de su alicaída producción mensual. Recomendada.




Galería de Portadas:






Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com

miércoles, 18 de agosto de 2010

Reseña de cine: Toy Story 3 (Alberto Calvo)

Pixar revolucionó el mundo de la animación cinematográfica en 1995 con la aparición de Toy Story, y desde entonces nunca ha dejado de estar a la vanguardia en el campo. A diferencia de otros estudios, la compañía siempre se ha preocupado por cuidar las historias en todos sus proyectos y no ha intentado explotar sus películas como franquicias, produciendo secuelas por el simple deseo de generar ingresos. Toy Story es (hasta ahora) su única serie de películas, y es un hecho que las secuelas tienen el mismo nivel de calidad que la original, demostrando que los realizadores y animadores realmente respetan y quieren a sus personajes e historias.

Toy Story 3 fue concebida originalmente por Disney cuando todo indicaba que ambas compañías se separarían y en aquel entonces existía el temor generalizado de que las propiedades generadas por Pixar para el estudio serían explotadas hasta el cansancio en toda clase de secuelas y derivaciones. Afortunadamente se llegó a un acuerdo, Disney adquirió Pixar y John Lasseter fue colocado a la cabeza del Departamento de Animación, asegurando así que los proyectos fuesen debidamente preparados y revisados antes de su aprobación. La historia de Toy Story 3 está planeada para cerrar una trilogía, completando un arco argumental para los populares juguetes y dando un final a su historia.

Andy, el niño propietario de estos juguetes, está a punto de irse a la Universidad, con lo que muy probablemente sus juguetes quedarán condenados al olvido. Su madre le pide que ponga orden en sus cosas, que separe lo que se piensa llevar, que guarde en el ático las cosas que quiera conservar y que separe aquellos juguetes que desee donar a la guardería local, advirtiéndole que cualquier cosa que deje atrás o sin guardar irá a dar a la basura. Tras vacilar unos momentos, Andy decide empacar a Woody para llevárselo a la Universidad y pone al resto de sus juguetes en una bolsa que piensa subir al ático. Una distracción lo hace dejar la bolsa en el piso y su madre, pensando que es basura, la saca a la calle.

Los juguetes logran escapar de la bolsa antes de que el camión recolector se los lleve, pero se encuentran molestos porque creen que Andy pensaba desecharlos, aún a pesar de que Woody intenta convencerlos de que no es así. Enojados, deciden meterse en la caja destinada a la guardería, pensando que un lugar lleno de niños debe ser mejor que el ático o la basura. Una vez en la guardería conocen a un montón de nuevos juguetes, quienes les dan una calurosa bienvenida pero en realidad tienen sus propios planes sobre el futuro de los recién llegados...

La película tiene todo lo que uno esperaría de Toy Story: aventuras y diversión al por mayor como parte de una historia emocional y llena de sentimiento, una exploración de los valores y del significado de la amistad, que representa además un auténtico viaje al pasado, mismo que sin duda llevará a todos a recordar algunos de sus juguetes favoritos y muchos de los momentos de su niñez, cuando el mundo real era cosa de adultos y dejaba de existir cada vez que uno sacaba sus juguetes y simplemente dejaba volar su imaginación. Carajo, que así es como se cierra una saga, con el corazón en la mano y sin pensar en que spin-offs se pueden sacar o que tantos juguetes se pueden vender todavía.

Al verla recordé una reflexión sobre el estado actual del cine -creo que la leí en alguna publicación británica, pero no estoy seguro cual-, donde el autor se preguntaba porque la mayoría de las películas clasificadas para un público adulto eran simplemente una colección de desnudos gratuitos y un irreal excedente de sangre dirigidos claramente a un público adolescente, en tanto que muchas películas infantiles eran mucho más maduras tanto mental como sentimentalmente hablando. Si ven esto y no se les hace un nudo en la garganta o se les humedecen los ojos, es que no tuvieron infancia o están muertos por dentro, que para el caso es lo mismo. Recomendada ampliamente.

