¿Qué representa para los autores el trato de Netflix con BOOM! Studios?

El día de ayer BOOM! Studios anunció la firma de un trato de primera vista con Netflix para la creación de series tanto animadas como live action basadas en los cómics y novelas gráficas publicadas por la editorial.


De acuerdo con el anuncio, todas las series resultantes de este trato tendrán como productores ejecutivos a Ross Richie, CEO y fundador de BOOM! Studios, y Stephen Christy, Presidente de Desarrollo de la editorial, que es publica series tan exitosas y populares como Lumberjanes, Something is Killing the Children, Once & Future y Mouse Guard.

También cabe recordar que ya existía cierta relación entre ambas compañías, la cual además funcionaba en ambas direcciones. Por ejemplo, BOOM! publicó el año pasado una novela gráfica que enlaza con Jim Henson’s The Dark Crystal: Age of Resistance, exitosa serie animada realizada por Netflix, mientras que Unsound, una película basada en la novela gráfica del mismo título creada por Cullen Bunn y Jack T. Cole está actualmente en postproducción con el gigante del streaming.

Para entender un poco mejor la naturaleza del trato, hay que poner atención a las declaraciones de los ejecutivos de ambas empresas que se liberaron como parte del comunicado de prensa que anunció el trato. Brian Wright, vicepresidente de series originales de Netflix, declaró lo siguiente:


"Los personajes de BOOM! son innatamente especiales. Son diversos, coloridos y variados, y sus historias tienen el poder de encender algo en todos nosotros. No podemos esperar para llevar estas historias de la página a la pantalla para los fans de cada rincón del mundo".

Por su parte, Ross Richie, CEO de BOOM!, dijo.

"Generamos más de 20 series originales al año y nos emociona esta sociedad con una compañía que es tan prolífica como nosotros. El singular modelo de sociedad de BOOM! en control de los derechos mediáticos de nuestro catálogo beneficia a los creadores al ponerlos en posición de poder hacer equipo con directores, guionistas y productores de primer nivel. Nos emociona continuar nuestra historia de traducir nuestro premiado y exitoso catálogo con el mejor talento de la TV, pero ahora con el indiscutible líder de la nueva era del streaming".

¿Lo notaron? "Los personajes de BOOM!", "nuestro catálogo". Ésa es una forma muy curiosa de referirse a material que es PROPIEDAD DE SUS CREADORES, ¿no les parece?

Se podría argumentar que en este caso BOOM! ofrece servicios de representación similares a los de un agente, pero la realidad no es tan simple. Como menciona Richie, el trato que tienen con los autores de cómic otorga a la editorial el control TOTAL de los derechos mediáticos de sus títulos, y eso es lo que permite que se den esta clase de tratos que involucran el catálogo completo de la editorial.


Pero la contra es lo que resulta un tanto preocupante. Propiedades como la mencionada Unsound, o la serie de TV basada en Stumptown, el cómic de Greg Rucka y Matthew Southworth fueron negociadas por los autores, que fungen como productores ejecutivos de esos proyectos, con todos los beneficios económicos que ello implica, además de que los coloca en posición de hacer escuchar su voz respecto al rumbo y tono de las adaptaciones.

Y eso es algo que no pasará con ninguna producción que surja del trato entre BOOM! y Netflix, donde los creadores de cada cómic que sea elegido para una adaptación recibirán una compensación económica, pero serán completamente ajenos al trabajo en las adaptaciones, pues Netflix no tiene obligación alguna con ninguno de los autores.

Del mismo modo, si algún productor o estudio de cine, u otro servicio de streaming o cadena de TV estuviera interesada en adaptar algún título publicado por BOOM!, tendrían que esperar a que Netflix les notifique que ellos no tienen intención de usar dicho material en ninguno de sus proyectos y emita una liberación oficial que permita que alguien más adapte el material previo trato con BOOM!, porque los autores tampoco tienen voz y voto en ese escenario.


Si un escritor o artista llegase a entablar alguna relación con directores o productores ajenos a Netflix que pudiese resultar en que sus cómics fuese adaptados a otro medio, tampoco pueden hacer nada, pues su trato con Netflix les impide entablar cualquier negociación directa por sí mismos.

Como público, no habrá mayor diferencia a cómo serían las cosas de haberse negociado de otra manera. Vamos a ver adaptaciones de algunos grandes cómics y novelas gráficas. Sólo no se sorprendan si al ver en pantalla una versión de uno de sus títulos favoritos, sus autores no son mencionados siquiera como una nota al pie.

Imagino que para muchos de los autores puede ser una experiencia agridulce pero, de cierto modo, es algo a lo que se expusieron al elegir a BOOM! como socio para publicar sus cómics originales en vez de buscar alternativas, pues es de sobra conocido que editoriales como Image, Dark Horse, Top Shelf, First Second, Random House Graphic, y varias más, permiten a los autores mantener el control TOTAL de los derechos de su trabajo.

Como sea, ¿a ustedes les emociona la idea de ver en pantalla la adaptación de alguna serie publicada por BOOM! en la actualidad?

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com

Comentarios