jueves, 30 de junio de 2011

Reseña - X-Men: Prelude to Schism #4

X-Men: Prelude to Schism #4 -
Giuseppe Camuncoli
X-Men: Prelude to Schism #4

Historia: Paul Jenkins
Lápices: Clay Mann
Tintas: Jay Leisten y Seth Mann

Colores: Chis Sotomayor y Lee Loughridge
Rótulos: Rob Steen

Portada: Giuseppe Camuncoli con Dan Brown
Editores: Nick Lowe y Sebastian Girner (asistente)

Fecha de publicación: 29 de junio de 2011

El próximo evento dentro de la interminable saga que son los X-Men es Schism, en el cual veremos una nueva división de los mutantes de Marvel en dos bandos, uno dirigido por Scott Summer, Cyclops, y el otro por Wolverine.

Prelude to Schism es una verdadera rareza, pues es bastante extraño encontrarse con miniseries o especiales que realmente sirvan como introducción o antecedente a algún evento o crossover. Marvel parece estar cambiando esa tendencia en los últimos meses y es algo que se agradece bastante. Más que concentrarme en reseñar este número en particular, creo que haré algunos comentarios sobre la miniserie en general.

Una amenaza se cierne sobre Utopia, el hogar de la nación mutante encabezada por Cyclops, y ahora todos esperan su decisión sobre como la enfrentarán. En la mejor tradición de números de los X-Men donde no hay acción pero se revela mucho sobre los personajes, Paul Jenkins hace una excelente deconstrucción del líder de los X-Men. Los primeros tres números de esta miniserie fueron dedicados a explorar la personalidad de Cyclops, quien a pesar de ser uno de los miembros originales de los X-Men y por tanto uno de los personajes más antiguos de Marvel -además de un favorito personal-, nunca ha sido el foco de atención y suele ser ignorado o menospreciado por muchos lectores.

El primer número está contado desde la perspectiva del Profesor Xavier y analiza la relación entre ambos a lo largo de la historia. El segundo toma la perspectiva de Magneto y analiza el profundo respeto que el a veces rival y ahora aliado de los X-Men siente por Cyclops. El tercero es una instrospección del propio Cyclops sobre su vida, su relación con aquellos cercanos a él y la forma en que encara los retos de ser líder y tomar decisiones que afectan las vidas de muchos otros. Finalmente, este número lidia con Wolverine de una manera muy similar, repasando algunos eventos de su pasado y la forma en que estos ayudaron a formar su personalidad.

Lo Bueno: El fuerte de los X-Men siempre han sido los personajes. Independientemente de las historias épicas y grandes sagas que los han caracterizado a lo largo de los años, lo que ha ayudado a distinguirlos de otros personajes y franquicias es el gran manejo de personajes que históricamente han realizado sus escritores. Afortunadamente Paul Jenkins es un escritor que sabe desarrollar personajes y hace un gran trabajo en esta miniserie.

Lo Malo: Aún cuando en términos generales el arte en los cuatro números es bueno y se presta bien al tono de la historia, la diferencia de estilos entre los dibujantes asignados al proyecto puede representar una distracción para algunos, aunque nunca llega realmente a ser molesto.

Lo Feo: Lo que sea que enfrentan en esta ocasión los X-Men debe ser bastante serio para tener nerviosos y preocupados a personajes como Namor, Magneto o Wolverine.

El Veredicto: X-Men: Prelude to Schism resulta ser una gran adición para todo fan de los X-Men presente o pasado, y puede servir como ayuda para cualquier lector nuevo que sienta curiosidad sobre lo que está a punto de ocurrir en los títulos mutantes de Marvel Comics.

Bastante recomendada.

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com