martes, 25 de mayo de 2010

Una extraña cadena de eventos

Uno pensaría que luego de 18 años leyendo cómics pocas cosas podrían sorprenderte, pero nada más lejos de la realidad.

Creo que en más de una oportunidad he expresado mi sorpresa y absoluta falta de interés por la decisión de DC de darle tiempo en pantalla a Magog. Si hay algo que me ha sorprendido de la serie es el hecho que haya sobrevivido por tanto tiempo pese a que jamás tuvo un nivel de ventas aceptables. Es cosa de ver que su número debut vendió apenas unas 22 mil copias, lo que es una sentencia de muerte para cualquier colección mainstream.

Ayer apareció una entrevista a Scott Kolins en la que cuenta que había planificado una historia de 5 partes para la serie al asumir el mando de la colección (como escritor/dibujante). Soy parcial hacia Kolins y en contra de Magog, pero viendo la trayectoria de la revista se hace difícil entender que le ofrecieran la colección y luego decidieran cancelarla... los elementos para tomar la decisión de liquidar la serie estaban hace tiempo, las ventas nunca dieron un giro hacia los números azules, pero ya tomada la decisión de darle a Kolins el mando de Magog para que entrene sus músculos creativos... ¿no habría sido mejor sostenerla un poquito más?

Repasemos:
  • Aunque nadie lo pedía, DC decidió incorporar a Magog al DCU. Lo hizo a través de un arco argumental de la JSA de Johns y Alex Ross.
  • DC reforzó el posicionamiento del personaje dándole el liderazgo de una de las series de la JSA y colección propia... nuevamente, nadie lo pedía.
  • La serie quedó a cargo de un equipo creativo bastante respetable: Keith Giffen y Howard Porter. No me gusta el trabajo de Porter ("no gustar" es un eufemismo), pero es un dibujante destacado, y a poco andar de la serie, DC decidió sacarlo y ubicarlo en otro proyecto, por lo que le quitó el piso a una colección que partió tambaleándose.
  • Cuando todo indicaba que era hora de apagar la luz (el número 6 ya vendía 8.500 ejemplares), DC decide darle un golpe de timón a Magog y entregarle la revista a Scott Kolins, quien lleva algunos proyectos como Escritor/dibujante, y se nota que en el desarrollo de dicho aspecto está siendo apoyado por DC.
  • Dos números después DC decide cancelar la serie.
Hay una buena dosis de valentía, seguida de tozudez editorial. Apostar por una serie que no muestra indicios de atraer a los lectores es valiente, pero al igual que en el caso de los comics del Red Circle, desde su lanzamiento era posible ver que no había interés por el producto y que por lo tanto lo mejor era cortar las pérdidas y replantear la estrategia. La tozudez pasa por el afán de mantenerlas vivas con la idea de revertir la tendencia a la baja, algo que puede conseguirse con series que reciben aclamación de la crítica y tienen una base de lectores dedicados y fieles, cómics de culto, pero no con cualquier revista.

En definitiva es una pena que Kolins haya visto abortado su proyecto, pero es bueno que DC le de oportunidades de desarrollar sus músculos de escritor, y que haya sentido suficiente culpa como para permitirle terminar su historia en un especial de la JSA que seguramente atraerá muchos más lectores que los que tendrá el cierrre de la colección de Magog... aún así todo el cuento resulta bastante incomprensible.


Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com

2 comentarios :

  1. Buen artículo; no estaba al tanto de la noticia pero sin embargo me sigue llamando la atención cada vez que la DC hace cosas como éstas.

    Es cierto que no es fácil lanzar títulos nuevos en el mercado actual, pero llama la atención que la DC genere tantos títulos que uno sabe desde un principio que no van a vender bien (Red Circle, Great Ten, Warlord, etc.). (La Marvel parece concentrarse más en mini-series, lo que parece más razonable.)

    Parece ser un intento de mantener la participación de mercado a toda costa, sin pensar en el efecto de largo plazo: cada título nuevo que falla le transmite a las tiendas de comics (los verdaderos clientes de la DC en lo que se refiere a revistas) una menor confianza en los futuros lanzamientos nuevos de la DC.

    ¿Kolins tiene exclusividad con DC? Si es así, eso significaría que la DC tiene una obligación contractual de darle una cantidad mínima de trabajo, lo que explicaría que lo asignen a cosas como éstas y el futuro especial JSA/Magog.

    ResponderEliminar
  2. Sí, entiendo que Scott Kolins tiene contrato de exclusividad con DC, pero como es habitual... las cláusulas del contrato no fueron reveladas, de hecho, desconozco la extensión del contrato.

    Actualmente no pareciera haber un proyecto estable para Kolins, después de reunirse con Johns para Blackest Night: The Flash y que se abortara el complemento de Wally West para la serie de Flash (uno de los que creo que sí habría funcionado), estuvo en Superman/Batman, luego Magog y de acuerdo a lo que señalaba a entrevista, se va a integrar al equipo creativo de DC Universe Legacies, dibujando un par de páginas de cada número.

    Habrá que ver qué le asignan después... a mi me gustaría verlo en una serie regular como la JSA, ciertamente no extrañaría a Jesús Merino.

    ResponderEliminar

No es necesario estar inscrito en Blogger, para publicar comentarios.
Por favor, deja tu nombre o apodo y suscríbete a la notificación de llegada de nuevos mensajes.

Puedes utilizar algunos códigos HTML (elimina los espacios blancos posteriores al símbolo "<"):

- < b>Negrita< /b>
- < i>Cursiva< /i>
- < a href="http://www.tupagina.com">Hipervínculo< /a>