miércoles, 13 de abril de 2011

Yo ♥: The Question


Probablemente una de las mayores gracias de la lectura de cómics o del consumo de cultura popular en general, es esa capacidad que tiene de quedársele a uno grabada en la memoria para después ser invocada por la nostalgia con mayores méritos que los que les corresponden de manera objetiva.

The Question #2 - Denys Cowan
Conforme pasa el tiempo, cada vez es menos común para mi que una revista determinada cumpla los requisitos necesarios (cualquiera que estos sean), para convertirse en una memoria endulzada por los años, pero sin duda que uno de esos momentos ocurrió cuando leí por primera vez el número #2 de la serie "The Question", por Dennis O'Neil y Denys Cowan.

Érase una vez que un lector joven e impresionable como yo, juntaba las monedas que le daban a diario y en vez de comprarse sánguches y dulces compraba cómics. Para mi buena fortuna, cuando empecé a leer cómics éstos eran baratos y podía comprarme 2 o 3 a la semana... pasaron algunos años y empecé a buscar cómics más extraños que los que llegaban regularmente a quioscos (ni tan extraños, en todo caso), un número de Hellblazer por aquí, uno de Animal Man por allá. No todas las historias tuvieron final feliz... todavía tengo por ahí guardado un número de Wetworks del que nunca pude deshacerme.

Una de esas colecciones "más extrañas" fue "The Question", que inmediatamente capturó mi atención porque el primer número termina de una manera bastante atípica. El protagonista muere:





En defensa de Vic Sage hay que decir que acababa de ser vapuleado por Lady Shiva, en la época en que si no eras Batman, pelear con Lady Shiva y vivir para contarlo era una gran hazaña.

Hay que tomar nota de dos cosas en esta secuencia. La primera es que Question muere ocupando su disfraz clásico, el del traje azul a lo Spirit, pero sin rostro... afortunadamente tanto la "JLU" como "Batman: The Brave & the Bold" se han encargado de popularizar esa versión del personaje, así que no hay mucho problema en hacerse una idea de a qué versión me refiero (referencia visual a su derecha).

La segunda es que el Reverendo Hatch, el "poder detrás del trono" de Hub City, se encarga de remarcar: "dejaré que continúen sólo hasta que cada hueso de su cuerpo esté roto. Entonces permitiré que el hermano Gun le dispare en la cabeza. Después le echaremos al río. Y si después de eso se levanta cantando Danny Boy, le daré todo lo que me pida".

Esto es obviamente un rito de transición, desde el personaje creado por Ditko hasta aquél al que daría forma O'Neil a lo largo de los 36 números que dura esta serie y que es una especie de Nihilista selectivo testarudo (técnicamente adopta un filosofía Zen) que se opone tenazmente a la corrupción que gobierna Hub City... la peor ciudad del Universo DC hasta que Geoff Johns soltó a Chemo encima de Blüdhaven.

La "muerte" de Vic Sage (Charles Victor Szasz), lo lleva a conocer y entrenarse con Richard Dragon, cuyas breves apariciones en la serie son tan "cool", que si hicieran una película de Question tendría que interpretarlo Christopher Walken. 


Question se transforma en un artista marcial de temer en la estructura jeráquica de luchadores del DCU y vuelve a Hub City cuando Richard "Yoda" Dragon decide que ya no puede enseñarle mucho más.

¿Qué hacer entonces cuando tras estar al borde de la muerte y ser rescatado del fondo de un río por la mujer que propició que quedaras en ese estado, vuelves a tu ciudad y todo sigue como antes?... pues hacerle una visita al Reverendo Hatch:



Cantando "Danny Boy", por supuesto.

Es justamente este momento de la serie el que se me quedó grabado, un golpe de efecto sembrado en el primer número de la revista, pero ejecutado magistralmente (qué dije de la "nostalgia" y la "memoria endulzada") y con consecuencias permanentes en mi memoria.

The Question es una gran serie que sólo mejora conforme avanza. Probablemente los seguidores de Ditko no adoren esta versión del personaje, el mismo O'Neil dijo alguna vez (y si lo encuentran por ahí, agreguen el link por favor), que en vez de deformar al personaje debió crear uno nuevo, en alusión al fuerte contraste entre la filosofía objetivista que planteaba Ditko y la filosofía oriental que utilizó O'Neil, pero la intriga política, la extensión de la corrupción en Hub City, la compleja relación de Vic Sage con Myra Fermin y su amistad con Aristóteles Rodor (Aristotle Rodor), conforman un cóctel muy entretenido e interesante, que definitivamente vale la pena probar.

Si bien alguna vez fue relativamente fácil hacerse de la Edición publicada por Editorial Zinco de ésta serie, hoy es bastante difícil encontrar todos los números. Afortunadamente tanto Planeta de Agostini como DC Comics han recopilado la serie y es posible conseguirla íntegra en formato recopilatorio. Altamente Recomendada.

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com