lunes, 22 de julio de 2013

Reseña: Pacific Rim



Dejemos algo en claro... Pacific Rim es la película que quiero ver desde que tenía 5 años.


En el futuro cercano, desde las profundidades del Océano Pacífico, surgen monstruos colosales llamados Kaiju que comienzan a atacar las ciudades de la cuenca del Pacífico. Primero es San Francisco, luego Manila y poco a poco la humanidad comienza a entender que se trata de una amenaza que no va a terminar a menos que los países logren unirse para combatirla.

Nace el Programa Jaeger.

Es el séptimo año de la guerra Kaiju. Raleigh Becket (Charlie Hunnam) y su hermano Yancy son los pilotos de Gipsy Danger, un Jaeger estacionado en el Shatterdome (el "hangar" de los Jaeger) de Anchorage, Alaska, que desobedece las órdenes de su comandante, Stacker Pentecost (Idris Elba) de sólo defender la ciudad de Anchorage y junto a su hermano acude al rescate de un bote pesquero próximo a ser destruído por el ataque de Knifehead -el primer Kaiju Categoria 3 de la historia- y la batalla que se desencadena ahí marcará de tragedia la vida de Raleigh y será el comienzo del cambio de la marea en la extensa y devastadora guerra de la Humanidad con los Kaiju de "la brecha", el portal dimensional en el fondo del océano desde el cual emergen estos monstruos.

5 años después la guerra avanza a favor de los Kaiju. El costoso programa Jaeger es puesto en duda por las autoridades políticas debido a su alto costo y a la cada vez menor efectividad que muestran los Robots en el combate contra los Kaiju.

Stacker Pentecost está a cargo del programa Jaeger y recibe la noticia de que le quedan 8 meses de fondos y que sólo cuenta con el Shatterdome de Hong Kong para albergar a la menguada flota de Jaegers del otrora imponente ejército. Para reactivar a Gipsy Danger, que ha sido restaurado, Stacker solicita la ayuda de Raleigh, quien a pesar de mostrarse renuente en un comienzo, termina por acceder a su petición al entender lo precaria que es la situación de las defensas del planeta. El Pan Pacific Defense Corps (Ejército de Defensa Pan-Pacífico), ha dejado de ser una ejército, se ha transformado en la Resistencia y las esperanzas de la población han girado hacia la decisión de construir un muro gigantesco que los aisle del ataque de los Kaiju.


De aquí en mas comenzamos a conocer a los personajes que harán posible el ataque final contra la brecha. Hercules y Chuck Hansen (Max Martini y Robert Kazinsky), lo pilotos Australianos del Jaeger más avanzado, Striker Eureka, y Mako Mori (Rinko Kikuchi), la hija adoptiva de Stacker Pentecost que acarrea una tragedia propia y un deseo de venganza que la han impulsado a entrenar más que nadie, con el afán de algún día convertirse en piloto de Jaeger.

Pacific Rim es una película espectáculo. Puedo estar equivocado, pero considero que el mayor afán que muestra Guillermo del Toro en la película es homenajear las series de Robots Gigantes japonesas, desde Iron Man 28 (Gigantor/Tetsujin-28) hasta Evangelion, recurriendo a muchos de los estereotipos que pueblan ese tipo de series. Incluyendo el que los personajes griten al menos uno de los movimientos de los Robots durante la película.

La trama de Pacific Rim es muy sencilla y eso la hace muy disfrutable. No pierde el tiempo tratando de elaborar en demasía la historia de los protagonistas, pero desarrolla lo suficiente sus historias y personalidades como para que sea fácil empatizar con ellos y explica lo suficiente como para que uno entienda lo desesperado de la situación y haga barra por los buenos.

Una vez que dejas de lado nimiedades como el guión, la película es un goce absoluto en su aspecto visual y no quiero decir con esto que el guión sea malo, sino que asume un rol funcional en torno al espectáculo de batallas de Colosos de Metal versus Monstruos lo que me parece sumamente inteligente de parte de los realizadores: entender el producto que quieres vender y hacerlo lo mejor posible.

El diseño de los Jaegers es fenomenal. Existe un enorme cuidado en describir la maquinaria que mueve a estos robots, algo que sólo había visto en las series japonesas (Transformers y su maquinaria hipercompleja y no-funcional, no cuenta), además de buscar darles una coherencia de diseño en torno a dos conceptos fundamentales: personalidad y avance tecnológico. Cuando comparas a Cherno Alpha con Striker Eureka, puedes entender intuitivamente que corresponden a distintas generaciones de Robots y eso hace el universo de Pacific Rim más rico e interesante como franquicia, que el que hubiese tenido con un trabajo visualmente menos inspirado -cof*cof*Transformers*cof*cof- y atractivo.

Así como lucen los robots, "asustan" los Kaiju. Los diseños son aterradores e imponentes y el estilo de pelea feroz y frenético que le entregan los animadores hace que la acción de la película sea muy entretenida y atrapante. Cuando un Jaeger enfrenta a un Kaiju no tienes la seguridad de que el bueno se llevará la victoria y en eso contribuye el que las victimas de ambos bandos sean muchas y tengan muertes brutales e impactantes.

Mi maltratado niño interior gozó esta película más que muchos otros estrenos de mayor pedigrí y mejor recaudación, al punto que ya me he repetido la película un par de veces... me parece una gozada, digna de Anteojos 3D y un saco de Popcorn (la conversión a 3D es muy buena. Vale la pena verla en ese formato), así que me parece un excelente panorama para cualquier día de la semana.... y por cierto, hay una escena extra al final de la primera tanda de créditos. No se vayan de inmediato.

Si hay algo que me preocupa de esta película es que la recaudación no sea suficientemente buena como para que podamos disfrutar la gloria de ver la segunda parte de Pacific Rim, lo que me parecería una tragedia porque si hubiese algo de justicia en este mundo, Crepúsculo habría sido una película y Pacific Rim tendría 5 secuelas. Absolutamente recomendada.





Nota para público normal:




Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com