viernes, 20 de julio de 2012

Reseña: Captain Marvel #1

por Esteban Pedreros

Captain Marvel #1 - Portada de
McGuinness, Vines y Rodríguez.
Escritora: Kelly Sue DeConnick
Artista: Dexter Soy.

Rótulista: VC's Joe Caramagna.

Editores: Stephen Wacker, Sana Amanat (Asociado) y Ellie Pyle (Asistente).
Editorial: Marvel Comics.

Portadas: Ed McGuinness, Dexter Vines y Javier Rodríguez; Adi Granov; Paolo Rivera..

Traje de Captain Marvel diseñado por: Jamie McKelvie

Fecha de Publicación: 18 de Julio de 2012.

Quiere empezar esta reseña aclarando que conozco muy superficialmente al personaje de Miss Marvel/Warbird/Captain Marvel, que para mi es una supermodelo rubia en traje de baño y que a pesar de conocer el nombre de los integrantes del equipo creativo, no recuerdo haber leído cómics escritos por Kelly Sue DeConnick, ni estaba familiarizado con el dibujo de Dexter Soy...

Carol Danvers, también conocida como Miss Marvel en esta punto de la historia, es una importante integrante de los Avengers que a pesar de los años que lleva junto al equipo aún no es reconocida al nivel que ameritan sus logros. Tras una batalla junto al Captain America contra el Absorbing Man, la situación hace crisis cuando debido al cambio de traje la prensa le pregunta Rogers quién es la persona que lo asistió en el combate y Carol es impulsada por el líder de los Avengers a asumir el manto del Captain Marvel y dejar de lado el ser identificada como una ayudante o un derivado de, sino como una heroína por derecho propio, tomando el manto de Captain Marvel.

A pesar de que no me gustó esta revista, no puedo decir realmente que sea mala. El problema que tengo con ella pasa por el hecho de que se siente como un panfleto para reafirmar la valía de personaje protagónico, lo que lamentablemente recuerda mucho aquellas ocasiones en que el profesor reta a los alumnos que están en la sala porque sus compañeros no asistieron a clases.

Stephen Wacker deja claro en la página que a futuro contendrá el correo de los lectores, que el propósito de Marvel con el cambio de traje y nombre del personaje, es potenciarla como una heroína importante de su universo 616 y darle valía más allá de que Frank Cho pueda dibujarla como modelo de Sports Illustrated en la portada de algún cómic.

Con esta Agenda detrás, se seleccionó a Kelly Sue DeConnick como escritora, quien además de ser mujer, tiene con Carol Danvers el rasgo común de desempeñarse en un medio dominado por hombres (como lamentablemente suelen ser varios otros). KSD escribe a Captain Marvel como una mujer que pasa por un momento de introspección y que reflexiona sobre las metas que tenía en la vida antes de convertirse en superhéroe y las heroínas que la inspiraron. Destaca aquí el uso de un personaje llamado Helen Cobb, que es una referencia a Jerrie Cobb (cuya madre se llamaba Helena), una piloto que en la década de los '60s se sometió voluntariamente junto a un grupo de pilotos mujeres a una serie de pruebas destinadas a demostrar que estaban la par física, mental y de entrenamiento de los pilotos seleccionados para formar parte del programa espacial de Estados Unidos, dirigido por la NASA, un grupo de mujeres pioneras conocido como Mercury 13.

Si bien este paseo histórico es reivindicativo de la historia de la mujer y su rol en la sociedad, para mi se sintió como un largo sermón donde se cuestiona los estereotipos de la mujer como objeto sexual y su cosificación como herramienta para desvalorizarla. Todo ello está dentro de las cosas que puedo discutir en una conversación seria o más bien, que puedo cuestionar dentro de la estructura de la sociedad, pero estoy lejos de querer involucrarme activamente en su discusión. Al igual como me pasó al leer el Aquaman de Johns, creo que éste es el tipo de cosas que es mejor obviar... es mejor cambiar el traje y el nombre de batalla de Carol Danvers y escribir una serie que la muestre como un personaje complejo, heróico, interesante, capaz, etc. que decir "No soy un objeto sexual, fíjense en el peso de mis ideas", mi percepción es que resulta más eficaz predicar con el ejemplo, haciendo que el discurso llegue a través de la historia, antes que incorporarlo de manera tan palpable que sea difícil no ponerlo por encima del resto de los méritos de la revista. Es como gritarle a alguien "No mires la mesa que está junto a la ventana", de pronto la idea se hace omnipresente y es lo único en lo que piensas.

Fuera de ese discurso, que supongo que a algunos(as) les interesará, a otros (as) no y a otros tantos simplemente lo pasará por alto. El desarrollo de la historia se hace lento y está lleno de pequeños detalles que la verdad es que no revelan mucho del personaje, ni entretienen. Me habría gustado que DeConnick explicara quién es Tracy Burke y por qué tiene cáncer, antes que gastar una página mostrando que la cafetera de Tracy Burke está descompuesta y que Carol puede usar sus poderes para preparar café. Prefiero saber más del personaje en la revista antes que buscar datos en Google y descubrir que es un personaje que ni siquiera tiene entrada en Wikipedia y que aparentemente ha tenido cerca de 13 apariciones desde que fuera creada en 1977.

El dibujo de Dexter Soy no me gustó para nada. El tipo se hace cargo de la totalidad de la faz gráfica de la revista, y creo que su trabajo es bastante inconsistente y poco atractivo, para el número #5 de la serie está anunciada la aparición de Emma Ríos como dibujante y creo que sería bueno que se hiciera cargo de la revista en forma definitiva. Al no conocer el trabajo de Soy, el contraste con la portada de Ed McGuinness resultó muy fuerte, porque es un dibujante que se nota un tanto verde, sus rostros son bastante inconsistentes, la postura de sus figuras algo incómoda, tiene un rango de expresiones muy limitado y su narrativa es poco clara (todo esto "en mi opinión", claro está), especialmente en la única parte en que importa, que es la secuencia de pelea contra el Absorbing Man al principio de la revista. El dibujo me recuerda lejanamente el trabajo de Howard Porter cuando hacía el arte completo en series como The Trials of Shazam! y eso, viniendo de mi, está muy lejos de ser un halago (detesto a Porter).




Creo que esta serie va a tener una recepción bastante esquizofrénica, con reseñas que la amen y otras que seguramente la van a odiar. Creo que su principal falla es que tratándose de una serie de superhéroes, se hace un tanto tediosa la lectura (y sólo son 22 páginas), pero creo que una vez que pasemos del arco argumental inicial que parece ser el de establecimiento del tono de la serie y personalidad del personaje, debiera hacerse bastante más atractiva. No la recomiendo... por ahora.

Calificación:

Deja tus comentarios o escríbenos directamente a comicverso@gmail.com