martes, 25 de marzo de 2014

Reseña: The Witcher #1

por Esteban Pedreros
@epedreros

Guión de: Paul Tobin.
Arte de: Joe Querio.
Colores por: Carlos Badilla.

Rotulos de: Nate Piekos
Diseñador: Adam Grano.

Editor: Daniel Chabon.
Editorial: Dark Horse Comics.

Portada: Dave Johnson y Dan Panosian.

Fecha de Publicación: 19 de Marzo de 2014.

Probablemente sólo hay una razón por la que leí este cómic... no sabía que era la adaptación de un videojuego

En realidad, es la adaptación del videojuego basado en las novelas escritas por Andrzej Sapkowski, y que eso les sirva para reforzar aquello de "no juzgar un libro por su portada", porque la verdad es que disfruté bastante la revista.

Geralt es un Witcher, un "viajero cazador de monstruos por encargo, dotado de poderes sobrenaturales", que conoce a Jakob Ornstine, un cazador que vive aisladamente en las afueras de un bosque. Tras un malentendido y compartir la cena junto a una fogata Jakob le cuenta a Geralt la tragedia que lo persigue... su esposa murió en el bosque próximo a ellos tras aventurarse en el temeraria e ignorantemente. Desde entonces se ha dedicado a advertir a los viajeros de los peligros sobrenaturales del bosque, mientras es penado por el espíritu de su difunta mujer. Tras oir la historia Geralt decide adentrarse en el bosque y es aquí donde comienza la historia...

The Witcher es un cómic de suspenso y horror sobrenatural donde prima la construcción de atmósfera y el pausado, pero muy satisfactorio desarrollo de personajes. La historia escrita por Tobin progresa sin tropezón alguno y tal vez lo único que se pueda criticar del mundo de The Witcher, es que es una amalgama de elementos bastante comunes para este tipo de historias por lo que sorprenderá muy poco al que esté acostumbrado al género.

En términos visuales la revista es un tanto más difícil de analizar. Creo que si están acostumbrados a los cómics independientes, esta revista debiera resultarles bastante satisfactoria, aunque no estoy seguro de si opinarán lo mismo quienes quieran ver una extensión del mundo del videojuego en el papel.

El trabajo de Joe Querio es apropiado para el tono de la historia, pero es muy poco detallado y deja la sensación de concentrarse en una o dos viñetas centrales de la página y pasar de forma un tanto desprolija por el resto. El color de Carlos Badilla (chileno) ayuda mucho en la consolidación de la atmósfera siniestra de la historia con el uso de una paleta mate oscura donde abundan los tonos fríos y una encomiable sobriedad a la hora de rellenar fondos, resistiéndose siempre a usar efectos que puedan perjudicar la narración y privilegiando el uso de transiciones de color que recuerdan mucho el estilo de Dave Stewart en los cómics del Mignolaverse.

Sin ser una maravilla The Witcher es un cómic que se deja leer y que no le debe disculpas a nadie, aunque al no estar familiarizado con el juego ni los libros, habría que dejar que sus fans lo juzguen personalmente. Recomendado.


Calificación:


Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com