miércoles, 14 de septiembre de 2011

Reseña: Ultimate Comics Spider-man #1

Ultimate Comics Spider-Man #1 - Kaare Andrews
Por Alberto Calvo.

Escritor: Brian Michael Bendis
Artista: Sara Pichelli

Color: Justin Ponsor
Rótulos: VC's Cory Petit

Portada: Kaare Andrews
Portada variante: Sara Pichelli y Justin Ponsor

Editor: Mark Paniccia
Editora asociada: Sana Amanat

Fecha de publicación: 14 de septiembre de 2011

Marvel Comics también está viviendo un relanzamiento, aunque de una manera algo más sutil y limitada que su Distinguida Competencia. Se trata de la línea Ultimate Comics, que está siendo relanzada con tres series regulares.

El título más longevo de la línea era Ultimate Spider-man, mismo que llegó a su fin luego del crossover Ultimates/Ultimate Avengers y la muerte del personaje titular en el último número de la serie. En la miniserie Ultimate Fallout se introdujo a un nuevo Spider-man para el Universo Ultimate, generando una gran cobertura mediática al revelarse que la identidad del nuevo héroe era Miles Morales, un adolescente de raza negra y raíces hispanas.

Esa revelación se encontró con múltiples críticas sobre que parecía un movimiento dirigido a ganarse la simpatía de las minorías más importantes en la Unión Americana, sobre todo tomando en cuenta que el nuevo personaje parecía tener poderes inexplicablemente idénticos a los de su antecesor, y que incluso parecía tener la misma personalidad. Este primer número de la nueva serie debiera ayudar a aplacar algunas de esas críticas, pues lidia precisamente con esas dos cuestiones.

Miles Morales vive con sus padres en un barrio bajo de Nueva York, y acaba de resultar seleccionado en una lotería que le permitirá acceder a una escuela fuera de su barrio. Aparentemente su tío es un ladrón quien recientemente sustrajo dinero y papeles de la caja fuerte de Osborn Industries y, sin percatarse, también sacó una araña de las utilizadas en los experimentos ligados al desarrollo del intento de suero de supersoldado que dio origen tanto a Spider-man como al Green Goblin.

Mientras Miles visita a su tío para informarle sobre su nueva escuela, se da el ominoso encuentro araña/adolescente que cambiará la vida de Miles para siempre.

Lo Bueno: Si algo ha caracterizado a los comics de Spider-man en cualquiera de sus versiones y encarnaciones, es el excelente manejo de sus personajes secundarios. A Bendis se le pueden criticar muchas cosas respecto a su forma de contar historias, pero la falta de caracterización o desarrollo de personajes no es uno de sus problemas. En este número conocemos un poco de Miles, pero también de sus padres y su tío, además de que podemos darle un primer vistazo a su vecindario y el impacto que este ha tenido y seguirá teniendo en su desarrollo como personaje.

El arte de Sara Pichelli es, como de costumbre, limpio y eficiente. La verdad estoy sorprendido de que a estas alturas de su carrera no se trate de una artista más popular y reconocida, así que espero que la atención mediática recibida por este título ayude pronto a cambiar esa situación.

Lo Malo: Que el principal foco de atención de esta serie siga siendo el origen étnico del protagonista. No dudo que parte de la decisión de darle ese origen al nuevo personaje haya sido pensando precisamente en ganar atención y simpatías, pero creo que ya que está hecho lo más importante debieran ser las historias y nada más.

Lo Feo: Lotería escolar. No creo que exista un sistema de selección más injusto que ese.

El Veredicto: Independientemente de la etnia del personaje, creo que este primer número apunta al desarrollo de una serie entretenida e interesante. Como fan de Spider-man desde hace casi treinta años debo decir que no encuentro esta nueva versión del personaje ni molesta ni ofensiva. De hecho, tras leer este primer número me encuentro de un humor optimista sobre el futuro de este nuevo personaje.

Lectura recomendada y con mucho potencial.

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com