martes, 31 de enero de 2012

CC: Secret Warriors

Crónica Comiquera - por Esteban Pedreros


Secret Warriors #1 por Jim Cheung.
Nuevo logo para una columna que retomo después de bastante tiempo. No tiene caso prometerles algún tipo de periodicidad porque francamente me dan ganas de escribirla luego de leer alguna revista y no puedo programarlo a la inversa, así que espero que les guste y en caso que así sea, se animen a leer ediciones anteriores.

Hace muchísimo tiempo leí el primer arco argumental de Secret Warriors y aunque me molestó la premisa de la serie porque hasta cierto punto invalidaba la historia del personaje protagónico (Nick Fury), la ejecución me pareció tan buena que mantuve mi interés en leer el resto de la historia hasta hoy... una tarea pendiente que finalmente pude completar.

Secret Warriors nació como un spin-off de "Dark Reign". Para el que no sepa o haya elegido olvidarlo, algunos años atrás los Skrull invadieron el Universo Marvel dejando en jaque las defensas de la Tierra y sembrando la duda sobre la real capacidad de Tony Stark y los Avengers para proteger el planeta. Al igual que en la vida real, la opinión pública del Universo Marvel es algo idiota y decidió confiarle la misión de salvaguardar el planeta a Norman Osborn, quien ante sus ojos, dio el tiro de gracia que derrotó a los Invasores salvándonos a todos.

El periodo en el cual Norman Osborn era el Capo di Tutti Quanti y los héroes Marvel apretaban los dientes y se tiraban el pelo exclamándo "¡¡¡¿cómo es que son tan h*****es, no se dan cuenta que es el Duende Verde?!!!", es conocido como "Dark Reign", donde S.H.I.E.L.D. pasó a llamarse H.A.M.M.E.R. y a estar bajo el mando de Osborn. En medio de estas maquinaciones Nick Fury teje las suyas y se revela la existencia de los Secret Warriors (Mighty Avengers #13, 2008), un grupo secreto de superhumanos, conocido sólo por él y bajo su mando directo, unido con el fin de proteger al mundo de gente como Osborn.

La Premisa:

Este grupo, que bajo el concepto original de Brian Michael Bendis y Alex Maleev, asomaba simplemente como un grupo secreto de Avengers liderado por Nick Fury, toma una pronunciada tangente una vez que Jonathan Hickman se une al equipo creativo para el lanzamiento de la serie regular. No podría decirles en qué Podcast, porque tanto Hickman como Bendis han grabado varios junto a John Siuntres, pero ambos comentan que Bendis invitó a Hickman a trabajar con él en Marvel como co-escritor de la serie. Debido a la carga de trabajo de Bendis, la idea básica es que éste entregara los lineamientos generales y Hickman les diera forma, pero tras discutir ideas y que Bendis leyera el borrador original de Hickman para Secret Warriors #1, Bendis optó por dejar que Hickman escribiera la serie por su cuenta... mi memoria es un tanto difusa, pero creo que Bendis dijo algo así como que la historia que quería contar Hickman era muy distinta que la que él quería contar y a la vez estaba más interesado en la idea de Hickman que en la propia. Bendis permaneció en los créditos hasta el término del primer arco argumental y de ahí en más sólo Hickman estuvo al volante.

En el primer número de la nueva serie Nick Fury descubre que S.H.I.E.L.D. no es más que una filial de HYDRA y que desde su creación, la organización secretamente ha estado bajo la dirección de HYDRA, ayudando inadvertidamente en la concreción de sus planes de dominación mundial.

Nick Fury revela la amarga verdad a Daisy
Así es... todas las veces en que Fury peleó contra el Barón Von Strucker, en realidad era HYDRA contra HYDRA. A mi también me pareció un poco tirado de las mechas (inverosímil), pero la ejecución era buena así que seguí leyendo. Tras descubrir la verdad sobre S.H.I.E.L.D. Fury se embarca en la misión de destruir de una vez por todas a a esta organización secreta cuyo increíble alcance le permite un soterrado control global.

El Desarrollo:

Los Secret Warriors, liderados por Daisy Johnson, deberán aprender a trabajar en forma conjunta y saltar tan alto como Fury les diga, para que a través de ellos los lectores vayamos descubriendo la conspiración detrás de la conspiración, envuelta en un acertijo, adornado con un misterio, tras una falsa apariencia que conforman la sustancia de la serie.

Fury buscará el apoyo de los Howling Commandos, que tras ser desafectados o decidir abandonar S.H.I.E.L.D. por cuenta propia, funcionan como un grupo de contratistas militares (mercenarios), bajo el mando de Dum Dum Dugan. Otros personajes que hacen apariciones destacadas son La Contessa Valentina Allegra de la Fontaine (ex-amante de Fury, de quien resulta entretenido averiguar su verdadera lealtad), John Garret (un ex-agente de S.H.I.E.L.D. convertido en Cyborg), Mikel Fury (hijo de Nick y lider de otro grupo de Secret Warriors), el Barón Von Strucker (una de las 5 cabezas de Hydra, junto a "The Hive", "Madame Hydra", "Kraken" y "Viper") y Captain America.

