miércoles, 28 de noviembre de 2012

Reseña: Judge Dredd #1

por Esteban Pedreros

"Ripe"
Droide de Guión: Duane Swierczysnki
Droide de Arte: (Nelson) Dániel.

"Protection Racket"
Droide de Guión: Duane Swierczysnki
Droide de Arte: Paul Gulacy.
Droide de Color: Leonard O'Grady.

Droide Editor: Chris Ryall.
Rotulista: Shawn Lee.

Editorial: IDW Publishing.
Portada: Nelson Dániel.

Fecha de Publicación: 21 de Noviembre de 2012.

No quería dejar pasar la oportunidad de reseñar esta serie debido a que su dibujante titular es un compatriota, Nelson Dániel, quien pasa a engrosar (desde hace algún tiempo ya), el pequeño grupo de chilenos trabajando en la Editorial IDW, tras el éxito de Gabriel Rodríguez con Locke & Key.

Judge Dredd no es una personaje que conozca en demasía, mi primer acercamiento al personaje fue gracias a la película de Sylvester Stallone y creo que sólo gracias a que en esa época tenía 14 o 15 años, no sentí agravio suficiente como para querer atravesar la pantalla y ahorcar a Rob Schneider ("You can do it!"), pero esa película poco o nada tiene que ver con los cómics. No puedo hablar por lo tanto de que opinarán los fans del personaje de este nuevo intento de llevarlo al mercado estadounidense, pero imagino que mis impresiones serán útiles para el resto.

La revista no gasta páginas en explicarle el personaje al hipotético lector nuevo, lo que se agradece (El Juez Dredd pertenece a una violenta sociedad futura donde los Jueces ofician también de Jurados y Verdugos. Joseph Dredd patrulla las híper-pobladas calles de Mega-City One) y en su lugar asume la familiaridad con el personaje y el entorno de sus historias, para mostrarnos el mal funcionamiento de un Árbol de Mega-City One, que ocasiona el escenario perfecto para el zaqueo de un Mall por parte de los transeúntes. Conforme los Jueces llegan a controlar la situación se percatan de que hay algo más detrás de este mal funcionamiento relacionado tal vez a una incipiente revuelta de algunos Androides.

El arte de Nelson Dániel había tenido la ocasión de apreciarlo en la Novela Gráfica 1899 (una especie de fantasía steampunk que alguna vez comentaré por acá), escrita por Francisco Ortega y publicada por Norma Editorial. Me gusta el dibujo de Dániel, pero no estoy seguro de si funciona del todo bien con Judge Dredd. Dániel utiliza semitonos para crear sombras en su dibujo, lo que le da un aspecto retro a su trabajo que luce muy bien en Blanco y Negro, sin embargo al estar coloreada la página (al parecer por él mismo), ese efecto choca con la posibilidad de utilizar el color digital para crear efectos similares y con la idea de que este es un cómic futurista. En mi caso se siente un choque entre un estilo artístico me hace recordar los años '60s, contrastado con una historia que está ambientada casi 100 años en el futuro.

La historia de complemento dibujada por Paul Gulacy es un tanto extraña. Gulacy se hizo famoso por su estilo algo fotorealista (dibujaba rostros de actores famosos en personajes de Shang-Chi) y en los últimos trabajos que había visto con su firma (una miniserie de Star Wars llamada "Crimson Empire III, Empire Lost"), se aprecia mucha rigidez y dependencia de la referencia fotográfica. Aquí parece abandonar ese estilo completamente y dibujar más libre, pero el resultado es bastante irregular... involutariamente caricaturesco, me atrevería a decir.

Más allá de que el arte no haya logrado impresionarme, la historia que plantea Swierczysnki es muy simple y poco atractiva. Se trata por supuesto de un juicio algo apresurado dado que la historia continúa, pero tratándose de un número debut, la verdad es que no hay mucho aquí que haga que uno sienta deseos por buscar la próxima entrega de la revista... me reservo un juicio más definitivo para cuando termine esta primera historia, aunque si no supiera que Brendan McCarthy dibuja el complemento del número #2, tendría menos paciencia. Moderadamente a No recomendada.

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com