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com

lunes, 16 de agosto de 2010

Reseña de Cine: Inception (Alberto Calvo)

Inception es el séptimo largometraje de Christopher Nolan, y de acuerdo con el director es uno de sus proyectos soñados. El guión lo empezó a escribir en 2002 tras finalizar su remake de Imsomnia, y  le tomó casi siete años terminarlo. El protagonista de Inception es Cobb (Leonardo DiCaprio), un ladrón que se especializa en extraer secretos de los sueños de sus blancos. Luego de un golpe fallido, Cobb es convencido por Saito (Ken Watanabe), su supuesta víctima, de realizar un trabajo para él a cambio de conseguir que se limpie su nombre y pueda regresar a los Estados Unidos y reunirse con sus dos pequeños hijos. Lo complicado del asunto es que no se trata de extraer información de la mente de nadie, si no de sembrar una idea, algo que en teoría es imposible de realizar exitosamente.

Cobb afirma que es posible porque él lo ha hecho antes y acepta el trabajo. Para poder llevarlo a cabo necesita un equipo que lo ayude a realizarlo, por lo que en adición a su mejor amigo, Arthur (Joseph Gordon-Levitt) recluta los servicios de Ariadne (Ellen Page), una joven estudiante de arquitectura quien será responsable de crear los laberintos de sueños; Eames (Tom Hardy), un falsificador con experiencia realizando fraudes en los sueños de otros; y Yusuf (Dileep Rao), un químico que proporcionará las drogas necesarias para inducir un sueño tan profundo como para plantar sueños dentro de sueños. En ese momento se hace evidente que pese a todas las apariencias, Inception es una heist movie, o una película de ladrones, donde un atrevido grupo planea un complejo golpe y lo realiza a la perfección pese a los obstáculos que se les presentan.

Sin embargo, en vez de asumir las características propias del género y usarlas para contar su historia, Nolan decidió seguir jugando a hacer cine pretencioso y de alta complejidad y poco a poco dejó que algunos de los elementos más interesantes de su historia cayeran a segundo plano, concentrándose en el drama de los problemas psicológicos de Cobb y minando cualquier posibilidad de lograr una película más profunda e inteligente. Lamentablemente nunca ahonda en la exploración de sus personajes, dejando que todos ellos se conviertan en simples cartones con la misma personalidad que los extras que pueblan el subconsciente de sus soñadores, siendo poco más que clichés de lo que una banda de superladrones debiera ser. Afortunadamente para su causa conjuntó un talentoso elenco que, en adición a los antes mencionados, incluye a Michael Caine, Marion Cotilliard, Tom Berenger, Cyllian Murphy y Pete Postlethwaite, quienes a base de su esfuerzo y talento personales evitan que la película tenga el mismo nivel interpretativo que cualquier show de marionetas.

El problema principal de ser pretencioso sin estar dispuesto a verdaderamente arriesgarse creativamente es que los intentos de dar profundidad a la historia resultan predecibles y bastante obvios. La elección de los nombres de algunos personajes son un claro ejemplo de ello: Ariadne es la encargada de diseñar el laberinto dentro del sueño y poco a poco se va convirtiendo en la única esperanza de Cobb para poder salir de éste, tal y como la Ariadne de la mitología griega ayudó a Teseo a salir del laberinto de Creta, en tanto que Yusuf (arábico de Josef o Yosafat) es alguien preparado para prevenir desastres dentro de los sueños, tal como el personaje bíblico del mismo nombre utiliza su don de interpretar los sueños para prevenir catástrofes.

A fin de cuentas Inception resulta una película moderadamente entretenida y con algunos detalles visuales interesantes, pero con muy poca sustancia y complejidad. Entretenida y cumplidora pero poco compleja u original, con unos visuales bien realizados pero poco emocionantes (además de no incluir nada que no hayamos visto antes), Inception resulta una víctima de su propia publicidad, pues resulta incapaz de cumplir las expectativas generadas tanto por el estudio como por aquellos entusiastas espectadores que compraron gustosamente toda la campaña. He de confesar que me ofendió un poco la soberbia de Nolan al pretender que su película resulta un absorbente sueño que envuelve a la audiencia, tal y como evidencia el uso en los créditos finales de la misma melodía que servía para alertar a los soñadores que estaban a punto de despertar, pero para esas alturas la verdad es que ya no me importaba demasiado.

