martes, 19 de marzo de 2013

Camino a La Mole Comic Con: Mike McKone

Seguimos con nuestro repaso a los invitados de La Mole Comic Con International de la ciudad de México, y toca el turno a Mike McKone.

Mike McKone es un reservado artista de origen británico. ¿Qué tan reservado? Lo suficiente como para que no podamos encontrar información de él más allá de los títulos en que ha trabajado en los últimos veinte años.

Por respeto a su privacidad decidimos no indagar más insistentemente acerca de su vida y su pasado, y nos concentraremos solo en su trabajo, que a fin de cuentas es lo que nos interesa.

McKone apareció en la escena norteamericana del comic a mediados de 1989, dibujando algunos números de relleno para DC en series como Justice League America, Justice League International, y Mister Miracle. Esta clase de trabajos de relleno o como artista invitado siguen a lo largo de los siguientes años, incluyendo, además de las series mencionados, una historia de tres partes en Detective Comics (con portadas del gran Dick Sprang), e historias de stock para varios anuales y especiales.


En 1992 recibe su primer encargo en Marvel Comics, Psychoville USA, una historia de cinco partes para The Punisher War Zone, además de historias de inventario que aparecen eventualmente en las páginas de X-Men Unlimited.


En 1995 colabora con Kurt Busiek en la miniserie Spartan: Warrior Spirit, para Wildstorm, entonces todavía parte de Image Comics, y se convierte en invitado regular a las colecciones de pin-ups del popular sub-sello propiedad de Jim Lee. Para 1996 trabaja en la adaptación de la película Strange Days. Ese mismo año se encarga de realizar los últimos dos números de Spider-Man 2099, luego de la renuncia de los equipos creativos regulares de la línea futurista de Marvel Comics.


En 1997 fue parte del lanzamiento de Acclaim Entertainment, empresa que buscó dar nueva vida a las propiedades de la extinta Valiant Comics, así como a las licencias que ésta había adquirido de los viejos personajes de la Gold Key, con McKone a cargo precisamente de la serie de uno de ellos, Magnus, Robot Fighter.


Al año siguiente tuvo su primer asignación de alto perfil en DC Comics al colaborar con Humberto Ramos en el arte de JLA: World without Grown-ups, historia escrita por Todd DeZago que eventualmente daría pie al lanzamiento de la serie regular de Young Justice.


En 1999 colaboró con Keith Giffen en la serie Vext, encargándose, junto para su entonces entintador regular, Mark McKenna, del arte de los seis números y de todas las portadas. La serie contó con buena aceptación de la crítica y revistas especializadas, pero nunca pudo reflejarlo en las ventas y tuvo que conformarse con una efímera existencia. A fines de ese mismo año, McKone ilustró la interesante miniserie de Elseworlds JLA: The Secret Society of Super-Heroes, escrita por Howard Chaykin y David Tischman.


En el 2000, además de sus acostumbradas colaboraciones misceláneas alrededor de la industria, realizó un puñado de números de Superman, y en 2001 colaboró con Steve Englehart en otro proyecto de calidad que tristemente pasó mayormente desapercibido, la miniserie Fantastic Four: Big Town.


Ese mismo año, junto a Judd Winnick, lanzó la primeria serie de los Exiles, personajes del universo mutante de Marvel desplazados en el espacio-tiempo, y la cual llegó a gozar de bastante popularidad. McKone dibujó catorce de los primeros 19 números de la serie. En 2003 regresó a DC para lanzar, en colaboración con Geoff Johns, una nueva serie de los Teen Titans, donde fue el dibujante principal por dos años, ilustrando 19 de los primeros 23 números de la serie, regresando un par de años más tarde para participar en el número 50.


En 2005, nuevamente en Marvel, se encargó por año y medio de la parte artística de Fantastic Four, trabajando de manera ininterrumpida de los números 527 al 543, todos ellos escritos por el siempre controversial J. Michael Straczynski. Culminada esa etapa se alejó por poco más de un año de las series regulares, realizando especiales, números de relleno e historias cortas para diversos títulos tanto en Marvel como en DC y Wildstorm.


En el verano de 2008 hizo un arco de dos números en las páginas de The Amazing Spider-Man en los números 562 y 563, y unos meses más tarde se integró a la creciente rotación de artistas en el título, mismo que en esos momentos se publicaba tres veces al mes. Dibujó los números 581, 582, 592, 593, 594, 600, 606 y 607.


En la misma época se convirtió en el artista regular de portadas de la nueva serie de Punisher, y su trabajo se caracterizó, al menos en los primeros números, por realizar homenajes de portadas clásicas del personaje.


En 2010 se unió a Christos Gage para lanzar Avengers Academy, quizás la mejor serie de la familia de títulos de los Avengers, y permaneció como dibujante regular por los primeros doce números del título. Tras de eso volvió a relajarse durante algunos meses con su acostumbrado esquema de portadas y colaboraciones esporádicas alrededor de la industria.


En 2012 tomó Astonishing X-Men para Exalted, un arco de cuatro partes escrito por Greg Pak, y es lo último que hemos visto de este talentoso artista de manera regular. De acuerdo con el patrón mostrado a lo largo de su carrera, no debe faltar mucho para que podamos disfrutar de su trabajo en algún nuevo proyecto regular.


Mike McKone es otro de los invitados especiales que podrás conocer acudiendo a La Mole Comic Con International los próximos 22, 23 y 24 de marzo en el Centro de Convenciones del World Trade Center de la ciudad de México.


Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com