lunes, 10 de junio de 2013

Reseña: Dream Thief #1

por Esteban Pedreros
@epedreros

Guión: Jai Nitz
Arte y Rotulado: Greg Smallwood

Editor: Patrick Thorpe y Everett Patterson (Asistente).
Editorial: Dark Horse.
Diseñador: Adam Grano.
Arte de Portada: Alex Ross.

Fecha de Publicación: 15 de Mayo de 2013.

He escuchado toda clase de buenos comentarios respecto de Dream Thief y especialmente del arte de Greg Smallwood, y aunque ya está por aparecer el segundo número, pensé que sería una buena idea darle una miradita a la miniserie... de momento puedo decir que estoy de acuerdo con la mitad de los rumores

John Lincoln es un desempleado profesional que alterna su extenso tiempo libre entre pasar el tiempo junto a su amigote Reggie y hacer miserable a su novia Claire, quien ya no cree sus patrañas, ni tolera su falta de empatía hacia el trauma que le dejó un robo violento en el que invadieron su departamento y amenazaron con violarla.

La vida de John, que oscila entre beber y fumar marihuana, se verá severamente alterada cuando descubra que está experimentanto una extraña situación... tras robar una máscara aborigen, su cuerpo ha comenzado a ser poseido por fantasmas que buscan vengar injusticias que se cometieron contra ellos.

Jai Nitz es un guionista al que conozco sólo de nombre y de quien únicamente sabía que trabajaba para Dynamite Entertanment, por lo que si este no es el primer cómic suyo que leo, pega en el palo... la verdad es que la historia me pareció una sucesión adecuadamente enlazada, de lugares comunes tanto del género criminal como el de cómics de Superheroes, con elementos sobrenaturales. El protagonista resulta bastante desagradable, pero está escrito para producir esa sensación y su viaje seguramente sera uno de redención o tal vez el de sumergirse en un hoyo sin fin de podredumbre humana... sea como fuere, Nitz se esfuerza por crear situaciones en las cuales su protagonista dice y hace lo exactamente opuesto de lo correcto, al punto que extraño la idea de que los defectos del protagonistas sean presentados de manera más sutil.

En cuanto a la historia en sí, creo que hay muchas secuencias que seguramente entretuvieron al escritor en su deseo de entregar caracterización de los personajes, pero que al menos por ahora resultan irrelevantes para el flujo de a historia y le aportan poco o nada a su desarrollo... lamentablemente la gran sorpresa del número pasa por las personas afectadas por el extraño mal de John y buena parte de la sorpresa es mitigada por los adelantos que se hicieron de la historia y por la manera un tanto clínica en la que se hace la descripción de las escenas, donde creo que elegir un narrador en primera persona deshumaniza en demasía al protagonista.

El arte de la revista es otro cuento... Sean Phillips y Eric Powell se casaron en secreto y tuvieron un hijo llamado Greg Smallwood quien se hace cargo de toda la faz gráfica: dibujo, entintado, color y rótulos. El tipo es simple y sencillamente fenomenal.

Creo que Smallwood tiene mucho margen para mejorar, pero lo que entrega en su número de debut es la de un dibujante sorprendentemente maduro y capaz a la hora de, no sólo narrar la historia de forma muy competente, sino que jugar con lo elementos gráficos del cómic, especialmente con el excelente uso de las onomatopeyas y el espacio negativo en pin-ups compuestos de varias viñetas (es la mejor manera en que lo puedo describir).




Hace poco escuché una entrevista a Jai Nitz en el Podcast de Pat Loika y junto con alabar merecida y profusamente el trabajo de Smallwood, señalaba una conversación que tuvo con Nick Lowe (el editor de las series de los X-Men), quien le decía que no sabía realmente cuál era su voz como escritor porque había leído muchos trabajos suyos muy distintos. Nitz aclaraba que estaba un tanto de acuerdo con esa apreciación, pero que si había un cómic que lo representaba era este.

Creo que Dream Thief es una excelente lectura, donde un gran dibujante eleva un guión un tanto... convencionalmente poco convencional. Se trata de una miniserie de 5 partes que al menos nos dejará como legado el impresionante debut de un dibujante que seguramente empezará a ser cortejado por otros escritores y casas editoriales y un guión que deberá mejorar bastante si espera estar a la altura del arte de la serie. Recomendado.

Calificación:


Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com