viernes, 6 de mayo de 2011

RC: Past Lies



Por Alberto Calvo

En Recomendaciones de la Comicteca nos gusta sugerir historias completas, ya sea que hayan sido publicadas como miniseries o directamente en un solo tomo, a manera de novela gráfica. Una de las editoriales que más se caracteriza por preferir esos dos formatos para sus publicaciones es Oni Press, y esa es una de las razones por las que les dedicamos espacio con cierta frecuencia. En esta ocasión nuestra recomendación es:
Past Lies
Historia: Christina Weir y Nunzio DeFilippis
Arte: Christopher Mitten

Editorial: Oni Press
Formato: Novela Gráfica de 160 páginas en blanco y negro con tonos de gris, 14 x 19 cms.


Fecha de publicación: Abril de 2006

Amy Devlin es una joven investigadora privada, y a pesar de que en su corta carrera ha tenido oportunidad de trabajar en casos bastante peculiares, no puede dejar de sorprenderse cundo Tim Gilbraight, un joven actor cuya carrera está a punto de despegar, le pide que investigue un asesinato, con la peculiaridad de que la víctima es él mismo, pero hace 25 años.

En 1980, el magnate de la aviación Trevor Schalk, con la asistencia de su psicoterapeuta, creyó haber encontrado la fórmula de la inmortalidad. Una sugestión post-hipnótica despertaría sus recuerdos cuando su reencarnación cumpliese veinticinco años, permitiendo así al excentrico multimillonario retomar su vida.

Ahora, veinticinco años después de que Schalk fuese asesinado bajo circunstancias misteriosas en su propia mansión, todo indica que Tim está empezando a recordar su vida pasada. El asesinato de Schalk nunca se resolvió, por lo cual es prácticamente una leyenda entre policías y detectives.

Amy no está del todo convencida de que realmente tenga entre manos un caso de reencarnación y memorias de vidas pasadas, pero aún si lo que está investigando son en realidad mentiras o alucinaciones de Tim, la posibilidad de trabajar en, y quizá incluso resolver uno de los casos inconclusos más famosos de la historia de Los Angeles resulta demasiada tentación y Amy acepta el caso.

Cuando sus pesquisas y cuestionamientos empiezan a desatar una serie de homicidios entre gente cercana a Schalk, Amy se da cuenta de que probablemente se metió en algo mucho más complicado y peligroso de lo que había anticipado.

Si les gustan las historias de suspenso y/o detectives, Past Lies seguramente les resultará una sorpresa bastante agradable. El personaje central, Amy Devlin, resulta bastante agradable e interesante, y el hecho de que la historia vaya revelando poco a poco que ella también tiene algunos secretos del pasado solo ayuda a que uno se involucre más con la historia.

El estilo narrativo de Weir y DeFilippis es bastante ágil y claro. Para ellos es importante dejar en claro que la historia tiene lugar en el presente y en el mundo real, así que no cometen el error, bastante común, por cierto, de tratar de emular una atmósfera noir para la historia, ni intentan vender el mundo de los detectives privados como la vida glamorosa y romántica que fuese tan popular en el género en décadas pasadas. Evidentemente la pareja de escritores está consciente de que el éxito de esta clase de historias depende casi tanto del desarrollo de su protagonista como de su habilidad para desarrollar los misterios que investiga, y hacen un gran trabajo dándole vida y personalidad a Amy.

Weir y DeFilippis son una pareja de escritores que comenzaron a hacerse de nombre y reputación durante la década pasada, principalmente gracias a su trabajo en diferentes miniseries y novelas gráficas publicadas por Oni Press, de las cuales Past Lies representó su segunda colaboración con Christopher Mitten, ilustrador con quien ya habían trabajado en The Tomb. Además de haber trabajado desde entonces en varios títulos tanto para Marvel y DC como para otras editoriales pequeñas, la pareja también ha hecho trabajo para televisión, contribuyendo con algunos episodios de Kim Possible para Disney y como parte del equipo de escritores de Arli$$, para HBO.

El dibujo de Mitten es limpio y muy agradable a la vista. Su narrativa es bastante clara y su diseño de página permite que incluso cuando no está ilustrando secuencias de acción el resultado sea visualmente atractivo. En años recientes Mitten ganó mayor notoriedad gracias a su colaboración con Anthony Johnston en la serie Wasteland, también publicada por Oni Press.

Hace algunos meses apareció una re-edición en pasta dura de Past Lies, que sirvió como preámbulo a la aparición de All Saints Day, la secuela a esta historia y para la cual Weir y DeFilippis contaron con la colaboración de Dove McHarque como encargada de la parte gráfica de la historia. Aún no he podido leerla, pero si lo amerita, seguramente será objeto de una futura entrega de Recomendaciones de la Comicteca.

Como de costumbre, les recordamos que estamos abiertos a sus recomendaciones y sugerencias para títulos que quisieran ver comentados aquí o en cualquier otro espacio de Comicverso.


Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com