En el transcurso de la serie Nick Fury irá desentrañando un misterio tras otro, sembrando algunos propios y despertará a Leviathan, la bestia dormida consistente en los remanentes de la organización Soviética que funcionaba como contrapartida comunista de los intereses de HYDRA y S.H.I.E.L.D.

Comentarios:

Estoy siendo deliberadamente vago con el fin de no echarles a perder la historia, no quiero ser como Homero Simpson y gritar en la fila del cine que Darth Vader es el papá de Luke Skywalker, sin embargo llega el momento de expresar algunas ideas sobre la serie y voy a tirar el aviso de "spoilers", para tenerlos sobre aviso:


Mientras la serie va plantando los misterios, el desarrollo es sumamente atractivo a pesar de contar con muy pocas escenas de acción y muchísimos personajes que hablan y se ríen gozando el resultado de sus planes.

Una vez que la trama comienza a desenredarse es que aparecen los problemas...

La Contessa revela su triple traición y el merecido homenaje a Steranko.

La página de Steranko de Strange Tales #168

Hay muchas tramas de esta serie que a mi juicio no se resuelven en forma satisfactoria.

La primera y principal es que esta serie se llama "Secret Warriors" y parte con la formación de un grupo que conforme avanza la serie es relegado a un rol cada vez más secundario. Como se trata de una trama compleja uno espera que los personajes vayan comprendiendo su alcance y se hagan cargo del desarrollo y resolución, pero a pesar de que Hickman esboza cierta intención de que los personajes evolucionen de esa manera, lo cierto es que jamás dejan de lado su condición de peones y ninguno de ellos tiene un rol activo en la resolución de la trama.

En segundo lugar tenemos a Leviatán (o Leviathan), la organización secreta rusa que decide tomar el camino opuesto de la Perestroika y que permanece dormida hasta que Fury fuerza su retorno. Si bien la organización surge como un factor que complica el escenario para Fury, lo cierto es que termina siendo un elemento simplificador, como cuando los jugadores de ajedrez se aburren de disputar la posición en el tablero y empiezan a comer piezas. La resolución final de la historia deja ver que sirvieron el propósito de ser un arma de Fury en contra de HYDRA, pero eso contradice su desarrollo dentro de la revista... de cualquier manera su ominosa introducción contrasta mucho con el carácter sumario de su final, lo que se traduce en que éste lector quedara insatisfecho.

Por último está el "Gambito Fury"... llamo así a la revelación de que cierto personaje que cataliza una serie de eventos resulta ser distinto de quien pensábamos y estar trabajando secretamente para... ehhh, cuando (si es que), lean la revista sabrán de quién estoy hablando. El punto es que se trata de un "Deus ex Machina", un recurso argumental que arbitrariamente resuelve la trama en favor de Fury y que Hickman justifica dentro de la historia poniendo en boca de un personaje frases como "circunstancias imprevistas". Finalmente todo lo que ocurrió en la serie era parte de un plan, un plan tan grande que no pudimos verlo, pero que hace que muchas de las actividades de Fury no tengan sentido una vez que este plan se revela... es como si en ocasiones se hubiese estado disparando en el pie o tomando decisiones en base a una información limitada, contando de antemano con más información.

Hay algunos detalles menores por ahí, como la muerte de algunos personajes que creo que tienen como función darle peso dramático a la historia, pero que en retrospectiva tienen poca importancia y hacen que uno se pregunte si no habría sido mejor mantenerlos vivos para alguna otra historia mejor (aunque probablemente resuciten un día de estos).

Un pequeño párrafo para el arte antes de que me extienda demasiado... está "Ok". Quien se lleva el peso del dibujo es Alessandro Vitti, que hace un trabajo correcto, aunque a mi me resultara más atractivo el que hciiera Stefano Caselli al inicio de la serie. Por ahí hay algunos fill-ins que no son del todo satisfactorios, pero es parte del negocio y tengo que quejarme del diseño de personajes que encontré demasiado exagerado, tal vez vayan acorde a la tradición de los personajes, pero a ratos parecía que estaba leyendo un cómic de He-Man.

Conclusiones:

En definitiva Secret Warriors resulta una apuesta ambiciosa, llena de ideas interesantes y sorprendentes, con un tono similar al de la serie "Alias" (la serie de TV de Jennifer Garner), pero que imagino que sufre un poco por la inexperiencia de Hickman (a la época), en armar un proyecto tan complejo y con tantos personajes, probablemente la experiencia que ha adquirido en los años que lleva en Marvel lo habrían hecho contar la historia de mejor manera, de modo que dejara un gusto más satisfactorio en lugar de la sensación de haber sido engañado sin estar uno muy seguro de cómo, ni cuando, pero esas son sólo suposiciones.

Si les interesa adquirir la serie pueden hacerlo a través de Amazon en distintos formatos:
Yo se las recomiendo con varias reservas, pero creo que en general vale bastante la pena.


Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com