martes, 3 de agosto de 2010

CC: Pasqual Ferry


Muchísimas lunas han pasado desde la última edición de esta columna, pero finalmente puedo darme el tiempo de retomarla... aunque no pueda prometerles regularidad.

Pasqual Ferry es un dibujante español de dilatada trayectoria en el medio estadounidense. Me tocó conocerlo hace una década, aproximadamente, cuando en un impulso me hice de varios números de la Edición de Planeta de Agostini de "Heroes de Alquiler" (Heroes for Hire), escritos por John Ostrander.

Hace una semana compré algunas Novelas Gráficas que encontré en oferta en la tienda TXT! (calle Huérfanos, Stgo. Centro). Además de Celeste Buenaventura, conseguí dos trabajos de Pasqual Ferry: "Crepúsculo" y "Sebastián Gorza", publicados por Editorial Toutain en 1989 y 1991 respectivamente. Los Álbumes corresponden a material publicado originalmente en forma serializada en la revista Zona 84 y que hizo a Ferry acreedor (en el caso de "Crepúsculo"), del Premio al autor Revelación del Saló del Cómic de Barcelona de 1989.

"Crepúsculo" es la historia de Miller, un escritor mediocre que alcanza un moderado éxito cuando se asocia con un oscuro personaje, Woods. Woods es un dibujante con talento para lo macabro, que ha llegado a un particular acuerdo con Miller, éste debe acudir a una habitación de Hotel y en el plazo de una noche escribir una historia inspirada en uno de sus dibujos. A pesar del éxito, Miller se siente reticente a repetir la experiencia, un asesino en serie asola la ciudad de Octubre y los cadáveres de las mujeres asesinadas han sido encontradas en circunstancias idénticas a los paisajes descritos por los dibujos de Woods... lo que verdaderamente atormenta a Miller es que sospecha que él es el asesino de estas mujeres.

Crepúsculo es una revista muy interesante que tal vez se habría beneficiado de uno que otro retoque del guión. Al haber leído una versión compilada en oposición a su origen serializado, la impresión que me deja es que el autor fue cambiando de opinión sobre el desarrollo de la historia a medida que fue avanzando, sin tener la posibilidad de deshacer algunas viñetas que ya estaban publicadas. Habría que clasificar la historia como un thriller sicológico, pero tiene elementos sobrenaturales, de horror, etc, y me dio la impresión de estar fuertemente infuenciada por la estructura narrativa de Watchmen (fue publicada originalmente en 1988).

El dibujo de Ferry es más caricaturesco que se le conoce actualmente. Para mí es poco común ver facciones desproporcionadas en el mercado superheróico estadounidense, pero Ferry es europeo y lógicamente hay aquí una influencia más Europea en la caracterización de los personajes. La historia está publicada en Blanco y Negro con algunas tonalidades de gris, lo que marca una acentuada diferencia con el dibujo limpio y diseñado para retoque computacional que realiza hoy en día Ferry. A pesar de ser un trabajo con el que se dio a conocer, no parece el trabajo de un principiante, muestra bastante soltura para la expresiones faciales, facilidad en la creación de atmósferas, excelente uso de luces y sombras... lo único que no me gustó de esta revista es que se excede en el número de "vueltas de tuerca" necesarias para cerrar la historia, una menos y habría sido una obra digna de destacar y no habría caído en el odioso mote de ser una "excelente Ópera Prima".

"Nociones de Realidad: Sebastián Gorza" es la segunda obra de Ferry y cuenta la historia de Sebastián Gorza, un niño al principio de la Novela, que va experimentando distintos eventos extraños/sobrenaturales/perturbadores a lo largo de su vida, los que sumados a una personalidad obsesiva y nihilista lo conducen por un camino autodestructivo hasta el final de sus días. Las decepciones le quitan años de vida o la vida se agota cuando se pierde el último rastro de infancia... una progresiva pérdida de la inocencia rumbo a la entropía.

Sebastián Gorza se lee como un conjunto de anécdotas sobrenaturales, que bien pueden interpretarse como estaciones/décadas de la vida de Gorza, rumbo hacia su decadencia final. Tal vez esté leyendo aquí más de lo que debiera, pero mi impresión es que algún hecho trascendental ocurrió en la vida de Ferry entre ambas historias (¿tal vez su cumpleaños número 30?), ya que en un álbum parece fascinado lo inexplicable y con la idea de construir una mitología en torno a ese aspecto de la vida de todos: el que no podemos controlar; en tanto que en el segundo parece haber encontrado como respuesta que cualquier misterio que no tenga trascendencia práctica es una pérdida de tiempo. Parece un paso brusco del existencialismo contemplativo hacia un desencanto inducido por algún golpe de realidad.

Sebastián Gorza es una obra más madura y elaborada que Crepúsculo, no deja esa sensación de "collage" tras leerla, sin embargo es menos ambiciosa en cuanto a su estructura e ideas y por lo mismo resulta mucho menos atractiva.

Si les interesa adquirir estas revistas y hace mucho tiempo que no ven una edición de Toutain, entiendo que también es posible conseguir estas historias en el álbum "Octubre", publicado en 2003 por Astiberri Ediciones.

¿Valen la pena estas revistas? desde mi punto de vista sí... tienen valor por sí mismas, son las primeras obras de autor popular y talentoso, y por eso, a quien aprecie el dibujo, le ayudarán a comparar los cambios que veinte años de trabajo producen en la obra de un artista.

¡Ahhh, claro!... 3 revistas por 5 mil pesos tampoco está nada mal.

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com