martes, 28 de junio de 2011

Continuidad y relanzamientos ¿sirven para algo?

Por Alberto Calvo.

Supongo que no hay vuelta de hoja y que el próximo relanzamiento de DC seguirá siendo el tema más discutido en todos los blogs y sitios especializados, así que no me queda más que unirme al clamor general y seguir tocando el tema.

Marvel Comics empezó a hacer algunos anuncios de sus publicaciones para septiembre, pero parecen más concentrados en seguir con su plan de trabajo normal y de momento no se ve nada que se entienda como una respuesta a los planes de DC. Y me parece que es normal y entendible, sobre todo considerando que siguen teniendo el control del mercado, tanto por volumen de unidades como por dinero involucrado. Fear Itself sigue su curso con ventas fuertes y preparan X-Men: Schism con fuertes expectativas, así que de momento no parece haber necesidad alguna de hacer nada hasta no saber exactamente cual será el impacto de las acciones de DC.

En mi columna anterior mencioné que para mi lo más importante al hablar de comics -o de cualquier otro medio narrativo- son las historias. Desde mi personal entendimiento de lo que debe ser el entretenimiento narrativo, existen dos formas básicas de crear historias interesantes y capaces de atrapar la atención del lector/espectador: a) elaborar una trama de manera inteligente y bien planeada, de manera tal que la historia misma sea capaz de mantener el interés de su audiencia, y b) crear personajes interesantes y trabajarlos para crear un lazo entre ellos y la audiencia, creando luego situaciones alrededor de los personajes y dejar que se desarrollen de acuerdo a la personalidad que se les dio, construyendo la historia a partir de los personajes.

Hace años que tengo la impresión de que en DC no hacen ninguna de las dos cosas en la mayoría de sus títulos. La pobre planeación editorial impide que sus escritores se puedan tomar el tiempo de planear sus historias a mediano y largo plazo, de un modo como lo hacen, por ejemplo, Jonathan Hickman, Matt Fraction o Ed Brubaker en Marvel, por poner algunos ejemplos. Lo más cercano a los "Marvel Architects" que tiene DC son Geoff Johns, quien a mi juicio es un escritor sobrevalorado y quien suele apostar más por el lazo afectivo de sus lectores con algunos de los personajes más añejos de la compañía, y Jim Lee, quien es un excelente artista y empresario pero a quien, me parece, suelen cargarle la mano y darle más responsabilidades de las que puede manejar.

La peculiar combinación de un escritor que piensa solo en un público cautivo y una casa editorial con demasiados problemas organizacionales resulta en el caos de continuidad que ha caracterizado a DC desde hace casi tres décadas. La verdad es que me parece una necedad el constante intento de mantener todas sus publicaciones dentro de una continuidad excesivamente cerrada, sobre todo tras haber fallado varias veces al intentar corregirla.

Otras editoriales más pequeñas y con propiedades más jóvenes y manejables dejaron de intentar mantener una continuidad cerrada hace mucho tiempo, optando mejor por permitir que cada equipo creativo trabaje con libertad en sus títulos y manteniendo los crossovers y eventos comunes como la única instancia en que se cuida tan celosamente la continuidad. Image y sus distintos sellos y sub-editoriales y Dark Horse me vienen a la mente.

Marvel tiene un Nueva York repleto de héroes, pero eso no quiere decir que cada vez que hay una amenaza en algún título aparezcan por ahí todos los héroes del vecindario, quienes rara vez se dan por enterados de lo que pasó en otro título a algunas cuadras de donde se encuentran. Y me parece lo más saludable. A estas alturas dudo que haya alguien que siga un Universo completo, así que el intentar hacer que todo cheque entre si me parece un esfuerzo innecesario.

Un ejemplo claro de un título que se ve afectado por estas decisiones es Legion of Superheroes. Las aventuras de ese equipo tienen lugar en el siglo XXX, pero desde su origen mismo han hecho referencias al pasado de DC. Obviamente cada vez que se altera la continuidad del DCU regular, el origen y pasado de la Legión se ve alterado y por tanto es necesario empezar nuevamente de cero. ¿No sería mucho más saludable determinar que la Legión pertenece a un posible futuro del DCU, y dejar que sus autores cuenten buenas historias sin preocuparse por lo que ocurra en otros títulos?

Y ya entrados en esa clase de cuestiones, ¿qué necesidad existe de mezclar a sus personajes mágicos y/o sobrenaturales con sus superhéroes? El Capitán Marvel nunca ha podido encajar de lleno en el DCU. ¿Por qué no liberarlo y permitir que tenga sus aventuras en un mundo donde no se tenga que topar con otros héroes y sus villanos todo el tiempo? Incluso la explicación del multiverso y las tierras paralelas sale sobrando. Simplemente sus aventuras no ocurren en el mismo mundo, punto. Y lo mismo debiera aplicar para los personajes recientemente "recuperados" del sello Vertigo.

El problema de intentar estos inicios de cero que, en primera, no lo son. Pese a ver más de 50 series con un número 1, muy pocas, si acaso alguna, lidiarán con el inicio de las aventuras de sus protagonistas. El solo hecho de que la gran mayoría sean personajes conocidos impide que se pueda tratar de un verdadero borrón y cuenta nueva. Por otro lado, el nivel de coordinación editorial necesario para realizar un relanzamiento así de manera exitosa está muy por arriba del que ha mostrado DC en muchos años, y ya en ocasiones anteriores hemos visto como todo parece empezar bien, solo para descubrir que omitieron algo o a alguien y empiezan nuevamente los problemas.

Esa es la principal razón por la que me muestro escéptico ante la movida de DC. Globalmente no creo que sus probabilidades de éxito sean buenas, pero la verdad es que tampoco se trata de algo que me preocupe demasiado. Sus decisiones editoriales y creativas en años recientes me han alejado de la compañía, y actualmente solo leo un título enraizado en el DCU. La mayoría de sus anuncios para el relanzamiento fallaron en atraer mi atención, aunque hay un puñado de títulos que por la combinación de autores y personajes me parecen intrigantes. Solo puedo esperar que la interferencia editorial sea mínima y se permita a esos y a otros equipos creativos hacer su trabajo: contar historias. Si se los permiten y las historias son buenas, los lectores vendrán.

Y al diablo con la continuidad.

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com