lunes, 18 de junio de 2012

CC: Jim Henson's Tale of Sand



Jim Henson's Tale of Sand es una Novela Gráfica ilustrada por el Canadiense Ramón Pérez adaptando un guión cinematográfico escrito por Jim Henson y Jerry Juhl.

Jim Henson es el creador de los Muppets y aparte de los famosos títeres dirigió algunos cortos y películas como Time Piece y The Drak Crystal, en tanto que Jerry Juhl partió como titiritero de la compañía de Henson y luego comenzó a trabajar como guionista para distintos proyectos de la empresa. La Editorial Archaia tiene una relación establecida con la empresa de Jim Henson y en la búsqueda de nuevos proyectos para desarrollar, encontraron un guión de 1974 jamás filmado: Tale of Sand, encargándosele a Ramón Pérez la tarea de adaptar el material al formato de historieta.

Ramón Pérez es un artista que recién está empezando a sonar con fuerza en el mercado estadounidense gracias a que este trabajo recibió cinco nominaciones a los premios Eisner 2012, actualmente Marvel está publicando la miniserie John Carter: Gods of Mars escrita por Sam Humphries e ilustrada por él y con anterioridad había tenido la posibilidad de ver algunas ilustraciones suyas en el Blog Comic Twart.


Tale of Sand es una "dramedia" surrealista, según nos explica la intoducción del libro, donde la mayor parte de la película habría sido filmada en el desierto del suroeste de Estados Unidos, contrastando los vastos paisajes con situaciones incongruentes, acompañado de efectos de sonido levemente exagerados.

Mac es el protagonista de la historia, una persona promedio que llega a un pueblo en el desierto, donde es recibido como héroe, con fiesta, bailes y música y es informado de que debe utilizar un mapa para llegar desde el pueblo hasta Eagle Mountain. Tras entregarle una mochila con implementos, las llaves de la ciudad y un collar de flores, lo animan a cruzar la línea de partida garantizándole que tendrá al menos 10 minutos de ventaja...

Y ese es prácticamente todo el argumento de la historia, pero no me malinterpreten, no se trata de una crítica. Algo que deben tener muy claro si van a leer Tale of Sand es que se trata de una narración atípica, una secuencia de sueño donde el personaje se adapta sorprendentemente rápido a escenas que son delirantes, surrealistas y hasta caricaturescas. Pasa por secuencias propias de una película de David Lynch y otras que parecen una animación de Chuck Jones.

Dado que parte importante de la historia es el paisaje del desierto, Pérez utiliza un diseño de página de pantalla ancha para comunicar la magnitud del escenario y dispone las viñetas de extremo a extremo e incluso varía el orden natural de lectura (algunas viñetas se leen de derecha a izquierda), para guiar la vista dentro de un paisaje donde los personajes "se mueven" mientras avanza la narración, entre otros trucos narrativos.

El dibujo de Pérez, que ver en las fotografías que acompañan este artículo, así como en la galería que publico al final del texto, me parece muy atractivo. Es un trazo limpio de aspecto un tanto caricaturesco, que tiene alguna similitud con otros autores candienses como Cameron Stewart (que entinta algunas páginas de la historia) o Karl Kerschl, sin que se pierda nunca la idea de que los protagonistas, aunque en situaciones extrañas e irreales, son personas y se rigen por las reglas físicas del mundo real.

No quiero describir la historia porque no conseguiría mucho... tratándose de una obra surrealista, la idea es que uno reflexione sobre la historia y describir la trama, que es básicamente la de una persecución a campo traviesa por el desierto, no va a ayudar mucho. En la palabras finales del tomo Lisa Henson, hija de Jim Henson, señala:
"Más de cuarenta años atrás, mi padre y Jerry Juhl iniciaron el proceso creativo del libro que ahora sostienen en sus manos. Tale of Sand es una extensión de los temas, narrativa y estilo del corto Time Piece de Jim Henson, y le habla a una amplia audiencia sobre muchos de los sentimientos subyacentes que mi padre estaba experimentando como artista joven al comienzo de su carrera."
Es decir, hay ideas y sentimientos expresados en la narración que es necesario interpretar y dado que se trata de un ejercicio sumamente agradable para la vista y la mente, se los dejo a ustedes.