Hay ocasiones en que una película es superada por el aparato mercadológico que la soporta, convirtiendo a la película en un elemento más de la campaña en vez de ser la razón de existir de ésta. Lamentablemente ese parece ser el caso de cualquier proyecto de Christopher Nolan realizado después de que reviviese la franquicia de Batman en 2005 con Batman Begins. Desde entonces, Warner Pictures lo ha convertido en una de sus propiedades más preciadas, rodeándolo de algodones y no escatimando recursos para armar y promocionar sus proyectos. Para un director en Hollywood el contar con esa clase de apoyo de parte de un estudio resulta difícil y conlleva una enorme responsabilidad, pues obviamente el estudio espera recuperar con creces la inversión realizada, lo que se traduce en una responsabilidad de parte del director de realizar películas comercialmente exitosas y dejar en segundo término el hacerlas para satisfacer sus propias expectativas como creador. Ignoro si ese sea el caso de Nolan o no, pues él parece bastante satisfecho con sus producciones y con la respuesta comercial que han tenido en taquilla.

Nolan es un director capaz y con méritos técnicos que en la actualidad pudiese ser únicamente opacado por David Fincher, pero no me parece que haya hecho nada todavía como para ser considerado un gran director. Supongo que no es culpa de Nolan las desmedidas reacciones de crítica y público (es ridículo pensar que haya quienes coloquen a una producción tan superficial como una de las mejores cinco películas de todos los tiempos a la vez que en esas mismas listas no aparecen trabajos de Kurosawa, Scorsese, Herzog, Hitchcock o Welles en las primeras veinte posiciones), pero creo que le haría bien seguir el ejemplo de gente como Steven Soderbergh o incluso George Clooney, quienes alternan sus superproducciones de estudio con proyectos personales donde el contenido importa más que la forma y las ideas reciben el valor que se merecen en manos de gente creativa y comprometida con su trabajo.

Personalmente a Nolan lo pongo en la misma categoría de los Spielberg, Zemeckis y Bay del mundo, lo que en realidad no tiene nada de malo, pero creo que todavía está muy lejos de poder ser contado entre los verdaderos realizadores y visionarios que han hecho del cine un arte más allá de la industria. Se trata de un realizador joven y con muchos años por delante, así que todavía podría convencerme de lo contrario, pero echando un vistazo a sus futuros compromisos, dudo que lo haga. La otra ruta es más fácil y a la larga es económicamente más satisfactoria.

Recomendada pero con muchas reservas.

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com

Reseña: Inception (Esteban Pedreros)

Fui al cine a ver Inception.

La frase parece obvia, pero la tiro al comienzo de la reseña para remarcar que tenía una alta expectativa de la película y que a diferencia de otros colaboradores del Blog, no voy al cine tan frecuentemente como para que éste sea un hecho menor: pagar un entrada con el propósito específico de disfrutar una obra maestra.

Fui al cine a ver Inception y siento que tal vez hubiese sido mejor ir al cine y ver Inception. Remarcando el hecho de que menores expectativas me hubiesen permitido disfrutar de mejor manera la película...

Cobb (Leonardo DiCaprio), es un delincuente de profesión, dedicado al novedoso arte de infiltrarse en los sueños de las personas con el objeto de robar información, una nueva variante del tradicional arte del espionaje industrial (o de cualquier otro tipo). Su último trabajo resultó un completo fracaso y estando entre la espada y la pared acepta la propuesta de su última víctima, Saito (Ken Watanabe), de sembrar una idea en el subconsciente del heredero de su mayor rival comercial, idea que eventualmente llevará a que el heredero, Robert Fischer (Cillian Murphy) acabe con el imperio creado por su padre.

