miércoles, 27 de noviembre de 2013

Reseña: The Day of the Doctor (Especial 50° Aniversario)

Por Juan Carlos Rocha.
@jrochacl



Han pasado varios días desde el especial del 50 aniversario y no lo he visto nuevamente. Estoy aún digiriendo el capítulo. Fue demasiada información. Fue un shock de amor y cariño por la serie, algo que agradecer, algo para los fans, un verdadero regalo.


Y no fue solo un simple fan service, repleto de guiños, diálogos, objetos, personajes, referencias, etc., que evocan la larga historia del Doctor, sino mucho más. Sin ser una historia perfecta, logra plantear el relato como una bonita conceptualización de tres momentos en la vida de un hombre: Cuando se está dubitativo, cuando se siente culpa y cuando se logra superar esa culpa. Casi como fantasmas del futuro en un Dickensiano sci-fi, que muestran las consecuencias de tus actos, para finalmente aceptar la decisiones que tomas, que en el fondo es aceptarte a ti mismo y apoyarte. Emocionalmente brutal.

Por otro lado tenemos una entretenida historia a través del tiempo llena de buenas ideas y brillantes giros argumentales. Acá Moffat (guionista del especial y responsable de la serie) muestra que puede ser equilibrado… hay humor, aventura, acción, emoción, guerra, momentos íntimos, diálogos geniales. Este episodio tiene de todo. Hay además una tremenda dinámica entre Doctores. Daba gusto ver conversar a los 3 doctores. Al 10° y a 11° ya los conocíamos. Notables juntos y por separado, cada uno en su estilo y para el especial se agregó a “Time War Doctor” que se acopló perfecto.

El especial de aniversario cumplió las expectativas, lo cual no es poco en esta era de hype descontrolado.


Ahora toca un poco de spoilers más explícitos.

Todo inicia con El Doctor (Matt Smith) junto a su companion Clara (Jenna Coleman), ayudando a Unit (una ficticia agencia de inteligencia del Reino Unido), con un misterio en la galería nacional de Londres. Misterio que se conecta con una aventura del Doctor (David Tennant) con Elizabeth I y a su vez con el último día de la Time War, donde el Doctor (esta vez John Hurt) está decidiendo si usar “The Moment”, una arma de destrucción masiva de los Time Lords, que acabará con la guerra y con ambas razas protagonistas del conflicto: Time Lords y Daleks. Cabe destacar el truco (por llamarlo de alguna manera) de que “The Moment” tenga conciencia y esta tome la apariencia de Bad Wolf (una versión de Rose Tyler) con una personalidad que recuerda más a la TARDIS humanizada (de “The Doctor’s Wife”, un episodio escrito por Neil Gaiman) que a la rubia acompañante del doctor y que además sirva de excusa para la reunión.

Steven Moffat se hace cargo de llenar los años perdidos del Doctor (los de la “Guerra del Tiempo”. Anteriores a la primera aparición de Eccleston como el 9° Doctor) mediante el Doctor interpretado por John Hurt, y trae a David Tennant a cumplir con una aventura pendiente y referenciada un par de veces en la serie (¡qué buen ejercicio de continuidad!). Pero no contento con eso, en el clímax, cuando están los 3 Doctores frente a “The Moment”, con 11° y 10° apoyando a Hurt en su decisión, Moffat cambia toda la concepción del Doctor moderno, o mejor dicho arregla un gran detalle del doctor en la serie actual: Que haya sido un genocida. El doctor de Steven Moffat, es el que encuentra una mágica solución para que todos vivan, es el gran cuento de hadas, donde un loco en una caja azul llega, arregla todo y todos viven. Ése es el Doctor que conocemos y ese es el Doctor de Clara y ella es quien gatilla el cambio como toda buena companion. El Doctor encuentra el cómo ¡¡y esa solución incluye a todos los doctores!! Todos. Incluso Peter Capaldi, quien sustituirá a Matt Smith en el especial de navidad.


En resumen. Este episodio revela historias desconocidas del pasado y lo reescribe, le da un nuevo enfoque al doctor. ¿Falta algo? una nueva dirección para el futuro y quien mejor que un doctor clásico para darla, sirviendo de epilogo para el final de los días del doctor, retirándose para ser cuidador de un museo (más bien convertir la TARDIS en un museo o no se fijaron en los círculos en la pared?) con una de sus caras favoritas. No había visto este tipo de manejo y reformulación de un personaje, en mucho tiempo, mas teniendo en cuenta que al fin y al cabo es un producto televisivo familiar.

Pasado oculto, pasado reciente, pasado reescrito, presente, nueva dirección y futuro distante para un personaje. No es algo que se vea todos los días, por lo menos no en menos de 50 años. Gran aniversario, Gran historia. Grandes doctores.

Aplauso y ovación de pie.


Nota:




Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com