viernes, 25 de febrero de 2011

Superman: Earth One

Superman: Earth One es una Novela Gráfica publicada por DC Comics en Octubre de 2010 como parte de una línea de proyectos que en palabras de la Editorial corresponden a: "Historias originales protagonizadas por Batman y Superman en formato de novela gráfica, realizados por los más grandes creadores que existen. Pero no se trata de unitarios. Hablamos de una serie regular de novelas gráficas dentro de una nueva continuidad, en una nueva Tierra".

O la impresión que me dejó a mi: "¡Y si Superman formara parte del universo Ultimate de Marvel Comics?"

La labor creativa de este proyecto recayó en J. Michael Straczynski y Shane Davis (en la Novela Gráfica de Batman trabajan Geoff Johns y Gary Frank), y para mi no constituye más que otro paso en falso que da el laureado escritor en su nueva casa editorial (exclusiva).

Pero me estoy adelantando un poco... partamos por la trama.

"Superman: Earth One" es (nuevamente) una re-elaboración del origen de Superman, presumiblemente con el objeto de alcanzar audiencias más amplias que el lector asiduo de cómics o el sacrificado seguidor de Superman. Cuenta la historia de Clark Kent, un muchacho de veintialgo años de edad, recién llegado a la gran ciudad (Metropolis), que carga con un aura de angustia adolescente y existencialismo dignas de Holden Caulfield (el protagonista de la Novela "El Guardián entre el Centeno" de J.D. Salinger). Clark tiene toda la vida por delante y Straczynski es un poco majadero en recalcar que se trata de un tipo tan inteligente y atlético que probablemente podría ser el mejor y el más competente en cualquier profesión que llegue a elegir. Es así como pasamos una buena cantidad de páginas viendo cómo Clark obtiene ofertas de trabajo excelentemente bien remuneradas en profesiones tan dispares como: al probarse como jugador para un equipo de Fútbol Americano o resolver fórmulas químicas avanzadas para una firma de investigación científica, etc, etc.

Clark tiene las capacidades para destacar en cualquier campo que elija, sin embargo se trata de un joven que ha perdido a su padre, que no consigue descubrir qué es lo que quiere hacer con su vida, relativamente atormentado por desconocer su origen, solitario al no sentirse parte de la sociedad en que vive y que es hasta cierto punto dominado por la apatía.

Toda esta aburrida miseria poco original es interrumpida por una Invasión extraterrestre (¡gracias!). El origen y propósito de la Invasión son el eje de la historia y en torno a ella se construyen las mayores modificaciones de la continuidad tradicional del personaje, de modo que evitaré darle mayores detalles sobre la misma para el caso que se animen a leer la historia, pero valga la advertencia que la mayoría de estas innovaciones parecen instrumentales (o utilitarias), en la re-construcción que propone Straczynski del personaje, y que no se resuelven completamente, dejando lugar para la ya anunciada secuela de esta Novela Gráfica. La Invasión se transforma (lógicamente), en un punto de inflexión en la vida de Clark y fuerza su mano en la decisión de convertirse en Superman.

El apartado gráfico de la serie corre por cuenta de Shane Davis y debo decir que no me gustó mayormente. Conocí el trabajo de Shane Davis cuando dibujó una miniserie de Mystery in Space protagonizada por el Captain Comet y otros personajes espaciales de DC Comics hace unos 4 o 5 años atrás. En aquella época me pareció un dibujante fuermente influenciado por Jim Lee que tenía mucho margen de progreso y que prometía transformarse en un talento a seguir en el futuro. Si bien parece haberse establecido como un dibujante confiable y atractivo para la compañía (al punto que le asignaron un proyecto importante como éste), su arte no ha progresado tanto como uno hubiese querido, lo que es más preocupante, parece haber optado por una estética que a mi gusto no lo favorece. Dibujos como el de Jim Lee funcionan en la medida que tengan un adecuado trabajo de línea que le de forma al dibujo, cuando falta "tinta" en la página, generalmente pierden atractivo. A esta novela le habría venido bien el entintado de Scott Williams, por ejemplo, sin embargo se optó por un entintado a cargo de Sandra Hope que hace que algunas líneas se vean incompletas o "sucias", lo que no es ayudado por el trabajo de coloreado, ya que en ocasiones la colorista (Barbara Ciardo), convierte a color el trazo del dibujante, restándole definición al dibujo. Tal vez lo más interesante del trabajo de Davis sea el esfuerzo que puso en el diseño de la tecnología alienígena y en trabajar la escala de los objetos a fin de que uno pueda dimensionar el impacto de tener un flota de extraterrestre flotando sobre la ciudad, pero eso no alcanza para perdonarle la poca expresividad que aporta a los personajes de una historia que es esencialmente existencialista.

