lunes, 5 de marzo de 2012

Sheldon Moldoff (1920-2012)

Sheldon Moldoff, artista norteamericano de comics famoso por su trabajo en Batman, Hawkman y otros personajes de DC Comics durante la Edad de Oro de los comics, falleció el miércoles pasado a los 91 años de edad.

Moldoff nació en Manhattan, Nueva York, el 14 de abril de 1920, y creció en el Bronx al lado de sus padres y sus dos hermanos. Fue vecino de Bernard Baily, quien también llegaría a trabajar para la National unos años después, y juntos dedicaban las tardes a practicar dibujando personajes populares de tiras cómicas. A los 17 años comenzó a vender ilustraciones y caricaturas para algunas revistas, conociendo así a Vincent Sullivan, editor de National Periodicals que le daría su primer trabajo en comics.

Lo primero que Moldoff vendió a la National fue una página de relleno con temas deportivos, misma que apareció publicada en el interior de la portada del Action Comics #1. El arte de Moldoff era más realista y detallado que el de la mayoría de sus contemporáneos en el medio, lo que atrajo la atención de Max Gaines, editor de All American Comics, quien decidió ponerlo a dibujar portadas en adición a darle trabajo en páginas interiores. Moldoff se había convertido un año antes en asistente de Bob Kane, encargándose mayormente de hacer fondos en las páginas de Detective Comics, lo que siguió haciendo por muchos años en adición a su trabajo como dibujante en otros títulos.

Moldoff dibujó la portada de Flash Comics #1, con la primera aparición de Flash, Johnny Thunder y Hawkman. Cuando Dennis Neville, el artista co-creador de Hawkman, abandonó la serie, Moldoff se convirtió en el artista regular del personaje, ilustrando sus aventuras por cinco años en lo que muchos consideran como su periodo formativo. Gaines había decidido darle completa libertad para trabajar, y estaba muy satisfecho con el resultado, pues Moldoff era el único artista de comics con un nivel de calidad similar al de los autores de tiras cómicas. Otra de sus portadas famosas de la época es la All American Comics #16, donde apareció por primera vez Green Lantern.


Durante la Segunda Guerra Mundial Moldoff se enlistó en el ejército para cumplir con su servicio, pero no se conocen detalles sobre donde o en que capacidad sirvió durante el conflicto. Terminada la guerra y con los comics de superhéroes sufriendo un declive en popularidad, Moldoff decidió incursionar en el género de horror. Produjo dos títulos con la idea de venderlos listos para impresión a la Fawcett Comics, This Magazine is Haunted y Tales of the Supernatural, pero a pesar de que ambas gustaron al editor Will Lieberson, la editorial no se mostró interesada.


Moldoff los ofreció entonces a EC Comics, donde hizo un trato con el editor Bill Gaines que le hubiese reportado regalías en caso de que las series resultasen exitosas, pero el trato se vino abajo cuando apareció Tales From the Crypt, llevando a Gaines a ignorar los contratos firmados previamente. Lieberson le sugirió llevarlos otra vez a Fawcett, donde fueron aceptados ante la creciente popularidad del género, pero bajo un trato que no incluía regalías. Moldoff consideró que la abundancia de trabajo lo compensaba en parte, así que trabajó de esa manera por varios años.


En 1953 se convirtió en el principal dibujante fantasma -sin crédito alguno, claro- de Bob Kane. Su trabajo incluía la mayoría de las historias de Batman aparecidas tanto en las páginas de Detective Comics como en las de Batman, donde trabajó de manera casi ininterrumpida hasta 1968. Su estilo era tan distintivo, que para muchos fans de la época, Moldoff "era" Bob Kane. Durante ese periodo Moldoff co-creó a varios personajes, incluyendo a Poison Ivy, Clayface, Bat-girl (Betty Kane), Batwoman, Ace the Bat Hound, Bat-mite y Mr. Freeze.


En 1967 DC Comics despidió de su staff a la gran mayoría de artistas que aún quedaban de la Edad de Oro, Moldoff incluido. Todavía trabajó en Batman por varios meses gracias a su acuerdo privado con Kane,y hasta el vencimiento del contrato de éste con DC, pero eventualmente trasladó el grueso de su tiempo a trabajar en ilustración comercial, realizando storyboards para distintas casas de animación y comics promocionales para cadenas de restaurantes de comida rápida.

A pesar de estar completamente retirado del medio, Moldoff siguió acudiendo como invitado a convenciones de comics por décadas, y en el año 2000 colaboró en el proyecto Superman and Batman: World's Funnest, coordinado por Evan Dorkin, al ilustrar un capítulo del libro en lo que fue su primer trabajo haciendo superhéroes en más de tres décadas, y probablemente por última vez en su vida. Desde hace varios años Moldoff estaba retirado y viviendo en Florida al lado de su esposa, pero seguía atendiendo convenciones por lo menos hasta el 2009, cuando fue invitado a la San Diego Comic Con International.

El pasado miércoles 29, Sheldon Moldoff falleció en su casa de Florida, rodeado de su esposa e hijos.

Descanse en paz.

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com