domingo, 22 de julio de 2007

Roberto Fontanarrosa (1944-2007)

Por Nelson Lagos P.

HASTA SIEMPRE ROBERTO FONTANARROSA
(1944-2007)
Roberto Fontanarrosa
"De mí se dirá posiblemente que soy un escritor cómico, a lo sumo. Y será cierto. No me interesa demasiado la definición que se haga de mí. No aspiro al Nobel de Literatura. Yo me doy por muy bien pagado cuando alguien se me acerca y me dice: me cagué de risa con tu libro"

Roberto Fontanarrosa
Corría la década del 80. Nos reíamos con los chistes calentones de Pepe Antártico o la Broma en Vida (ambos de Percy). Otros como Hervi o Nakor, trataban de hacer humor político en la medida de lo posible, en una lucha de titanes contra la Censura… Llegó a mis manos la tira protagonizada por un matón, con escasos escrúpulos y aún menos neuronas, llamado “Boogie, el Aceitoso”. El autor hacía gala de un humor negro sino desconocido, muy escaso en nuestro país. Con los años sabría que Boggie era la versión de Fontanarrosa, personalísima, de James Bond!!!!!!...

¡Qué difícil es escribir unas líneas de alguien que no sólo creó personajes inolvidables, sino que él mismo fue un personaje!

Según sus propias palabras su único verdadero amor sería la pelota. La pasión por el equipo de su tierra, Rosario Central, lo llevaría en cada conferencia o entrevista jugar con frases como: “Soy hincha de Rosario ¿se los había dicho?”

Y como las ciencias ni los estudios en general no eran lo suyo decide probar suerte en el dibujo (de hecho, al ser distinguido con el grado de Doctor Honoris Causa se declaró “pionero de la deserción escolar”).

Con respecto a su falta de interés por los estudios declararía: "En la escuela nunca pude estudiar, era un vago, también fui siempre un lector vago, de todas maneras, lo mucho o poco que aprendí fue en los libros y si le enseñé a mi hijo a leer no fue para que se convierta en un intelectual, sino para que se divierta y enriquezca",
Corría 1962 y fue a pedir trabajo a Columba (El Tony, Dartgnan, Fantasía, Intervalo) pero sólo recibió promesas de recibir un guion para dibujar… Demás está decir que dichas promesas jamás se cumplieron, por lo que se volvió a su Rosario natal.

Al año siguiente consigue trabajo en una agencia de publicidad. Nunca se sintió muy cómodo: “siempre me pareció imposible que una persona pueda comprar un vaso porque alguien se lo inculca en un aviso”

El año 68 vendrá su momento. Acaban de asesinar a Martin Luther King; la dictadura de turno en Argentina reprime sin asco y ante esta situación tan deleznable y dolorosa sacará a relucir su humor negro en un chiste memorable: Un policía muestra su bastón manchado de rojo-sangre dice "no hay ninguna duda, eran comunistas"

Gran lector y amante de los libros al punto que el año pasado se le dio el título de “Amigo de las Bibliotecas Populares”. En dicho acto declararía, para deleite de los asistentes: "Tengo que admitir que yo no tuve demasiado contacto con las bibliotecas porque, afortunadamente, en mi casa había libros, mi madre siempre fue una lectora apasionada. Lo que no recuerdo es verla a ella comprándolos... yo creo que los robaba"

Sin embargo, su lengua mordaz no dejó de criticar las lecturas oficiales, calificándolas derechamente de aburridas: "Al menos esa fue mi experiencia con Platero (Y Yo). Cuando finalmente se percataron de la indiferencia que mostrábamos los niños con el mencionado burro, entonces nos dieron el Mío Cid... ahí sí que notaron nuestro entusiasmo".
Fontanarrosa por Eduardo de la BarraHomenaje al Negro de don Eduardo de la Barra.

Corre el año 1971. Rosario Central es campeón y nace Boogie, el Aceitoso. Además publica su primer cuento “19 de septiembre de 1971” en homenaje al club de sus amores.

El año 1972 marca un nuevo hito en su carrera. Surge la revista Hortensia, medio en el queso carrera despega definitivamente. Sobre esa etapa, una joya: “Era una gran vidriera para muchos de nosotros. Aquí fue donde ya me dejé de complejos y me lancé a la historieta, copiando sin asco a (Hugo) Pratt”

De ahí en adelante sólo éxitos y libros publicados para diversas editoriales...

Hasta el año pasado que se le declararía la enfermedad que primeramente lo postró, luego le impidió dibujar y que lo llevaría, finalmente, antes de lo que muchos de sus admiradores esperábamos, a la tumba.

HASTA SIEMPRE MAESTRO Y GRACIAS POR HACERNOS REIR.



Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com