martes, 13 de mayo de 2014

Reseña: Cyclops #1

Por Alberto Calvo.
@albion2112

Cyclops #1 - Alexander Lozano
CYCLOPS #1

Escritor: Greg Rucka
Artista: Russell Dauterman

Colorista: Chris Sotomayor
Rotulista: Joe Caramagna, de VC

Artista de Portada: Alexander Lozano
Portadas variantes: Greg Land y Skottie Young

Editores: Nick Lowe, Jeanine Schaefer y Tom Brennan
Editor asistente: Frankie Johnson

Publicado por Marvel Comics.

Fecha de publicación: 7 de mayo de 2014

Si existe un personaje polarizante dentro de los X-Men, el popular grupo de mutantes de Marvel Comics, sin duda es el de Scott Summers, mejor conocido como Cyclops, líder de campo del equipo y primer mutante reclutado por el profesor Charles Xavier. Marvel parece haber decidido capitalizar este hecho, aprovechando además el tener a dos versiones del personaje en la continuidad regular. Uno es el frío y calculador líder de los X-Men, cuyas acciones en tiempos recientes le han ganado más críticos y enemigos que los que su condición de mutante solían garantizarle, en tanto que la otra es la versión adolescente e idealista del joven Summers.

Confrontado con su yo futuro, el joven se siente abrumado y decepcionado, por lo que cuando la oportunidad de alejarse de todo e intentar llevar una vida diferente se presenta, decide tomarla. Así es como el joven mutante se encuentra a bordo del Starjammer, acompañando a su padre, Corsair, y su banda de piratas espaciales, pensando en sacarle jugo a la segunda oportunidad de convivir con un padre a quien él creía muerto.

En este primer número, Greg Rucka establece el momento del personaje y deja la mesa puesta para que Scott y Christopher Summers se conozcan mejor, una vez que capturan una nave y deciden separarse por algunas semanas del resto de la banda.

Lo Bueno:
Greg Rucka es un escritor bastante capaz, y parece entender a la perfección que uno de los grandes atractivos de los personajes de Marvel es la atención que se pone a la caracterización de los mismos, por lo que desde este primer número deja entrever que serán justamente los personajes el motor narrativo de esta revista. La inseguridad y timidez de Scott juega en contraparte con la incertidumbre de Corsair sobre su capacidad para ser un buen padre, y eso parece suficiente para poner en marcha la serie.

El arte de Dauterman, a quien no conocía, resulta bastante agradable a la vista, pues tiene un estilo limpio pero no falto de detalles, y le sienta bien a los espacios abiertos que los escenarios espaciales requieren.

Lo Malo:
No estoy seguro de que el saturado mercado actual pueda soportar otra serie solista de un X-Men, y sin duda será importante ver la respuesta de los lectores a los primeros números, aunque no hay que descartar que la película de Guardians of the Galaxy puede llegar a generar interés en explorar el Universo cósmico de Marvel, del cual Corsair y los Starjammers son una parte importante. Aún así, se antoja complicado el panorama a largo plazo.

Lo Feo: 
¡Adolescentes con un crush hacia la novia de su papá!

El veredicto:
Rucka y Dauterman arrancaron bastante bien, así que por mi parte le seguiré la pista a la serie, pues me parece que se trata de una lectura entretenida y con potencial para seguir creciendo. Recomendada de manera especial para los fans del personaje y/o de los Starjammers.

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com