jueves, 17 de febrero de 2011

Reseña: Birds of Prey #09

Título: The Death of Oracle Part 3: "The Soul and the Sacrifice".

Escritor: Gail Simone.
Artista: Iñaki Miranda.
Colorista: Nei Ruffino.
Rotulista: Dave Sharpe.
Editores: Janelle Siegel (Jefe) y Katie Kubert (Asistente).

Portada: Stanley "Artgerm" Lau.
Fecha de Publicación: 9 de Febrero de 2011.

Historia: El plan de Oracle para lidiar con Calculator no está saliendo del todo bien. Black Cannary está incapacitada tras el ataque de Mortis y el resto de las Aves de Presa están bajo la custodia de los lacayos de Calculator. Es hora de que empiece la fase final de La Muerte de Oracle...

Comentarios: La historia me ha resultado bastante entretenida en general. Lo más curioso para mi es la forma en la que se está representando a Batman actualmente porque pareciera que el mandato de DC es "suavizar al personaje", no porque se trate de algún edicto impulsivo sino como consecuencia del trabajo que ha hecho Morrison con el personaje, el cual tuvo una experiencia cercana a la muerte que parece haberle provocado alguna epifanía con cierto efecto rehabilitador de habilidades sociales.

La verdadera razón de que me interesara en reseñar este número es que tengo un carácter bastante obsesivo y eso redunda en que me vuelva majadero con ciertos temas, en éste caso en particular, el trabajo artístico de la Revista.

Este #09 de Birds of Prey es dibujado por Iñaki Miranda, quien, si no fallaron mis habilidades con Google, se trata de un dibujante de origen español. Mi impresión es que se trata de un dibujante sin mucha experiencia en el medio norteamericano porque nunca antes había escuchado hablar de él. Por lo que pude averiguar, hizo un fill-in en el #99 de la serie Fables, pero dado que no sigo esa serie sólo puedo opinar por lo que he visto en esta revista y mi impresión no es favorable.

El trabajo de Miranda en este número es sumamente irregular. En realidad sus páginas me dieron la impresión de tratarse de una progresión hacia la entropía, porque mientras más avanzaba en la lectura de la revista, peor era la calidad de sus dibujos. La revista va perdiendo detalles, los fondos se simplifican hasta desaparecer y el trabajo del colorista empieza a adquirir un carácter suplementario del aquél del dibujante, en vez de ser sólo complementario. Si fuera Detective deduciría que a Miranda probablemente se le vinieron los plazos encima y terminó dibujando a mano alzada y entregando lo primero que logró sacar de su escritorio, porque sólo de esa manera logro entender lo malo que es el dibujo de esta revista.

Si Miranda dibuja de esta manera en forma regular, no tiene nada que hacer como dibujante de cómics, simplemente le faltan años de trabajo en el perfeccionamiento de la anatomía de los personajes, la perspectiva, la ubicación espacial, la elaboración de fondos, etc. Si Miranda dibuja regularmente de esta forma, la Editora de la serie debería pensarlo dos veces antes de contratarlo y buscar tal vez a algún otro dibujante competente con quien rellenar la serie antes de completar la historia o un entintador de mano pesada que pueda corregir el aspecto final de la revista.

Algo falló con esta revista y tal vez la mejor decisión que pudo adoptar DC era demorar su aparición y buscar la forma de completarla en correctamente, pero no lo hizo. La discusión sobre si hay que hacerse responsable y sacar el comic a tiempo o si los retrasos editoriales son aceptables es bizantina, pero creo que hay al menos un criterio que no puede ser aceptable: sacar la revista en su fecha a cualquier costo.

No me agradan los retrasos, no me agrada comprar una revista que va a salir en Marzo y recibirla en Septiembre, definitivamente no apoyo esa práctica, pero tampoco me gusta la idea de una revista completada por 5 dibujantes y 10 entintadores o hecha tan a la rápida que parece un trabajo amateur.

¿Qué le pido al editor?

Planificación. Si vas a tener a un dibujante que hace 4 revistas al año, entrégale los guiones un año y medio antes de la aparición del número 1 y busca a alguien que pueda dibujar los números que siguen a aquellos que va a alcanzar a completar. Si el o los dibujantes de tu serie están luchando de mala manera por cumplir los plazos, comisiona un guión unitario adicional y se lo encargas a alguien que pueda completarlo rápidamente, de manera que tu gente pueda respirar más tranquila, etc.

"Como sea", no es una manera seria de cumplir las obligaciones.

Aquí estoy haciendo una suposición, que Miranda dibujó mal por apuro y espero tener razón porque la alternativa es la desidia de la Editora, que considero más preocupante aún.

Además de lo que ya comenté, otras cosas que me hacen pensar en el apuro como el motivo del resultado final es que este número fue solicitado originalmente con dibujos de Ardian Syaf y Vicente Cifuentes (al igual que el #8, que en su lugar tuvo a Guillem March como dibujante, con resultados un poco mejores) y que el trabajo del colorista es tan malo como el del dibujante. Nei Ruffino viene trabajando en la serie desde el principio y es la primera vez que demuestra tan poco talento para su trabajo, así que si no fue el perro el que le echó a perder la tarea, no sufrió una lesión cerebral y no está físicamente inhabilitado para hacer su trabajo tal y como lo hizo desde Mayo de 2010, sólo me cabe concluir que tuvo que completar la revista tan rápido como pudo, una vez que recibió los scans del trabajo de Miranda.

Voy a ser patudo y voy a tomarme la libertad de darle un consejo a Iñaki Miranda si es que está leyendo esta reseña: Si alguna vez te encuentras en la circunstancia de que te pidan completar 20 páginas en un tiempo que sabes que no te va a permitir hacer un trabajo al menos aceptable... digamos que produces una página al día y te piden a hacer 2,5, diles que no. Tal vez la ansiedad o el entusiasmo fueron malos consejeros, pero esta revista va a quedar en tu currículum y probablemente afecte la percepción que tendrá la gente de lo que eres capaz de hacer.

Y supongo que eso vale en realidad para cualquier trabajo que hagan.

Bajo circunstancias normales esta revista se habría llevado un 8. Esa nota baja hasta un 3 por el pésimo trabajo artístico y finalmente hasta un 1 por el pésimo trabajo Editorial que permitó tanto el pésimo trabajo artístico, como las circunstancias que lo hicieron necesario.

Evaluación:


Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com