Motivado por la promesa que le ha hecho su empleador de lograr reunirlo con sus hijos, a quienes ha debido abandonar tras convertirse en un fugitivo por ser acusado de matar a su esposa (Marion Cotillard), Cobb debe reclutar a los "secuaces" que le permitan alcanzar su objetivo: Ariadne (Ellen Page), una brillante estudiante de Arquitectura; Eames (Tom Hardy), un maestro falsificador; Yusuf (Dileep Rao), un eximio Químico y a su habitual colaborador Arthur (Joseph Gordon-Levitt), su mano derecha.

Inception es un película inteligente, ambiciosa, grandilocuente y hay que admitirlo también, bastante pretenciosa. Muy en el fondo, Inception no es más que una película de robos glorificada y perfectamente diseñada para parecer más de lo que realmente es... una película de robos (heist movie). El resto de su contenido no impresionará tanto a alguien que haya visto una buena cantidad de material de inspiración similar (la primera Matrix, sin ir muy lejos).

Éste último párrafo no debe entenderse como una protesta por la calidad de la película, es más bien una protesta por la reacción que ha generado. Claramente se trata de un gran estreno y un Blockbuster muy por encima de la media, pero escuchar declaraciones demencialmente entusiastas como que "se trata de una de las mejores películas de la historia", es simplemente ridículo. Declaraciones como esas me hacen pensar que su autor no ha visto suficientes películas, o que sólo ha visto películas cabriteras toda su vida.

Inception es una película que se la juega por construir una historia en torno a conceptos abstractos y que utiliza el preciosismo de su producción como un método de jugar con los límites lógicos e impresionar con detalles superfluos... ¿Ejemplos?: Toda la secuencia que tiene a Arthur peleando en un ambiente donde la ley de gravedad varía constantemente y que luego lo obliga a idear una forma de crear gravedad en la ingravidez para despertar a sus compañeros es impresionante, preciosa, ingeniosa, pero absolutamente antojadiza. Es un caramelo visual que no sirve otro propósito que satisfacer el ego del director de crear una escena de esas características. La escena me encantó y aplaudo que exista un tipo como Nolan que tenga ese tipo de ambición visual, ese deseo de explorar la capacidad narrativa de cine, pero si uno lo analiza fríamente, la verdad es que a la historia no le aporta absolutamente nada.

Inception es más complicada que compleja, las capas de su profundidad son más aparentes que reales y con una edición más lenta, menos cuidada, una edición que diera pausas y dejara procesar la información antes de recibir el siguiente bombardeo de imágenes, el efecto sería menos impactante. ¿Qué quiero decir?: que hay un virtuosismo técnico que oculta una superficialidad temática, o más bien una "falta de profundidad temática". La película es inteligente, pero no es sesuda.

También hay un virtuosismo actoral. No hay un solo actor malo en esta película, Tom Hardy me hizo olvidar que alguna vez fue Shinzon, un patético clon del Capitán Picard (Star Trek: Nemesis); Ellen Page parece estar sobre el bien y el mal; basta con que aparezca Michael Caine  para que uno lo asocie con "figura paterna", "sabiduría" y "digno de respeto"; Joseph Gordon-Levitt parece ir camino a convertirse en un actor de moda nuevamente; y por más que Titanic haya arruinado para siempre mi capacidad de apreciar el trabajo de Leonardo DiCaprio, nunca negaré que es un buen actor.

Christopher Nolan me parece un Director absolutamente consolidado, talentoso y con una filmografía muy respetable, pero siento que tal vez le hace falta pegarse un porrazo como el que sufrió Darren Aronofsky con The Fountain, para dar un pasito más y convertirse en una bestia del cine moderno, está cerca, pero todavía no llega... al menos es capaz de producir el cine masivo más inteligente de hoy en día.

Inception plantea varias ideas:
  • De qué manera las ideas dan forma a la identidad.
  • La dicotomía entre la identidad que proyectamos y quienes realmente somos.
  • Los mundos que creamos para nosotros mismos a fin de poder enfrentar la realidad.
  • La percepción como factor creador de la realidad... etc, etc, etc.
El resto de la película es el juego de descubrir que partes de ella son sueño y qué partes son realidad y respecto de quién, pero ese juego, aunque entretenido y digno de motivarlo a uno a ver la película una segunda vez, no altera el hecho de que en muchas partes de la película es la forma la que supera al fondo y lo deja a uno con cierto grado de decepción.... ¡malditas expectativas!
Muy recomendada.

