martes, 15 de mayo de 2012

Reseña: Deathstroke #9

por Esteban Pedreros

Guión y Dibujos: Rob Liefeld.
Tintas: Adelso Corona y Jacob Bear.

Color: Andy Troy.
Rótulos: Travis Lanham.

Editor: Brian Smith.
Editorial: DC Comics

Portadas: Rob Liefeld y Matt Yackey.

Fecha de Publicación: 09 de Mayo de 2012.

No estoy muy seguro de si esto es un elogio o no, pero éste no es el peor cómic de Rob Liefeld que he leído.

Como lo expresa la leyenda que viene en los créditos de la serie, Deathstroke, the Terminator es un personaje creado por Marv Wolfman y George Pérez y que alcanzó su popularidad como un interesante personaje secundario dentro de la legendaria etapa de la dupla con los New Teen Titans. El personaje evolucionó desde villano teatral adepto a los soliloquios a un aliado temporal de los Titanes, preocupado por el destino final de Jericho, uno de sus tres hijos y uno de los personajes más populares de los Nuevos Titanes creados por Wolfman y Pérez..

Toda la historia antigua del personaje fue ignorada cuando se lo transformó en una especie de hombre fuerte de la Sociedad Secreta de Super Villanos en la época de Crisis Infinita, donde a mi juicio perdió todo rasgo redentor o que lo hiciera reconocible respecto de sus apariciones originales.

Dentro de los New 52, Kyle Higgings y Art Thibert Joe Bennett (tintas de Art Thibert), tomaron al personaje, lo desvincularon de los Titanes y lo transformaron en un mercenario con un fuerte sentido del orgullo. Las constantes misiones en que se embarca las acepta más para probarse a si mismo y a sus competidores que es el mejor en lo que hace que para obtener dinero y es tal su obsesión con esa idea que deja de lado cualquier otra preocupación, como la crianza de su hijo y necedades por el estilo.

Al igual que yo, Rob Liefeld es admirador de la etapa de Wolfman y Pérez en los Titanes, de hecho, creó a Deadpool como un homenaje/robo de Deathstroke, su personaje favorito de aquella época. Así que al tomar la revista la inclina más hacia la aventura superheróica que al cuidadoso tránsito por el área gris del Honor y el Orgullo, que pudimos leer hasta el mes pasado.

Deathstroke recibe una "audición" de parte de Maxim (que es hombre... yo tampoco entiendo), quien lo contrata para que atrape a Lobo, el último Czarniano, misión en la que será acompañado por Zealot (personaje de los Wildcats que se integra oficialmente al DCU), y una nueva versión de los Omega Men (personajes creados por Roger Slifer y Keith Giffen y en cuya serie apareció originalmente Lobo por allá por 1983, creado por los mismos autores)

Se esbozan trampas, tramas inconsistentes, personajes nuevos que recuerdan personajes viejos de otras compañías y demases, todo ello condimentado por la habitual habilidad de Liefeld de dibujar viñetas fuera de secuencia, posiciones anatómicamente imposibles y fondos sin detalle alguno... cualidades que lo han llevado a destacarse dentro del enorme universo de artistas talentosos que hay en el mercado estadounidense.

Siendo una revista bastante atractiva en lo visual y competente en la trama, Deathstroke debutó en el puesto 54 del Top 300 de ventas de Septiembre de 2011 con 42.325 copias vendidas (hay que sumar 9.792 en nuevos pedidos de Octubre, para totalizar 52.117 copias), cayendo hasta el puesto 112 del Top 300 de Abril con su número #8, el cual vendió sólo 16.951 copias... una caída de un 67,5% en 8 meses.

Realmente no veo cómo la llegada de Rob Liefeld pueda salvar la serie teniendo en cuenta que ahora es peor que antes, pero obviando a Liefeld, es un encargo destinado al fracaso, porque levantar ese nivel de ventas parece estar más allá de las capacidades de casi cualquier artista que hubiese decidido tomar el desafío. ¿Tendrá DC Comics un contrato con Liefeld por un número fijo de revistas?, tal vez DC quiera echarlo sin verse obligado a pagarle por un material que nunca llegará a producir... al menos eso sería más lógico que cancelarle una serie (Hawk and Dove) y ponerlo a cargo de otra serie que seguramente vas a cancelar más temprano que tarde. En fin, NO LA RECOMIENDO.

Ahora si se sienten obligados a recibir castigo corporal para redimir culpas por las atrocidades que han cometido durante sus vidas, entonces ahí si que TAMPOCO SE LAS RECOMIENDO

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com