martes, 19 de julio de 2011

Reseña: The Red Wing #1

The Red Wing #1 - Dustin Weaver 
Learning to Fly

Escritor: Jonathan Hickman
Dibujante: Nick Pitarra

Colorista: Rachelle Rosenberg
Portadas: Nick Pitarra (regular), Dustin Weaver (variante)

Publicado por Image Comics

Fecha de publicación: 13 de julio de 2011

Es curioso que a estas alturas todavía haya lectores de comics que no sepan quien es Jonathan Hickman, pues lo que está haciendo con sus títulos en Marvel Comics debiera ser suficiente al menos para generar curiosidad acerca de a que se debe tanto alboroto. Después de todo se trata del autor responsable de revelar el origen secreto de S.H.I.E.L.D. y de reducir el roster de los Fantastic Four a solo tres integrantes, provocando que la primera familia del Universo Marvel buscara recomponerse en la forma de la Future Foundation.

Hickman empezó a atraer la atención de los lectores a través de miniseries propias publicadas en Image Comics, en las cuales se encargaba tanto de la historia como del arte. The Nightly News y Pax Romana gozaron de un éxito moderado y llamaron la atención de Brian Michael Bendis, quien se encargó de presentar a Hickman a los mandos editoriales de la Casa de las Ideas, donde su impacto ha sido tal que ahora es uno de los Arquitectos Marvel, grupo de cinco escritores responsables de planear el rumbo del gigante editorial.

A muchos sorprendió el anuncio de The Red Wing, si no tanto por ver a Hickmkan trabajando nuevamente en proyectos propios, si no por el hecho de hacerlo nuevamente a través de Image, cuando probablemente hubiese tenido la posibilidad de hacerlo en Icon y aprovechar los recursos mercadológicos de Marvel a su favor. La aparente explicación está en la amistad que tiene con el publisher de Image, Eric Stephenson, uno de sus principales soportes al inicio de su carrera.

The Red Wing es un comic de ciencia ficción que sigue las aventuras de un grupo de pilotos de combate que no solo tienen que aprender a maniobrar y pelear desde sus naves, si no también entender los fundamentos de los viajes en el tiempo, pues la guerra en que están inmersos se pelea a través de las épocas. La historia se centra en un par de pilotos de segunda generación, cuyos padres fallecieron en una batalla en el pasado. Uno de ellos, Dom, está convencido de que existe una posibilidad de que su padre haya sobrevivido.

La historia juega con conceptos científicos y rehusa tomar la ruta fácil para explicar los eventos. "El tiempo no es lineal. No existen las paradojas" es una declaración de principios que demuestra una vez más la voluntad de Hickman por abordar las historias desde ángulos nuevos y originales, tal y como ha hecho en el pasado, tanto en sus series propias como en lo que escribe para Marvel.

Lo Bueno: Para estas alturas diría que el solo nombre de Hickman debiera servir como garantía de que lo que van a leer será una historia inteligente, original y bien contada. Hasta ahora no ha decepcionado en ninguno de sus proyectos. En este caso en particular la historia y la forma de contarla me recuerda algunas de las excentricidades narrativas de Grant Morrison, pero templadas con una claridad de enfoque que rivaliza la de algunos de los proyectos con que Warren Ellis causara olas hace más de una década.

En cuanto al arte de Nick Pitarra, es difícil creer que realmente sea un novato haciendo su debut en esta serie. Su dibujo, estilísticamente hablando, emula fuertemente el trabajo de Frank Quitely, aunque tiene una narrativa y dinámica completamente propios. Una profunda atención al detalle combinada con un atractivo estilo y complementado con un brillante trabajo de color de Rachelle Rosenberg resultan en una serie que solo por el arte valdría la pena seguir. Combinada con la historia de Hickman debiera considerarse prácticamente como algo imprescindible.

Lo Malo: Espero que la decisión de Hickman de regresar a Image no signifique que The Red Wing vaya a recibir menos atención que si hubiese publicado a través de Marvel. En un mercado donde las Dos Grandes acaparan la mayor parte del espacio en anaqueles y el resto de las editoriales tienen que pelear por espacio, es difícil que proyectos como este encuentren un nicho y puedan sobrevivir.

Lo Feo: Solo cuatro números. Espero que sea porque se trata de una historia finita con un desenlace claro e irrefutable, o bien que Hickman tenga planeado regresar eventualmente a este mundo a seguir contando historias de este fascinante futuro.

El Veredicto: Una buena historia surgida de la mente de uno de los mejores escritores en el medio e ilustrada por un prometedor nuevo talento. Un comic de ciencia ficción inteligente y atractivo que demuestra que el género no está ni remotamente muerto. ¿Qué hacen leyendo esto en lugar de salir a conseguir su copia?

Altísimamente recomendado.

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com