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com

Reseña: Inception (Paula Gómez)

por Paula Gomez

He escuchado decir, por ahí, que “Inception” (acá denominada “El Origen”, supongo que porque no supo traducir la palabra) es una película original.

No estoy de acuerdo.

Hemos visto infinidad de películas ambientadas en universos oníricos, en los que existe la posibilidad de manipular el subconsciente, y que presentan un “mundo real” dónde se lucra con esa posibilidad de interferir en los sueños. Entre las películas no muy vejas que me vienen a la memoria, puedo nombrar “Matrix”, “Dark City”, “Eternal sunshine of the spotless mind”, “Vanilla sky”…Todas juegan con lo mismo: ¿Qué es real, qué no lo es? ¿Cómo se puede diferenciar ambos estados? ¿Cómo saber si no es todo un sueño, desde el comienzo al final de la película? ¿Cómo saber si nuestro mundo es real? ¿Importa eso? ¿No vale la pena ser feliz, aunque sea en un mundo virtual?

Así que no coincido con la idea de que se trata de una película original.

Realmente, tampoco me importa. “Inception” me parece una muy buena película. Y eso principalmente porque la narrativa me pareció excelente. Creo que la película tiene una buena historia y la cuenta bien. Te atrapa, te da ganas de saber lo que pasa y cómo va a terminar. La película es muy interesante. Simplemente eso, nada menos que eso.


Claro que esa narrativa se ve resaltada por dos características fundamentales: Por un lado, un envase excelente. Muy buenos efectos especiales que permiten escenas maravillosas, creíbles, que hacen que el espectador se sumerja totalmente en un mundo dónde las leyes de la física no son exactamente las que conocemos, y dónde lo que muestran nuestros ojos puede cambiarse. Y sin embargo, no estamos en el País de las Maravillas. No hay árboles de caramelo ni animales que hablan. Es un mundo que se parece al nuestro, pero que no lo es.

La segunda característica es la actuación. El elenco incluye varios actores importantes, muchos de los cuales recibieron en algún momento nominaciones para el Oscar. Ellos logran que el espectador se crea lo que ve y que le interese. Que comparta el dolor del personaje de DiCaprio, la sorpresa y la fascinación de la arquitecta. En lo personal, me pareció que Nolan logró que todos actores funcionaran realmente bien (y eso que muchos de ellos no me caen bien como personas reales).

En resumen, es una película que recomiendo sin dudar. Porque te atrapa y te hace pasar un rato muy agradable, con sorpresas visuales y un ritmo excelente. Y porque te deja cavilando después.

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com

viernes, 13 de agosto de 2010

Reseña de cine: Shrek Forever After

Es difícil de creer, pero han pasado casi diez años desde que Dreamworks, a través de la entonces recién adquirida Pacific Data Images, decidiera retar a Pixar por la supremacía en cine animado por computadora. Shrek representó el inicio de una competencia entre ambos estudios que llevó a acelerar el desarrollo de la animación computarizada a pasos agigantados y ofreciendo la mayor variedad de películas infantiles que se haya visto desde los años dorados de Disney.

Lamentablemente la franquicia de Shrek fue objeto de una sobreexplotación que terminó por desgastar el material y los personajes, con cada entrega subsecuente siendo más superficial y dependiente por entero de un humor referencial que resultaba además cada vez más rebuscado. La frescura y originalidad de la primera entrega se fue disolviendo y la tercera película me llevó a pensar que finalmente habían ordeñado a muerte a la vaca y era hora de moverse al siguiente establo. Sin embargo, el estudio decidió que era posible visitar la tierra de Far Far Away una vez más y permitir que los personajes se despidieran con un poco de dignidad, y eso  es precisamente lo que hace la cuarta entrega, Shrek Forever After.