El color corre por cuenta de Ian Herring con aportes del mismo Ramón Pérez, Jordie Bellaire y Kalman Andrasofszky y es... bastante peculiar. Al tratarse de distintas secuencias dentro de una narración surrealista, el color juega un papel importante a la hora de enmarcar el tono emocional de las mismas, dándoles el peso dramático que corresponda. Un recurso que me gustó mucho, fue el uso del rojo para destacar las viñetas donde el protagonista corre peligro.

Dentro de las viñetas Ramón Pérez incorpora algunos fragmentos del guión de la película, lo que me pareció un excelente detalle, no sólo permite hacerse una idea del proceso de adaptación al lenguaje de historieta, sino que acentúa el tono surrealista de la historia. También me gustó el rotulado de la revista, donde aparte del detalle de que Deron Bennett haya desarrollado una fuente basada en la letra manuscrita de Jim Henson, la saturación de texto o la falta de él se usan con muy buenos resultados narrativos.

El diseño del tomo es impecable, el tamaño es superior al de un cómic normal (21 x 29 cm, en lugar de los habituales 17 x 26 cm), con tapas muy firmes y el cuidado detalle de que las puntas sean romas. El papel utilizado da la impresión de ser una cartulina de bajo gramaje y nula reflectancia, por lo que pueden leer la revista bajo una luz fuerte (o tomarle fotos con Flash), sin que brille la superficie y eso me gustó muchísimo ya que el excesivo brillo es algo que me desagrada del papel que se utiliza actualmente en la impresión de cómics. El encuadernado está cosido sobre una cinta que no está adherida al lomo en cuadernillos de 16 caras (4 pliegos), por lo que uno puede abrir el tomo en cualquier página y extenderlo sin experimentar dificultad alguna para la lectura y/o contemplación de las imágenes, incluyéndose además un marcador de página que consiste en una cinta elástica que se puede extender sujetando las páginas que aún no se han leído... sólo en el aspecto puramente técnico, el libro ya es un verdadero placer.

Tale of Sand es una obra donde se nota el amor de los autores por el material. Se nota la pasión de los escritores por la construccion de la historia y el tremendo cariño con el cual Ramón Pérez aborda la difícil tarea de adaptarla a un medio distinto de aquél para la cual fue concebida. Pérez tiene un enorme arsenal de trucos narrativos, gran claridad de trazo y de diseño de página. Hay muchísimo tiempo invertido en la concepción, elaboración y concreción de las secuencias, así como en la ambientación y paisajismo.

El trabajo de Pérez eleva a Tale of Sand muy por sobre la media del género y lo pone en un lugar destacado dentro del escenario de artistas emergentes... ciertamente se trata de una experiencia visual y narrativa emocionante y difícil de olvidar. Una vez que terminen de leer la revista van a tener una sonrisa en la cara y probablemente quieran darle un nuevo vistazo antes de que pase mucho tiempo, algo que sin duda es un gran elogio para cualquier obra de arte. Absolutamente recomendada.















Si les interesa adquirir Tale of Sand pueden hacerlo en estas direcciones, según sea su conveniencia:
La edición de tapa Blanda aún no ha sido anunciada en el Previews, de modo que desconozco sus características técnicas, el precio de Amazon tiene un descuento muy importante (47%), y en caso de que puedan importar desde Book Depository, recuerden que el sitio no cobra gastos de envío. Si tienen conocimiento de una edición en español, háganmelo saber, aunque incluso si no saben inglés no debieran tener mayores problemas para seguir la historia que tiene muy pocos diálogos.

Me despido dejándoles el corto Time Piece de Jim Henson... que lo disfruten:


Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com