miércoles, 10 de noviembre de 2010

Reseña de cine: RED

No creo que la cantidad de películas basadas en comics vaya a disminuir en los próximos años, menos aún considerando que las dos editoriales de comics más grandes e importantes son propiedad de Warner Bros. y Disney. Como aficionado al cine y a los comics debo decir que no me molesta nada esta estrecha y creciente relación entre ambos.

Lo que realmente me agradaría que ocurriese de vez en cuando es que cuando se anuncia que tal o cual comic o novela gráfica será adaptada al cine, eso sea realmente lo que ocurra, pues en muchas ocasiones parece que lo que en realidad sucede es que algún estudio o productor le da dinero a los creadores y/o propietarios de algún comic para tener el derecho de utilizar su título o los nombres de sus personajes en cualquier historia que se le venga en gana. Y digo esto porque RED, la más reciente adaptación de comic en llegar a la pantalla grande, no tiene prácticamente nada que ver con el comic creado por Warren Ellis y Cully Hamner.

En el comic, una miniserie de tres números publicada por WildStorm bajo su sello de títulos de autor Homage Comics en el 2003, Paul Moses es un agente retirado de la CIA quien lleva una vida solitaria y casi sin contacto con el mundo exterior. Cuando un nuevo director de operaciones revisa su expediente, decide que las actividades en que participó Moses no pueden llegar nunca a ser del conocimiento público, por lo cual emite una orden para eliminarlo. Tras matar al equipo de tres asesinos enviados a su casa, Moses llama a su contacto en la agencia, solo para descubrir que ya fue transferida. Moses informa entonces al operador telefónico que su status ha cambiado y en vez de "green", debe considerársele como "red". Sin mayor explicación de lo que eso significa, Moses sale a cazar a sus presuntos cazadores.

La película nos muestra a Frank Moses (Bruce Willis), un hombre maduro quien vive una tranquila y solitaria vida cuyo punto más brillante son las conversaciones telefónicas que mantiene con Sarah (Mary Louise Parker), una empleada del sistema de pensiones. Luego de que un equipo de asalto intenta matarlo y destruye su casa en el proceso, Frank asume que quienquiera que sea lo esta monitoreando. Va a casa de Sarah y la saca por la fuerza al no poder convencerla de que su vida está en peligro. Tras ser atacados ella empieza a creerle que tiene un pasado con la CIA y accede a permanecer a su lado al menos hasta que pueda considerarse a salvo.

Frank recluta la asistencia de su viejo amigo Joe (Morgan Freeman), quien le confirma que son sus antiguos jefes quienes están tras él. En busca de mayor información Frank y Sarah acuden a Marvin Boggs (John Malkovich), un paranoico ex-operativo quien descubre la raíz del problema: La CIA lo ha catalogado como RED: Retired, extremely dangerous (retirado y extremadamente peligroso) y quiere borrar todos sus lazos pasados con él. Tras evadir los esfuerzos del agente Cooper (Karl Urban) por acabar con ellos, deciden buscar la asistencia de un espía ex-soviético llamado Ivan (Brian Cox) y de Victoria (Helen Mirren), una ex-asesina del MI-6 británico, para intentar resolver todo el embrollo antes de que los maten a todos.

La película es una mezcla de comedia romántica y acción que se inclina un poco más a lo primero y tal vez por ello logra salir bien librada. El nivel de talento actoral y carisma en la pantalla es impresionante, pues además de los actores arriba mencionados la película cuenta con apariciones de Rebecca Pidgeon, Richard Dreyfuss, Ernest Borgnine y Julian McMahon. La razón por la que menciono que resulta afortunado que la película se cargue hacia la comedia es porque con tantos actores en escena resultaría complicado intentar darles a todos un poco de exposición si estuvieran todo el tiempo entre explosiones y balaceras, aunque también hay suficiente de ambas cosas como para tener contentos a todos.

El director es el alemán Robert Schwentke sobre un guión de Jon y Erich Hoeber. Nunca he visto nada de la filmografía previa de Schwentke, aunque me gustaría encontrar Tattoo. Tal vez su trabajo más conocido sea lo que ha hecho ya en Hollywood, Flightplan (Plan de Vuelo) y The Time Traveller's Wife (Te Amaré por Siempre). Los hermanos Hoeber parecen buscar hacerse de una reputación como los encargados de "adaptar" historias al gusto de sus productores, pues son también los responsables del fiasco que resultó ser Whiteout (Terror en  la Antártida), otra adaptación que se tomó toda clase de libertades respecto a su material de origen y la cual comenté en su momento por aquí.

A fin de cuentas RED es una entretenida y moderadamente divertida comedia de acción que logra sacar el mayor jugo posible del star power a su disposición. A muchos les podrá parecer insulsa y perfectamente olvidable, pero creo que como entretenimiento escapista cumple atinadamente.

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com