miércoles, 29 de junio de 2011

Reseña: Ultimate Comics Spider-man #160

Death of Spider-man: Part 5 of 5

Historia: Brian Michael Bendis
Lápices: Mark Bagley

Tintas: Andy Lanning con Andrew Hennessy
Color: Justin Ponsor

Rótulos: VC's Cory Petit

Portadas: Bagley y Ponsor (regular), Joe Quesada, Michael Kaluta y Mark Bagley (Variantes)
Editores: Mark Paniccia y Sana Amanat (asistente)

Fecha de publicación: 22 de junio de 2011

Uno de los comics más discutidos de la última semana fue éste sin duda alguna. En estos tiempos es difícil pensar que algún evento en una historia pueda sorprender a nadie, pues las mismas editoriales se encargan de filtrar sus contenidos a diverso medios de comunicación cada vez que consideran que pueden generar una importante cantidad de atención, como es el caso con la anticipada muerte de uno de sus personajes titulares. Incluso si se trata de uno de los protagonistas de su universo secundario.

Death of Spider-man es una historia que corrió durante los últimos meses en las series Ultimate Spider-man y Ultimate Avengers vs. New Ultimates, llegando a su desenlace con este número, el 160 de la serie que inaguró el Universo Ultimate en Marvel Comics.

Resumiendo, la historia previa es bastante simple. Norman Osborn, el Green Goblin, escapa la custodia de SHIELD y ayuda a fugarse a Elektro, Vulture, Doctor Octopus y Kraven, con las intención de usarlos para consumar su venganza y matar a Spider-man. El Capitán America instruye a Spider-man para que no se involucre en el conflicto entre los Ultimates y los Avengers, pero cuando el Punisher está a punto de matar al Capi Spider-man interviene y recibe la bala en su lugar. La pelea sigue y Peter es dejado atrás inconsciente.

Al despertar Peter parte apuradamente hacia Queens temiendo lo peor, y encuentra frente a su casa a Iceman y la Antorcha Humana, quienes lograron contener el ataque inicial del Goblin. Peter saca a su tía y a Gwen Stacy y les pide que se alejen lo más que puedan mientras él se prepara para su pelea final con el Goblin.

Lo Bueno: Pese a lo mucho que se critica a Brian Michael Bendis por su costumbre de descomprimir la narrativa y alrgar las historias, hay que reconocer que es un guionista que conoce su oficio y cuando se trata de contar historias llenas de acción y emoción lo sabe hacer muy bien. Para bien o para mal el Peter Parker del Universo Ultimate es bebé de Bendis, y consigue poner en la historia la suficiente carga emocional para que cualquier fan de Spider-man, ultimate o no, pueda sentirse involucrado.

Mark Bagley es un artista bastante bueno y cumplidor, aunque su estilo se definió hace mucho tiempo y es difícil que llegue a producir alguna pieza particularmente destacada. Aquí realiza un buen trabajo aún si muchos hubiesen preferido a alguien más espectacular o de renombre para una ocasión tan importante como ésta.

Lo Malo: No solo era un hecho anunciado hacía mucho (incluso es el nombre de la historia), si no que hace varias semanas que Marvel había confirmado que mataría al personaje y que ya había planes para iniciar las aventuras de un presunto sucesor, si no que la cobertura que recibieron en diarios y noticieros terminó por convertir la historia en un evento mediático, restando importancia al desarrollo de la historia en el comic.

Entiendo la necesidad de atraer atención en otros medios para elevar las ventas, pero en ocasiones se extrañan los tiempos en que esta clase de historias tomaban por sorpresa al lector y representaban algo más importante. Me parece también que el hecho de ejecutar esta historia a manera de un crossover fue algo gratuito y totalmente innecesario, ayudando a crear una imagen bastante negativa de la decisión editorial de llevar a cabo la historia.

Lo Feo: La forma en que algunos medios especializados han maltratado a Bendis y compañía por esta historia. A fin de cuentas se trata de una procesión lógica de la historia entre Spider-man y Norman Osborn, y si bien es un hecho que no la hubiesen manejado igual en el Universo Marvel regular, está bien contada, aún si el peculiar estilo narrativo de Bendis no es para todos los gustos.

El Veredicto: Death of Spider-man es una buena historia en la que el héroe hace el sacrificio final de una manera emotiva y bien contada, pero que pierde impacto por las decisiones editoriales y de marketing que se tomaron alrededor de su publicación. A fin de cuentas creo que está dirigida a los lectores del Universo Ultimate, quienes debieran encontrarla entretenida, interesante y conmovedora. Si no leen títulos de la familia Ultimate o no les importa de algún modo Spider-man, evítenla, pues no tiene nada que ofrecerles.

Recomendada, pero con bastantes reservas.

Calificación:


Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com