La rutina que conlleva la vida de familia parece haber acabado con la independencia de Shrek, quien añora los días en que el pantano era solo suyo y los habitantes de las aldeas lejanas vivían aterrorizados por su existencia. A pesar de estar rodeado de familia y amigos, Shrek desearía poder revivir aquellos días aunque fuera solo por un día, sin saber que su deseo está a punto de cumplirse, con funestas consecuencias, gracias a Rumplestilskin, el malvado troll cuya vida fue arruinada, sin saberlo, por Shrek. El ogro es engañado por el nefasto duende y pensando que podrá ser él mismo por un día renuncia a toda su vida, teniendo solo 24 horas para intentar recuperarlo todo.

El recurso de utilizar una realidad alterna como un medio para enfocar la atención en los personajes no es precisamente original, pero en este caso funciona porque permite dejar en segundo plano el bagaje acumulado en las dos entregas anteriores y concentrarse en las relaciones entre los personajes. Lamentablemente hay un límite para lo que se puede hacer dentro de ese marco y el resultado final es una película que resulta más entrañable por lo que recuerda de la primera entrega que por cualquier aportación que pueda hacer, terminando con un mensaje tan común que resulta cansino: cuidado con lo que deseas, o peor aún, nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido.

Shrek Forever After (Shrek Para Siempre) es una película bastante entretenida y debiera resultar del agrado de los fans de la serie e incluso del espectador casual que no conozca la franquicia o los personajes, pero también es indicativo claro de que es hora de volver al restirador a trabajar en ideas nuevas. Ojalá Dreamworks ponga parte de los más de dos mil millones de dólares que ganó alrededor del mundo con esta franquicia a trabajar en el desarrollo de nuevas ideas y proyectos, tan originales y refrescantes como lo fue Shrek en el 2001.

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com

jueves, 12 de agosto de 2010

Reseña: Emerald Warriors #1

Título: Last Will.


Guión: Peter J. Tomasi.
Dibujos: Fernando Pasarin.
Entintado: Cam Smith.
Color: Randy Mayor.
Rótulos: Steve Wands.
Editores: Eddie Berganza y Adam Schlagman.
Portadas: Lee Bermejo; Rodolfo Migliari.


Fecha de Publicación: 11 de Agosto de 2010.

Lo primero que tienen que preguntarse antes de comprar/leer esta revista es si están disfrutando la seguidilla de crossovers e historias cósmicas que han venido desarrollando Geoff Johns y cía. en los otros títulos de Green Lantern. Emerald Warriors no es más que un paso adicional hacia "ordeñar la vaca hasta dejarla seca", como le gusta decir a los estadounidenses, pero como esta franquicia en particular tiene casi tanto potencial como CSI, es probable que la campanada de alerta no llegue hasta cuando se anuncie la serie regular de G'nort.

A diferencia de la mayoría de los números uno que comentamos acá, Emerald Warriors no se preocupa de explicar de qué va la historia, quienes son los personajes, etc. Asume que uno viene leyendo Green Lantern y Green Lantern Corps y está bien que lo haga, sería ingenuo pensar que alguien que no sigue esas series va a molestarse en seguir una colección protagonizada por personajes que tienen un rol secundario en aquellas y sería bastante aburrido leer la enésima presentación de Guy Gardner, un personaje que hasta tuvo serie propia.

¿De qué va entonces? Pues muestra las cartas de la serie, el pequeño giro en el enfoque que explica que a uno pueda interesarle esta revista y decida gastar 3.99 dolares mensuales adicionales. Lo hace estableciendo una intriga que involucra un triunvirato secreto entre Gardner, Ganthet (que ya no porta e símbolo de la Esperanza) y un villano que le da un toque interesante al asunto, pero que es de aquellos que le gustan más al escritor que a los lectores (¿Alguien más está cansado de Superboy Prime?), Atrocitus.


Gardner, tras detener a unos contrabandistas de armas y rescatar a los diseñadores de estas armas, le plantea a los Guardianes del Universo la necesidad de internarse en los sectores desconocidos del Universo, aquellos que no conocen la luz de la Linterna Verde y ser más proactivo en la detección de amenazas que tienen el potencial de poner en peligro el orden y hasta la misma existencia del DCU. Los Guardianes aceptan la propuesta de Gardner, desconociendo aparentemente que hay una intención secreta tras esta propuesta... ¿será que los Guardianes realmente desconocen este plan? ¿o estarán buscando exponerlo un poco más antes de aplastarlo?