Ahora, esta es una mala impresión basada en gustos personales e imagino que hay unos cuantos que admiran y disfrutan el trabajo de Shane Davis, así que aquí les dejo algunas páginas de muestra que publicó la editorial para que se hagan una idea del apartado gráfico de la revista.



Han pasado alrededor de dos años desde la llegada de Straczynski a DC Comics y todavía estoy esperando sentirme impresionado o al menos entretenido por su trabajo en la compañía. Analizando fríamente los números cuesta entender que DC le haya levantado este escritor a Marvel: The Brave & the Bold fue cancelada, la línea Red Circle fue un fracaso absoluto, su relanzamiento de Wonder Woman ha resultado más engorroso que atractivo y su trabajo en el arco argumental "Grounded" de Superman, ha cosechado pésimas críticas (a las que adhiero plenamente). Obviamente Straczynski viene precedido de pergaminos bien ganados, por lo que nada hacía presumir que su trabajo en DC no fuera a resultar tan atractivo y aclamado como el que hizo para Marvel.

Los mayores problemas que tengo con esta historia pasan por el hecho de que, para alguien que ha leído al personaje, no se siente como una historia de Superman . No soy fan de Superman (ni cerca), pero para mi la idea básica del personaje no pasa por los poderes que tiene, sino por su fortaleza moral, su integridad, su capacidad de tomar decisiones apropiadas ante dilemas imposibles o de encontrar una "tercera vía", ante dichos dilemas.

Recuerdo un artículo de Mark Waid de hace algún tiempo, donde enseñaba a escribir cómics (o escribir en general), y hablaba de los "falsos dilemas", como un problema clásico a la hora de crear una historia. Según explicaba: "Recuerden, la definición de "dilema" no es una "situación complicada", es "tener que elegir entre dos situaciones igualmente insatisfactorias.". Para Superman sería un dilema tener que elegir entre salvar a Ma' Kent o a Lois Lane, sabiendo que sólo puede salvar a una de ellas... que necesariamente la otra va a morir. La novela plantea como dilema que Superman siga ocultando su identidad y conserve la posibilidad de vivir una vida normal, o que revele su existencia y poderes al mundo, ya que de lo contrario el villano matará a todos los habitantes del planeta. ¡¿Qué clase de dilema es ése?!: "¡Revela tus poderes o vive solo en un planeta yermo hasta el fin de tus días!", no hay realmente una "puerta B" para elegir.

Straczynski ha trabajado como periodista, por lo que no es extraño que la conversación de Clark Kent con Perry White sea de lo más entretenido que tiene la revista. Tal vez como una extensión del anhelo de utilizar el periodismo como metáfora de la "la lucha por la verdad" que caracteriza a Superman, el Daily Planet, a través de sus más famosos trabajadores (Perry, Lois, Jimmy), se transforma en un protagonista más de la historia, incluyéndose un segmento al término de la historia, formado por una entrevista realizada por Clark a Superman y una Editorial de Lois Lane sobre la Maravilla de Metropolis. La entrevista tiene un estilo coloquial que a mi me resultó extraño, aunque no me molestó tanto como la personalidad algo pedante, egocéntrica y autoconciente con la que aparece Superman (en mi opinión, por supuesto).

En lo que a mi se refiere, creo que Straczynski no entiende a Superman y hace grandes esfuerzos por interpretarlo de una manera que le haga sentido. Esa manera probablemente no le va a gustar a quienes conozcan al personaje, pero es posible que le resulte atractiva a quienes no conocen a Superman o detestan su caracterización habitual.

"Superman: Earth One" al parecer resultó ser un gran éxito ya que entusiasmó lo suficiente a la Editorial como para pedirle a Straczynski que se ponga a trabajar en una secuela de inmediato, movida que obligó al escritor a dejar botado su trabajo en las series regulares de Superman y Wonder Woman. La decisión puede parecer algo radical, pero si uno es cínico podría pensar que se trata de un ejercicio de control de daños ante la pobre acogida que tuvieron ambos proyectos de Straczynki: dejar al escritor exclusivo, al que le tenemos que pagar aunque no haga nada, a cargo de la secuela del único proyecto que ha hecho para nosotros que ha sido medianamente exitoso. Creativamente hablando, creo que Earth One no es un gran trabajo, es apenas mediocre y dudo que aunque me desprendiese del arquetipo con el cual visualizo a Superman, pudiera este trabajo subir un par de puestos en mi escala apreciativa.

Otra razón para que no me guste la revista: el re-diseño del traje de Superman me pareció malo y completamente innecesario... a medio camino entre el traje clásico y el de "Superman: Returns".


Lean "Superman: Earth One" bajo su propio riesgo. No es la Peste Negra, pero no se las recomiendo.


Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com