2020 en cómics: BOOM!, IDW, Dark Horse y otras

Hace unos días, Alberto publicó en su blog una serie de textos en que repasa lo más relevante de 2020 en la industria del cómic estadounidense, desde el estado de la industria hasta sus lecturas favoritas del año, y vamos a replicar acá esos listados, pues cada año nos solicitan hacer un recuento similar en el podcast, y es algo que no solemos hacer. Lo que sigue fue publicado originalmente en La Hoguera de las Necedades, el blog de Alberto.

::::::      :::::      ::::::      ::::::      ::::::

Concluyo con mi repaso al mundo del cómic en 2020, al menos en lo que se refiere a la industria estadounidense, y toca el turno a editoriales como BOOM! Studios, IDW, Dark Horse y publicaciones independientes. Les recuerdo que mis listas no son de "lo mejor", sino de lo que más disfruté, y las presento sin ningún orden en particular.

Once and Future

Kieron Gillen, Dan Mora, Tamra Bonvillain y Ed Dukeshire. (BOOM! Studios)

Ya he escrito de mi afición por las espadas y mi gusto por las leyendas y mitos artúricos, y eso es parte importante de por qué disfruto tanto Once and Future, pero lo que Gillen hace con esta serie es mucho más que un mero pastiche u homenaje a aquellos relatos. Integrar otras historias a su mitología hace que su visión resulte fresca, y su premisa sea atractiva incluso para lectores que no entienden todas sus alusiones y referencias. Y claro que contar con el arte de Dan Mora y Tamra Bonvillain también ayuda bastante.

La historia balancea sus elementos mágicos y fantásticos con los aspectos más mundanos de la vida cotidiana, lo que facilita empatizar con sus personajes sin importar que vivan en un mundo ajeno al nuestro. Gillen tiene una propensión a desmenuzar géneros e historias para jugar en diversos géneros, pero lo más atractivo de su trabajo es que todo ese análisis y exploración es el trasfonde y soporte de una historia interesante y entretenida con personajes bien desarrollados, y aquí lo vuelve a hacer. Llevo algún tiempo diciendo que Mora es una estrella a punto de estallar, y sólo espero que sus compromisos con DC no afecten el desarrollo de esta excelente serie de la que ya había escrito hace meses.

Friday

Ed Brubaker, Marcos Martin y Muntsa Vicente. (Panel Syndicate)

En los últimos años las plataformas de distribución digital se han convertido en parte importante de la industria del cómic, y Panel Syndicate se ha hecho de un importante nicho en el mercado gracias a sus dos características principales: 1) ofrece un esquema de "paga lo que quieras" muy atractivo para el lector, y 2) fue creada y es manejada por autores de cómics. La mayoría ubica esta plataforma gracias a las colaboraciones de Bryan K. Vaughan y Marcos Martín, como The Private Eye.

Otros autores se han unido a esta iniciativa digital, pero sin duda el lanzamientos más sonado y atractivo de 2020 fue Friday, donde el artista español Marcos Martín hace equipo con Ed Brubaker. La historia es una brillante derivación del género de detectives adolescentes (a la Nancy Drew o Hardy Boys) que parte de una simple interrogante. ¿Qué pasa cuando esos jóvenes investigadores dejan de ser adolescentes? Friday combina cultos secretos, fantasmas y drama juvenil. https://panelsyndicate.com/comics/friday

Machine Gun Wizards

Christian Ward, Sami Kivelä y Dee Cunniffe. (Dark Horse Comics)

En los últimos años, Christian Ward se ha convertido en uno de los artistas más sólidos y reconocidos del medio gracias a su trabajo en series como Ody-C o Invisible Kingdom, pero a finales de 2019 nos dio la sorpresa de que también es un escritor más que competente, debutando con una interesante serie que combina elementos de distintos géneros narrativos. ¿Qué tal que Estados Unidos no hubiera tenido una prohibición sobre la venta y el consumo de alcohol, sino sobre el uso y abuso de la magia?

La llegada de una criatura de otro mundo trae consigo la llegada al mercado negro de una sustancia que permite al ser humano usar magia, pero su abuso en las calles de Chicago lleva a una prohibición. Cuando el mafioso Al Capone empieza a traficar con la misteriosa sustancia, hace falta una fuerza especial para detenerlo, as´i que entran en escena Elliot Ness y los Intocables. ¿Podrán estos agentes de la ley combatir el fuego sin usarlo ellos mismos? El arte de Sami Kivelä es ideal para el tono de esta historia, que ya fue recopilada en un tomo. Ojalá no sea la única visita que hagamos a este mundo.

Usagi Yojimbo

Stan Sakai y Tom Luth. (IDW)

En honor a la verdad, éste cómic podría aparecer año tras año en esta lista. A lo largo de su carrera, Stan Sakai ha mantenido un nivel de excelencia en todo lo que hace, y su más famosa creación, con más de 35 años de historias, es el perfecto ejemplo. Tras todo este tiempo quizás lo que más sorprende es que el cómic resulte tan accesible para nuevos lectores. Tras muchos años en Dark Horse, Sakai llevó su creación a IDW, y por primera vez en su historia, las aventuras de Usagi aparecen a color gracias al excelente trabajo de Tom Luth.

Se podría argumentar también que se trata de un cómic adelantado a su época. Pionero de los cómics de autor, Sakai no dudó en publicarlo en blanco y negro y usar animales como protagonistas, algo que hasta hace poco parecía poco recomendable para la popularidad de un cómic. Espero que una nueva serie a color y su futura serie animada basten para que gente que nunca lo haya leído le dé un vistazo a este excelente cómic. No importa cuando lean esto, Usagi Yojimbo es uno de los mejores cómics en el mercado. Si quieren saber más, hace años escribí un poco sobre él.