No puedo decirles en qué consiste el pan por dos razones: a) Les echaría a peder la revista. b) en realidad no tengo idea de cuál sea ese plan :)

El dibujo de Fernando Pasarin me gustó. Es uno más de la extensa camada de dibujantes españoles (que compiten con la de brasileños e ingleses, me parece), que están trabajando actualmente en el mercado estadounidense y su estilo guarda bastante similitud con el de algunos de sus compatriotas como Jesús Saiz, Javi Piña o David López, es decir, bastante bien. Me gustó la secuencia introductoria que hizo con el arresto de los contrabandistas y el resto de la serie no está nada mal, harta atención a los fondos y secuencias fáciles de seguir. Aunque ya lleve un buen tiempo dibujando en EUA creo que es el mejor trabajo que le he visto y tal vez ayude un poco que el entindador sea un dibujante y entintador muy experimentado como Cam Smith, pero en cualquier caso creo que hay margen para que Pasarin siga mejorando muchísimo y empiece a destacarse más dentro del plantel de dibujantes de la compañía.

Emerald Warriors es una lectura amena (no me atrevería a calificarla de "entretenida"), bien dibujada y que está destinada a un nicho de lectores bien específico de cuyo entusiasmo dependerá su longevidad. Si Uds. pertenecen al grupo y no tienen aún apretado el bolsillo, la serie no pinta como un paso en falso, más bien como una nueva veta de explotación de los personajes que permitirá seguir construyendo nueva mitología para la franquicia, así que tarde o temprano terminarán comprándola en algún crossover. Recomendada, aunque sin mucho entusiasmo.

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com

lunes, 9 de agosto de 2010

Reseña: The Losers

Uno pensaría que este Blog ya le ha dedicado suficientes bytes a The Losers, tanto la película como la serie de Vertigo, sin embargo es mi privilegio y vuestra desgracia (espero que no), que no haya nadie por sobre mi déspota cabeza para pedirme que escriba de otra cosa.

The Losers no se estrenó en Chile... a estas alturas sería una sorpresa que alguna vez lo haga y aunque tal vez llegue en DVD, tuve que utilizar algo de ingenio para verla. La serie en la cual se basa fue una sorpresa grata cuando la descubrí accidentalmente hace unos cinco o seis años y podría decirse que fue un "sleeper" (un éxito sorpresa, esos que se promocionan de boca en boca), si no fuera porque en realidad, nunca fue realmente una serie comercialmente exitosa.

Algo que me llamaba la atención del fracaso que fue la película de The Losers era que el Director se las haya ingeniado para adaptarla mal al cine... basta leer el primer número para ver el talento que tiene Andy Diggle para escribir escenas de acción que son igual de interesantes en un cómic como en la pantalla grande. Si uno lee los primeros números de Adam Strange: Planet Heist (antes de que los edictos editoriales la arruinaran), verá que hay que atribuirle buena parte de la concepción de estas escenas a Diggle, ya que es el factor común en ambas historias (la de Strange la ilustra Pasqual Ferry). El cómic de The Losers casi se lee como el storyboard de una buena serie de acción y encontrarme con una película tan plana y aburrida fue una decepción de aquellas.

Un grupo de Fuerzas especiales encabezados por el Coronel Clay (Jeffrey Dean Morgan), se salen de los parámetros de su misión cuando se dan cuenta de que el sitio que será bombardeado gracias a los marcadores láser que les han encargado colocar, está lleno de niños. Tras una exitosa misión de rescate, los pequeños mueren cuando el helicóptero en que están siendo rescatados es destruido por un caza-bombardero, orden que da Max (Jason Patric) con el fin de eliminar al escuadrón del Coronel Clay, compuesto por Roque (Idris Elba), Pooch (Columbus Short), Cougar (Óscar Jaenada) y Jensen (Chris Evans). 



