miércoles, 1 de agosto de 2012

Reseña: Hawkeye #1

por Esteban Pedreros

Hawkeye #1 - David Aja.
Escritor: Matt Fraction.
Artista: David Aja.

Colorista: Matt Hollingsworth.
Rótulista: Chris Eliopoulos.

Editores: Stephen Wacker y Sana Amanat (Asociado).
Editorial: Marvel Comics.

Portadas: David Aja y Matt Hollingsworth; Adi Granov; Pasqual Ferry y Matt Hollingsworth.

Fecha de Publicación: 01 de Agosto de 2012.

Antes de que se formen una opinión de esta revista, debo anticiparles que se merece una mejor nota que la que le puse... así que ustedes se preguntarán:

"¿Y por qué no le pusiste la nota que cree que se merece?"

A lo que les contestaría que se debe a que la mayor sensación que me provocó esta revista fue un profundo desconcierto.

Como todos sabemos, Clint Barton es el Wili E. Coyote de los cómics, luego de ser educado en un circo, convertirse en experto tirador, detonar la nave madre de una invasión Kree armado con un jetpack (y consigo dentro), resucitar, vestirse de Ronin, acostarse con una réplica robot de la Scarlet Witch en la apacible Wundagore y ser quemado vivo hace un par de semanas, Clint decide repetir la acrobacia que hizo en la película de los Avengers, pero en lugar de reingresar al edificio por una ventana, choca contra la muralla, se precipita al suelo, sufre múltiples factura y debe pasar algunos meses en el hospital recuperándose de sus heridas.

Luego del make-over post película de Whedon, Hawkeye vuelve a su departamento en Sherwood 189 (no es broma) y se encuentra con que Ivan, un tipo que evidentemente guarda lazos con la mafia rusa, está desalojando a los inquilinos de su edificio tras adquirirlo y triplicar el alquiler. Superando su incial apatía, decide involucrarse en el problema y ayudar a sus vecinos.

El arte de David Aja me gustó bastante ya que, apropiadamente asistido por la opaca paleta de Hollingsworth, logra darle un tono melancólico a la revista que calza perfectamente con la historia que narra Fraction. No veía el trabajo de Aja desde que leí un par de números de su Immortal Iron Fist y me recordó bastante el trabajo de Tonci Zonjic en Who is Jake Ellis.



La historia de Fraction, por otro lado, se lee como un fan-film muy amateur del personaje, una historia corta que trata de sumarizar los elementos que lo definen, pero la verdad es que no sé si logra hacer un buen trabajo. Cualquier fan de Haweye es más fanático del personaje que yo, pero en lo que a mi respecta es un personaje que es definido por sus vínculos con los Avengers, del mismo modo que lo es/era el Martian Manhunter respecto de la Justice League. Fraction nos presenta al personaje como un tipo solitario, impetuoso e irreflexivo, todo lo cual suena bien, pero además es un idiota prepotente que abusa de su rol como Avenger luego de causar todo tipo de problemas que pudo evitar si hubiese partido por abusar de su rol como Avenger.

El primer número es unitario y tiene un tono satisfactorio como tal, puedo incluso que los conmueva un poco con algunas cursilerías que tiene hacia el final y aunque algunas de las preguntas que le genera al lector probablemente sean abordadas por Fraction en los números venideros, no dejo de sentir que hay algo profundamente equivocado en el enfoque de esta historia. No puede ser que Fraction no encontrara una forma de transmitir la identidad del personaje, que no lo hiciera quedar como un idiota prepotente de inteligencia cuestionable en el número debut de su serie regular ¿cierto? Si fuera el "Año Uno" de Hawkeye, no tendría muchos problemas con la historia, pero se trata de un tipo que ha sido líder de los Avengers, los West Coast Avengers y es líder actualmente de los Secret Avengers. Si la leen y no los conmueven los animales atropellados (es decir, si tienen corazón de piedra como yo), me cuentan qué les pareció, aunque me inclino a pensar que probablemente les guste. Moderadamente recomendada, principalmente por el dibujo.

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com