Something is Killing the Children

James Tynion IV, Werther Dell'edera y Miquel Muerto. (BOOM! Studios)

Imagino que un sector importante de lectores ubican a James Tynion IV sólo por su trabajo para DC Comics, sobre todo en títulos relacionados a Batman pero, en mi no tan humilde opinión, su trabajo en series de su propia creación es muy superior y merecería mayor atención. De hecho, yo me interesé en su trabajo hace unos años gracias a The Woods, que me gustó mucho, pero debo decir que lo que está haciendo con Something Is Killing The Children es lo mejor que le he leído hasta ahora.

Se trata de una historia de horror que funciona en varios niveles. Todo parte con historias de terrores ocultos en la oscuridad, de la clase que se usan para asustar niños, pero en este caso derivan el algo que aterroriza a los habitantes de pueblos apartados de las ciudades, donde se multiplican los casos de niños desaparecidos y la investigación de ese misterio nos lleva a una deliciosa historia de monstruos y cazadores de monstruos, ilustrada por un Werther Dell'edera que por momentos recuerda a Tim Sale pero tiene un estilo propio. Entre esto y Department of Truth, Tynion está pasando un gran momento como autor.

Dragon Hoops

Gene Luen Yang. (First Second)

Poco a poco Gene Luen Yang ha dejado de ser el secreto mejor guardado de los cómics y empieza a convertirse en un nombre familiar para casi cualquier lector. Yo lo conocí hace ya varios años gracias a la excelente American Born Chinese, y desde entonces trato de mantenerme al pendiente de sus nuevos proyectos. Claro que su relación con DC Comics ayudó a darle más visibilidad, pero en 2020 dio un paso más, y la publicación del tomo de Superman Smashes the Klan elevó mucho su perfil de autor imprescindible.

Por si no bastara tener una de las obras más elogiadas del año, Yang la complementó con otra novela gráfica, Dragon Hoops, en la que incursiona en el popular terreno de las memorias al narrar la historia del equipo de basquetbol de la preparatoria en que era maestro de computación. El resultado es una historia poderosa y muy personal que se une al creciente mundo de las novelas gráficas para jóvenes adultos, y tal vez la obra mejor lograda hasta ahora de la brillante carrera de Yang como escritor/dibujante.

Undone by Blood

Lonnie Nadler, Zac Thompson, Sami Kivelä y Jason Wordie. (Aftershock Comics)

En la última década los cómics han sido el escenario perfecto para un revival del neo noir, género de historias criminales que añade toques de otros géneros para dar más profundidad a sus historias, o para dotarlas de una atmósfera distinta a la de relatos similares. En el caso de Undone by Blood, que debutó con una miniserie subtitulada The Shadow of a Wanted Man, escrita por Lonnie Nadler y Zac Thompson, incorpora temas y elementos de western de una forma bastante peculiar.

La historia sigue a Ethel, una adolescente que llega a un pueblo en el desierto de Arizona para vengar la muerte de su familia, sucedida un par de años atrás. A lo largo de la historia se intercalan pasajes de una novela pulp, un western que sigue las aventuras de un pistolero en busca de recuperar a su hijo y acabar con sus rivales. La ejecución de la historia es impecable y su temática recuerda historias como Pulp o That Texas Blood. Sami Kivelä hace equipo con Jason Wordie para ilustrar tanto la historia moderna como la aventura western de forma increíble. Puede que no sea un título que reciba la misma atención que los otros mencionados, pero pronto será una serie de TV y este año aparecerá una segunda miniserie.

Billionaire Island

Mark Russell, Steve Pugh, Chris Chuckry y Rob Steen. (Ahoy Comics)

Desde hace unos años Mark Russell se ha convertido en uno de los grandes satiristas en el medio del cómic. Desde que sorprendiera al mundo en 2016 con su peculiar y divertidísima interpretación de The Flinstones (Los Picapiedra) al lado de Steve Pugh, con cada nuevo proyecto Russell encuentra nuevas formas de desmenuzar diversos aspectos de nuestra sociedad o nuestras vidas cotidianas, y Billionaire Island es otro gran ejemplo de la forma en que utiliza su peculiar sentido del humor para hacernos pensar.

Los hombres más ricos del mundo se han mudado a una isla privada a esperar que se concrete el fin del mundo a causa del calentamiento global que ellos mismos ayudaron a provocar. Un reportero y un ex mercenario desean acabar con ellos, pero están atrapados en la isla y buscan la forma de escapar. Supongo que la principal diferencia entre este cómic y obras anteriores de Russell y Pugh es que la ira que impulsa su historia es palpable en cada página, y el resultado es a la vez hilarante e indignante, pues no sólo se mofa de esos super ricos egoístas, sino del sistema económico que los armó de poder e impunidad y de las sociedades que les permitimos hacerlo.

Ahí tienen, algunos de mis cómics favoritos de editoriales más pequeñas. Menciones honoríficas para Wynd y Karate Prom, y con la aclaración de que todavía no leo algunas historias que tengo muchas ganas de leer, como Resident Alien, o Alienated, además de novelas gráficas como Magic Fish, Chasin’ the Bird: Charlie Parker in California o la adaptación de Slaughterhouse-Five, la legendaria novela de Kurt Vonnegut. ¿Qué cómics de editoriales medianas y pequeñas leyeron en 2020? ¿Hubo algo que les haya gustado de forma especial?

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Comicverso 221: Detective, This one summer y Iron Man

Comicverso 218: Three Jokers, Department of Truth y Sean Connery

Comicverso - Tierra Prima #14