jueves, 27 de septiembre de 2012

Reseña: Wolverine and the X-Men #17

por Esteban Pedreros

Escritor: Jason Aaron.
Artista: Michael Allred.
Colorista: Laura Allred.

Rotulista: Clayton Cowles.

Editores: Stephen Wacker y Sana Amanat (Asociado).
Editorial: Marvel Comics.

Portada: Michael y Laura Allred.

Fecha de Publicación: 26 de Septiembre de 2012.

Hace casi un año reseñaba el primer número de esta serie y lo hacía con un profundo desconcierto... ¿Qué hace Wolverine en una sitcom de acción?

Probablemente mi reseña es una de las pocas reseñas negativas que se ha llevado esta serie y una de las pocas críticas que ha recibido el trabajo de Jason Aaron, quien mayormente es alabado de forma consistente por la crítica y ha llegado a posicionarse como uno de los Arquitectos Marvel... así que revisitemos la serie.

Doop es un personaje creado por Peter Milligan y Michael Allred que tuvo protagonismo como integrante de la X-Force y luego X-Statix, cuando el dúo estaba a cargo de dichas series y del que si uno no sabe mucho, es difícil que no le recuerde a Slimer ("Pegajoso" de los Ghostbusters), un ser amorfo que parece una papa verde flotante con brazos.

No he leído la serie desde mi reseña anterior, pero por el tono de la historia imagino que en ella debe haber una broma recurrente respecto de qué hace Doop como parte del profesorado de la Jean Grey School for Higher Learning... porque aquí vemos la respuesta. Deathlok entrega su evaluación del funcionamiento de la escuela a Wolverine y postula que aunque tiene un cuerpo docente trabajador y esforzado, estos han sido sobrepasados por la carga laboral y se encuentran al borde del colapso y que no ha logrado deducir para qué está Doop en la escuela, a quien sólo ve dormir múltiples siestas a lo largo del día. Wolverine afirma que Doop está en la escuela por una razón, que él le pidió que estuviera y que confíe en él. Doop se queda.

Tras esta declaración pasamos a enterarnos del proceso de reclutamiento de Doop, el rol que cumple en la Escuela y los distintos hechos en que se ve involucrado que justifican plenamente que forme parte del establecimiento... no sólo eso, sino que se trata de un engranaje clave en el funcionamiento de la Escuela.

La revista se compone de una serie de viñetas y secuencias que no son más que una seguidilla de intentos de hacer humor absurdo de manera formulista: Poner a personaje ridículo en situación absurda, rematando la broma con seriedad. Me encanta el humor absurdo, pero verlo expresado de manera tan poco sutil lo despojó casi de toda gracia para mi.

El dibujo corre por cuenta de Michael Allred, por lo que la revista es un goce visual que compensa con creces el torpe intento de humor de Jason Aaron y sube varios puntos la evaluación de la revista, ya que la dota de una expresividad y viveza que entretiene aún sin leer el texto.

Ahora la parte que me pareció inapropiada y esto es un juicio personal que no espero que compartan. Famosamente, Jason Aaron es el tipo que dijo "Go fuck yourself Alan Moore", cuando éste se expresó de una forma un tanto despectiva sobre algunos de sus pares en una de las tantas entrevistas que le han hecho sobre Watchmen, diciendo:
At the end of the day, if they haven't got any properties that are valuable enough, but they have got these ‘top-flight industry creators' that are ready to produce these prequels and sequels to Watchmen, well this is probably a radical idea, but could they not get one of the ‘top-flight industry creators' to come up with an idea of their own?  Why are DC Comics trying to exploit a comic book that I wrote 25 years ago if they have got anything?  Sure they ought to have had an equivalent idea since?  I could ask about why Marvel Comics are churning out or planning to bring out my ancient Marvelman stories, which are even older, if they had a viable idea of their own in the quarter-century since I wrote those works.  I mean, surely that would be a much easier solution than all of this clandestine stuff?  Just simply get some of your top-flight talent to put out a book that the wider public outside of the comics field find as interesting or as appealing as the stuff that I wrote 25 years ago.  It shouldn't be too big an ask, should it?  I wouldn't have thought so.  And it would solve an awful lot of problems.  They must have one creator, surely, in the entire American industry that could do equivalent work to something I did 25 years ago.  It would be insulting to think that there weren't.
Lo cual en realidad... en vista y considerando, no parece tan incorrecto aunque sí bastante duro.

Me parece una patudez muy consistente, que alguien con este antecedente decida utilizar a Howard the Duck, en un cómic de Wolverine, para un chiste absolutamente del montón que probablemente hubiese molestado a Steve Gerber si éste estuviese vivo para leerlo (y/o autorizarlo, si es que a Aaron le importa ese tipo de formalidad). Así que se imaginarán qué respuesta creo que merece Aaron.

Si no han visto o leído chistes como los de este número en mil y una partes con anterioridad y por lo tanto pueden reirse de buena gana con ellos, si no les importan las últimas consideraciones que expresé, si aman el dibujo de Michael Allred y leer una sitcom con Wolverine (¡¡WOLVERINE!!), de protagonista no les molesta, entonces esta revista es para ustedes. Si los mismos antecedentes les quitan el interés entonces probablemente tendrán una opinión similar o cercana a la mía. No lo recomiendo.

Calificación:


Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com