lunes, 26 de marzo de 2012

Reseña: Smoke and Mirrors #1

por Esteban Pedreros

Guión: Mike Costa.
Arte: Ryan Browne.
Illusions: Jon Armstrong

Color: Aaron Daly.
Rótulos: Robbie Robbins
Diseño: Thomas Quinn.

Editor: John Barber.
Editorial: IDW Publishing

Portada: Ryan Browne (3 variantes); Fiona Staples.

Fecha de Publicación: 21 de Marzo de 2012.

Smoke and Mirrors es una serie de autor creada por Mike Costa (G.I Joe: Cobra; Blackhawks), Ryan Browne (God Hates Astronauts, Blast Furnace) y John Armstrong y publicada por la editorial IDW.

La historia se centra en Ethan Vernon, un niño sumamente inteligente y curioso que se mete en problemas en un paseo de curso, cuando tras la exposición realizada por Mr. Carroll, el CEO de Trade Circle (una suerte de Steve Jobs en una empresa análoga a Apple),sobre Gesture, su nueva invención, decide investigar los secretos corporativos de esta empresa que se dedica a desarrollar magia, porque... ah!! sí, en el mundo de Smoke and Mirrors la magia es tan común como la tecnología en el nuestro e Ethan es un joven prodigio que quiere descubrir cómo funciona

El incidente en Trade Circle le acarrea a Ethan el reto de su madre, y en un acto de rebeldía, decide escapar de la casa e ir a ver a la persona que indirectamente provocó el problema en Trade Circle (donde Ethan remarcó que "Gesture" no podía ser un nuevo truco de magia, si el ya conocía a alguien que realizaba algo similar), nada menos un mago callejero que hace trucos de feria en una plaza y que aparentemente es el único en este mundo que conoce nuestra versión de la magia: el humo y los espejos.

Además de una narrativa clara y un buen trabajo de construcción de personajes, la gracia de Smoke and Mirrors es la inclusión de trucos de magia dentro de la revista. Al interior de cada número podrán aprender un truco de magia y entender cómo funcionan (ayuda el hecho de que los "pases de mano", estén impresos y uno pueda revisarlos).

Resulta un tanto interesante ver este mundo, muy parecido al nuestro, donde la magia ocupa el lugar de la tecnología y mueve al mundo, animando (o dándole "alma"), a objetos como vehículos, reproductores de música y teléfonos celulares. Me cuesta en este punto de la historia proyectar cuál será exactamente su desarrollo (dónde está el conflicto), pues se esbozan elementos relacionados con la identidad y poderes del mago callejero, el precoz talento de Ethan y tal vez algo de intriga corporativa, lo que me parece excelente... tras un par de décadas leyendo cómics, no ser capaz de predecir los lineamientos de una historia es una motivación adicional para seguir leyendo.

Ryan Browne tiene un estilo de dibujo bastante limpio y claro, en ocasiones el dibujo nos tan visualmente atractivo, pero su narrativa es impecable y a la vez hay un esfuerzo notable de su parte en lograr explicar los trucos de magia de una manera que no interrumpa el flujo de la historia y resulte clara para el lector. Si les agrada el trabajo de Browne les recomiendo que se den una visiten sus proyectos personales, God Hates Astronauts y Blast Furnace, se trata de webcomics absolutamente gratuitos y con un muy particular sentido del humor.

John Armstrong en tanto es consultor de la serie y ese es un punto importante. Armstrong es mago de profesión y es el encargado de entregar la asesoría en cuanto al funcionamiento de los trucos que vemos reproducidos en el papel, además de servir hasta cierto punto como inspiración de la historia. Armstrong trabaja como consultor para Disney en temas de magia y también ha trabajado como consultor para series como The Mentalist.

En definitiva Smoke and Mirrors tiene una partida absolutamente correcta y bastante interesante. Como en cualquier otro caso el desarrollo revelará si se trata de una serie con alas o no, pero tratándose de una miniserie de cinco números, parece un proyecto atractivo y muy distinto del panorama general. Recomendada

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com