Sabiendo que se los presume muertos y que de saberse lo contrario terminarían en tal estado antes de lo que desean, los Losers se mimetizan con su entorno en una zona rural de Bolivia, con la esperanza de juntar suficiente dinero como para poder volver a los EUA sin que se entere el Agente Fantasma de la CIA que ordenó su muerte y así retomar algo de lo que queda de sus vidas.

Los planes del grupo se ven alterados cuando entra en escena Aisha (Zoë Saldana, que acá me recordó mucho a Thandie Newton), una mujer atractiva y misteriosa que le ofrece a Clay la oportunidad de infiltrarse en la operación de Max y descubrir quién es la persona a la que deben su actual predicamento, con la chance de vengarse de su oculto enemigo. De aquí en más la película salta de escena de acción en escena de acción con interludios cómicos que se reparten Jensen (Chris Evans, lo mejor de la película), Max (Jason Patric, lejos, pero lejos, lo peor de la película y de casi cualquier otra que haya visto alguna vez) y alguna escena de violencia sexy entre Clay y Aisha.

The Losers es una película de acción descerebrada muy parecida a la también recientemente estrenada "Los Magníficos" (The A-Team), con una pequeña gran diferencia... mientras Los Magníficos resuelve rápidamente que se trata de una comedia/sátira de acción, The Losers transita timoratamente por el terreno de la comedia, la acción, el thriller, la farsa, etc. A ratos quiere ser "Mr. and Mrs. Smith", a ratos quiere ser "Mission Impossible", etc. Pareciera que el guionista y el Director leyeron el cómic y les gustó tanto que trataron de incluir la mayor cantidad de diálogos y escenas de la revista, pero le quitaron toda la sustancia: la intriga política, la personalidad autodestructiva de los personajes, los turbios negocios de la CIA y lo inquietante que era la presencia de Aisha.

Debo reconocer que he visto Grey's Anatomy y Supernatural, de modo que conocía a Jeffrey Dean Morgan, aparentemente su único recurso actoral es mirar con cara de perro apaleado, lo que parece despertar el sentido maternal de las mujeres. El problema es que The Losers no es una comedia romántica, por lo que me causa curiosidad averiguar qué tan malo fue su trabajo para Watchmen (aunque no tanto como para ver la película).

Zoë Saldana (o Saldaña) se merecía hace bastante rato un protagónico, lamentablemente esta película hará muy poco por su carrera. Su actuación aquí es buena, se ve sexy y peligrosa, sin embargo la Aisha del cómic generaba más temor que atracción, algo que la película no transmite. Sus intercambios de golpes con Clay están adornados con música que da la idea de un preámbulo antes de que se vayan a la cama (la escena recuerda mucho la pelea de los personajes de Pitt y Jolie en la película de los Smiths), antes que de una situación de riesgo donde Clay deba temer por su vida (como en el cómic).

Finalmente la actuación de Jason Patric como Max es absolutamente ridícula, queda a medio camino entre un villano del Bond de Roger Moore, y de un villano de Austin Powers... Max en el cómic brillaba por su ausencia, es más importante lo que no se sabe de él que mostrarlo matando a una mujer porque no logra sostenerle la sombrilla (lo que además es idiota ya que muerta ni siquiera puede taparlo del sol). Jason Patric no logra en lo absoluto convertirse en una presencia intimidante y la majadera insistencia en mostrarlo impertérrito ante situaciones crecientemente aberrantes (1) mata porque sí; 2) le provoca miedo incluso a su segundo al mando, que mata a quien se le ponga por delante; 3) le da lo mismo matar accidentalmente; 4) le da lo mismo a cuánta gente haya que matar, etc, etc), deja la película sin un soporte de realismo que haga que el espectador sienta que la gente que muere y la forma en que lo hace, es algo que deba importarle.


Si todavía no se aburren de mi reseña y vieron la película, se estarán imaginando que los dos epílogos de la película me habrán parecido un despropósito, si es así están en lo cierto, puesto que creo que terminan de romper cualquier aire de seriedad que pudo tener la película en su desarrollo... una pena. Mediocre tirando para malita.

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com